Sigue a

Gary Fong

Nikon parece que acaba de patentar una idea de esas que, si lo ponemos en el contexto del mundo de la electrónica moderna, parece difícil entender que a nadie se le hubiera ocurrido antes. Cierto es que hay que pensar que a la hora de patentar una idea hace falta justificar muchas más cosas que la propia idea en sí.

La idea que nos presenta Nikon en esta ocasión es la combinación de objetivo, contraseña y cuerpo. Me explico, cada objetivo lleva asociado un número de serie (como los cuerpos) que los hace únicos. Esto no es solamente por motivos de producción y control de calidad de la misma sino por motivos de seguridad frente a un posible robo. Dado que los objetivos actuales suelen contar con un chip electrónico que proporciona información sobre parámetros como la exposición o el enfoque ¿porqué no proporcionar un código a la cámara que permita combinarlo con una clave y usarlo?

En principio, parece que se trataría de una clave preseleccionada aunque no sé muy bien qué quieren decir con esto. Lo más lógico es que de alguna forma recibiésemos la clave al comprar nuestro objetivo y la introdujéramos a través del menú de la cámara para poder desbloquear el uso de ese objetivo. De esa forma ése objetivo solamente funcionaría en nuestra cámara o en aquellas en las que se introdujera la correspondiente contraseña. Me parece que la cosa irá más por ahí. De ser ahí, podría ser una idea que podría frenar el robo de este material ya que sin la clave no serviría de nada y su posible hackeo requeriría de conocimientos técnicos bastante avanzados. Pero todo esto son hipótesis sobre algo que aún no está desarrollado. Tal vez dentro de unos años lo veremos.

Vía | Nikon Rumors
Fotografía de portada | Gary Fong

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios