Sigue a Xataka Foto

Lomo LC-WIDE

Si lleváis algún tiempo intersados por la lomografía seguro que conocéis la Lomo LC-A, la cámara que lo inició todo hace ya 25 años, y que aún es ampliamente utilizada por los lomógrafos del mundo entero, especialmente en su versión actualizada LC-A+. Con un 32mm f/2.8, unos mínimos controles manuales, y el gran lujo de un modo de prioridad a la apertura con exposímetro, se ha ido convirtiendo en una cámara de culto.

Hoy, después de bastante expectación, ha sido presentada su siguiente encarnación, la Lomo LC-Wide, con un interesante gran angular Minigon 17mm F/4.5, que promete conseguir los mismos niveles de viñeteo, saturación y contraste que llevan años siendo marca de la casa.

Después de haber tenido la enorme suerte de ver a Pasquale Caprile probarla en vivo y en directo (en breve os contaré dónde y cuándo), tengo que decir que esta nueva focal me parece perfecta para el espíritu del movimiento: con un ángulo de visión más grande, enfoque más cercano (40cm) y más profundidad de campo, es aún más fácil conseguir buenos encuadres y robados divertidos y desenfadados, sin pensar demasiado en técnicas y parámetros.

Pasquale LC-WidePasquale Caprile, cazando fotos en Sevilla con su Lomo LC-Wide
Foto: Javier Prieto, tomada con una Diana Mini

Como curiosidad, y al igual que otras cámaras lomográficas, nos permite alternar entre tres formatos, desde el completo (34X24) hasta uno panorámico de mitad de tamaño (17×24), pasando por el clásico formato cuadrado.

Si os ha tentado la posibilidad de sacar algún carrete con ella, echadle un buen vistazo a las imágenes del análisis de Pasquale, y preparaos para desembolsar los 349 euros por la nueva joya de la corona del mundo lomero. Eso sí, tened cuidado cuando hagáis el pase de fotos, no vaya ser que salga cierto editor de este blog.

¿Merece la pena ese precio, cuando es muy similar al de algunas compactas de gama alta, reflex de gama baja, o incluso a la combinación de la LC-A+ con el adaptador angular? Sólo vosotros podéis decidirlo, aunque dentro de poco tendréis más puntos de vista sobre este movimiento en su conjunto.

Al menos, al comprarla os darán tres baterías no recargables, dos tarjetas de memoria de 36 disparos convenientemente enlatadas, y dos libros de fotografía en tapa dura: ¡Pocas cámaras digitales pueden decir lo mismo!

Web española | Microsite en Lomospain | Tienda online
Más información | Análisis de Pasquale Caprile

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

39 comentarios