Sigue a

Patente Samsung

¿Cómo conseguir desenfoques con cámaras compactas? No es fácil: si recordáis, la profundidad de campo es menor cuanto mayor sea el sensor, de manera que en una cámara pequeña tendremos muchos planos enfocados, y no será fácil aislar al sujeto del fondo.

Si no tenemos más remedio que hacer retratos con una cámara de bolsillo, una de las maneras de intentar esquivar este problema es simulando el desenfoque en postproceso, seleccionando el fondo a mano y aplicando algún tipo de filtro. Además de los integrados con programas como Photoshop, encontramos en el mercado otros especializados como Alien Skin’s Bokeh o Focalpoint.

El problema de este tratamiento es tener una buena máscara que obvie el primer plano y seleccione el fondo, y ahí es donde entra la nueva patente de Samsung, que se basa en utilizar la información de un segundo objetivo, de manera similar a como lo hacen las cámara 3D existentes en el mercado.

La diferencia es que esta segunda óptica sólo se utiliza para obtener datos de profundidad, y por tanto puede tener un menor nivel de resolución o calidad.

Patente Samsung

Con esta información sobre la profundidad de cada elemento, nuestro software trabajará mucho mejor, ya que la selección de objetos será perfecta. El resultado, de todas formas, seguirá siendo igual de bueno o de malo que el que podía conseguir cualquier experto con un poco de maña: simplemente, hemos simplificado la creación de máscaras.

Yo diría que para este viaje no hacen falta tantas alforjas: Con la popularización de las compactas digitales hemos elevado el bokeh a las alturas, hasta el punto en que se consideren más “profesionales” algunas fotografías de enfoque crítico, simplemente porque las cámaras baratas no puedan hacerlo, independientemente de su mérito artístico.

Por más que metamos tecnología por detrás, la óptica es la óptica y la profundidad de campo va a ser la misma, y todo lo demás siguen siendo retoques a posteriori, y no merece la pena complicar (y encarecer) el diseño para ayudar a trabajar a un filtro.

En todo caso, diría que puede ser un plus para futuras cámaras 3D que ya incorporen sus dos lentes independientes, a través de un nuevo tipo de “filtro artístico” que emborrone las partes no deseadas de la imagen. Al menos, en ese caso, ya habremos pagado por el hardware necesario.

Vía | Photographybay

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

22 comentarios