Síguenos

Pentax MX-1, análisis

La Pentax MX-1 supone un regreso al pasado en la historia de Pentax para lo cual retoma la senda de lo antiguo pero con toques modernos que hace algún tiempo viene a estar de moda. Una Pentax MX-1 que llega con 12 Megapíxeles bien optimizados y un sensor retroiluminado de 1/1.7” que rinde bastante bien aunque con algunas sombras. Un conjunto práctico, bonito pero aún con bastante margen de mejora en cuanto a futuras versiones o modelos.

Esta primera apuesta por las compactas digitales de alto rendimiento y diseño clásico por parte de Pentax deja buen sabor de boca tras unos días de prueba aunque para empezar demos un repaso a las principales características de este modelo:

  • Sensor CMOS retroiluminado de 1/1.7’’y 12.76 Megapíxeles.
  • Sensibilidad ISO entre 100 y 12800.
  • Objetivo angular de gran apertura : f/1,8 – 2,5 y focal de 6.0 – 24mm, equivalente a 28-112mm en 35mm.
  • Sistema AF con 25 puntos de enfoque con una distancia minima de enfoque 0.4m en modo normal que se reduce drásticamente en el modo macro quedando en 0.05m (angular) y 0.2 (tele).
  • Pantalla TFT a color LCD abatible de 3.0” TFT color LCD, con recubrimiento de protección acrílico y ángulo de visión de 170°(Se puede bajar hasta 45 ° hacia arriba o elevarla a 90 °)
  • Flash integrado
  • Grabación de Vídeo Full HD H.264 con salida HDMI
  • Modos PASM , Modo Pose (bulb) y formato RAW (DNG)

Unas características más que apetecibles, a priori, para una compacta avanzada.

Diseño y ergonomía

El diseño clásico es una auténtica gozada. Está cuidado hasta el mínimo detalle. Tal vez la parte trasera con esa gran pantalla desmerece algo el diseño pero ya lo comentaremos más adelante. La combinación de colores de la cámara es un diseño muy clásico apto para los enamorados de otros tiempos.

Pasado ese impulso inicial hemos de comentar algunos aspectos. El primero de ellos es el agarre que resulta perfecto en todos los casos, ya que al disponer de recubrimiento de goma en la parte donde colocamos los dedos el agarre es magnífico. El segundo de ellos, ya no tan positivo, hace referencia a los diales o ruedas que tenemos en la parte superior de la cámara. Al menos, en la unidad que hemos probado, estos diales son demasiado rígidos o duros y cuesta con un solo dedo hacerlos girar para compensar la exposición por ejemplo.
Pentax MX-1, análisis
Otra cuestión es que algunas operaciones utilizando los botones posteriores y las ruedas resultan complicadísimos al tener cogida la cámara al mismo tiempo con ambas manos lo cual ralentiza algunas operaciones simples como puede ser cambiar la ISO simplemente. Este problema posiblemente se solucionase como en otras marcas se ha hecho con un anillo multifuncional en la parte delantera del objetivo que permite combinar su uso con los botones traseros. Creo que es un problema más de ergonomía de los diales que de la colocación de los botones traseros.

Otro aspecto a tener en cuenta es el peso, es una cámara compacta algo pesada pero hemos de tener en cuenta que los materiales de calidad que presenta le hacen, quizá, estar algo por encima de lo que sería su peso ideal.

Otro detalle en cuanto a ergonomía que resultarí mejorable es la posición de los anclajes de la correa que podemos colgarnos al cuello. Tras llevarla bastante tiempo colgada puedo deciros que la cámara tiende a estar volteada y en ningún momento queda en posición vertical o normal. Un detalle de “estilo” a cuidar para próximas ocasiones por parte de Pentax.

Rendimiento

Una vez superados esos detalles iniciales en cuanto a diseño y ergonomía comentaros que el rendimiento general de la máquina es bueno, pertiendo salir airoso en la mayoría de las situaciones.
Pentax MX-1, análisis
Un detalle importante para aquellos que gustáis de hacer fotografía callejera es la posibilidad de abatir la pantalla y según miramos haciendo que estamos revisando la cámara encuadrar usando la pantalla y realizar la fotografía.
Pentax MX-1, análisis
El objetivo angular f/1,8 – 2,5 funciona muy bien en ese rango aportando un alto grado de nitidez incluso en esas aperturas tan amplias, rango en el que realizado numerosas pruebas.

El principal problema de la cámara, al menos cuando elegimos la opción RAW+JPEG es el tiempo de escritura de la fotografía en la tarjeta (usamos en la prueba una SDHC Clase 10 a 20MB/s). Ha resultado habitual querer realizar alguna segunda fotografía y tener que esperar alrededor de 6-7 segundos a poder realizarla por estar escribiendo datos ¿Procesamiento de imagen o retardo en el buffer de escritura tal vez? La cuestión es que el par RAW+JPEG ocupa alrededor de 24 MB lo cual resulta algo excesivo para esos 12 Megapíxeles que podemos pensar a priori no supondrán estos problemas.

Por otro lado la carga de la batería resultó suficiente para realizar con un uso moderado fotografías durante una semana. Tal vez llegase a más pero las condiciones de frío de esta semana pasada hayan mermado algo la capacidad de la batería.

Calidad de imagen

Sin embargo, algo que podemos comprobar es la buena calidad de imagen que ofrece sobre en condiciones de luz adecuadas. En días plomizos como los que han sido estos días atrás la gama tonal de grises que sacaremos es lo suficientemente buena para que nuestras fotografías con un procesado en blanco y negro bastante contrastado luzcan bastante bien (puedes probar alguno de los filtros que posee la cámara, por ejemplo).
Pentax MX-1, análisis
En condiciones de interior rinde también bastante bien. Quizá la elección de la ISO automática nos haga elegir una compensación a la exposición de uno o dos pasos por encima para evitar imágenes algo subexpuestas. Para arreglar esto el dial de compensación de la exposición resulta francamente adecuado.
Pentax MX-1, análisis
El funcionamiento del flash incorporado resulta correcto, sin más, en distancias de hasta 3 metros dando imágenes sin muchos problemas de sobreexposición.
Pentax MX-1, análisis
En cuanto al rendimiento ISO, he querido realizar las fotografías en condiciones baja luz para que pudiéramos observa adecuadamente el ruido procedente de altas ISOs. Adelantar que por encima de 3200 ISO los resultados arrojan un ruido que hace prácticamente desechables las fotografías, pero hasta ese nivel de 3200 pueden resultar aprovechables.
Pentax MX-1, análisis

Conclusiones

Estamos claramente ante un modelo que es el inicio de una serie. Un modelo que arroja luces y sombras y que en un futuro próximo debería mejor rápidamente. A pesar de ello resulta ser un modelo muy atractivo con un diseño clásico muy elegante y con una calidad de imagen que la sitúa en lo más alto del rango de las compactas.

Pentax MX-1, análisis

Con un precio recomendado de unos 499€ es una opción a tener en cuenta para aquellos enamorados de los modelos clásicos.

Fotografías en alta resolución | Galería de Xataka Foto en Flickr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios