Sigue a Xataka Foto

Panasonic LUMIX GH3, análisis

Panasonic nos ha cedido para nuestro análisis la Panasonic LUMIX GH3, un modelo que se presenta con un nuevo diseño en el cuerpo – ofreciendo muy buenas sensaciones – y con un sensor Live MOS de 16 Megapíxeles combinado con un nuevo filtro de paso bajo y uno de los autofocus más rápidos del mercado. Un rediseño, que, en seguida, veremos qué es lo que ofrece.

Este modelo pretende ser uno de los buques insignia de la marca, siguiendo el estándar micro cuatro tercios y pretendiendo ser el modelo más versátil de la gama. Un modelo, más que aceptable para ser una perfecta cámara en casi cualquier tipo de situaciones.

Como siempre, antes de comenzar nuestro análisis, repasemos las características principales de este modelo, entre las que podemos encontrar las siguientes:

  • Sensor de imagen LIVE MOS, de 16.05 Megapíxeles, de 17,3 × 13mm y sistema de limpieza.
  • Tipo Micro Cuatro Tercios (factor de multiplicación x2).
  • Sistema de autofocus con 23 puntos de enfoque.
  • Rango ISO entre 125 y 25600.
  • Disparo en ráfaga de hasta 20fps en formato JPG básico (2.336 × 1.752 pixels), 6fps en caso contrario.
  • Grabación de vídeo en Full HD 60p/50p video a 30p/25p en formatos MOV (h.264), MP4 y AVCHD.
  • Visor electrónico con cobertura del 100% de 1.744.000 pixels.
  • Pantalla de tres pulgadas y 614.000 pixels.
  • Conexiones WiFi, miniHDMI, USB, salida de micrófono de 3.5mm y batería de 1860 mAh.

Ergonomía y Diseño

La primera sensación que uno recibe nada más coger esta cámara es muy bueno. Por construcción y diseño cualquiera podría pensar que estamos ante una réflex, pues su diseño apenas se diferencia de las líneas tradicinales que han caracterizado este tipo de cámaras en los últimos tiempos.

Panasonic LUMIX GH3, análisis

Presenta un grip de goma que, al tiempo que es suave, permite un agarre magnífico de la cámara permitiendo que éste sea muy estable, sin deslizamiento alguno. Por tanto, es un acierto de nuevo en esta gama GH de Panasonic. Además, aunque no lo hemos probado, el conjunto puede completarse con una empuñadura vertical para rematar un equipo realmente estable lo cual dado que esta cámara también se presenta con cierto interés para el mundo del vídeo, este dato resulta realmente interesante. El peso que tenemos, entre manos, es de algo más de medio kilo lo cual nos da idea de que realmente no es ligera pero sí, repetir, que es muy estable.

Además nos encontramos con un cuerpo sellado contra polvo y salpicaduras que está muy bien rematado, lo cual unido a sus resistentes materiales hace que sea una cámara perfecta como “todoterreno”.
Panasonic LUMIX GH3, análisis
Siguiendo con el diseño, nos encontramos muchos más botones que su predecesora, la GH2, y, también, mejor dispuestos. Muchos de los controles son configurables. Otro detalle interesante es la mejora de la pantalla que, además, es capacitiva aunque podemos usar los controles también para desplzarnos por los menús. Aspecto, este último, realmente interesante pues nos encontramos con multitud de opciones para configurar prácticamente todo.

Panasonic LUMIX GH3, análisis
En cuanto a vídeo, esta GH3 ofrece detalles muy interesantes, además de buena calidad de grabación como es la salida de auriculares para monitorizar el audio mientras estamos grabando. Estos detalles, unidos, aunque no sea de diseño, a la incorporación de un nuevo códec de vídeo muy mejorado, la hacen una opción más que interesante para los amantes del vídeo.

El kit se presenta con un contundente zoom 14-140 mm f4-5.8 que le acompaña de serie, aunque hay algunas opciones más.

Calidad

En cuanto a calidad de imagen encontramos que los JPEGs aunque son bastante buenos y con detalle quedan algo lejos cuando abrimos el fichero RAW y obtenemos el control de la imagen. Ciertamente, merece la pena trabajar con ellos salvo que por circunstancias necesitemos esos 20fps en el modo de ráfaga.

Panasonic LUMIX GH3, análisis

Eso sí, la respuesta de color de los JPEGs es algo baja pues presenta colores poco saturados (aún en el modo vivid que es el que usamos), lo que hará que tengamos que pasarlo por nuestro programa de edición preferido en casi cualquier caso para aplicarle mejoras en la saturación de color.

Panasonic LUMIX GH3, análisis

Dicho control de saturación resulta mucho más correcto con escenas en las que nos encontremos gran cantidad de luz como las que pueden corresponder a los días de verano, pero en cuanto tengamos menos intensidad de luz el problema aparecerá.

Esta cámara presenta unos niveles de ruido y de detalle muy aceptables hasta el valor estándar de 1600, encontrándonos ya unos resultados poco “usables” a partir de 6400 de ISO. En realidad, lo que podíamos esperar.

Panasonic LUMIX GH3, análisis

Rendimiento

La presencia de los tres diales de control le dan un aspecto más profesional. Pero no solamente eso, permiten mejorar mucho el rendimiento de la cámara pues la forma de trabajar se acelera bastante si lo comparamos con la GH2. Detalles cómo éste, diferencian bastante ambos modelos y permiten un uso más profesional de la GH3 que de la GH2. Otro detalle es el procesador de imagen Venus que hace su trabajo de forma notable sin que lo notes (lo que es más importante, no como en otros modelos donde una vez realizada la toma nos encontramos retardos indeseables).

Panasonic LUMIX GH3, análisis

También, la mejora sustancial del enfoque, más rápido y versátil permiten que sea difícil perderse una escena cuando estemos trabajando con el visor electrónico. Un visor que responde bien aunque con algunos aspectos mejorables. Este visor es el aspecto que menos me ha convencido pues, en ocasiones, existen variaciones de temperatura de color (normalmente cálidas) que molestan la visualización (continuada) a través del visor. Lo cual es un punto ciertamente a mejorar.

Es importante instalar la última actualización de firmware para sacar el máximo partido pues ésta añade el modo 60p/50p cuando se graba en MP4 a 28 Mbps en 1920×1080, corrige aspectos del modo timelapse y mejora el procesamiento de imagen de la señal durante la reproducción de vídeo, entre otras cosas.

Panasonic LUMIX GH3, análisis

Conclusiones

En resumen podemos decir que se ha mejorado tanto el sensor como el procesador de imagen Venus, el sellado del cuepo, la gran cantidad de personalización que ofrece la cámara. El sistema de enfoque resulta ser muy rápido y preciso y la calidad de las imágenes es bastante buena. La calidad del vídeo (aún no formando parte del análisis) es muy buena. Los ficheros RAW permiten exprimir mucho el potencial de imagen de esta cámara, por lo que los JPEGs los reservaremos para el modo ráfaga en fotografía de acción. También es destacable la duración de la batería pues con una sola carga ha sobrado durante todo el periodo de prueba.

Sin embargo, encontramos algunos detalles ciertamente mejorables como son el que no exista un sistema de ayuda al enfoque durante la grabación cuando es una cámara claramente dirigida al mundo del vídeo (aún cuando no sea un aspecto analizado al tratarse de vídeo, precisamente), el visor electrónico debería mejorar bastante pues destaca que el conjunto sea de muy buena calidad y en este aspecto no, la reducción de ruido a altas ISO no es todo lo bueno que cabría esperar.

El precio para el cuerpo ronda los 1000 euros en estos momentos, según proveedores.

La cámara ha sido cedida para el análisis por parte de Panasonic España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | Panasonic España

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios