Sigue a

Tu fotoblog con pixelpost

Hace unas semanas comenzamos a plantear las diferentes opciones que tenemos para hacernos nuestro propio fotoblog. Hablamos de Blogger, y de Flogr, y entre sus principales carencias estaba la de no tener una apariencia “profesional” en el caso de Blogger, y las limitaciones de la personalización de nuestro fotoblog en el caso de Flogr.

Hoy toca retomar el tema y hablar de Pixelpost, probablemente el sistema de gestión de contenidos específico para fotoblogs más popular. Pixelpost es un proyecto de código abierto, y es completamente gratuito. Si queremos tener un fotoblog de aspecto profesional y completamente personalizable, Pixelpost puede ser una gran opción a considerar, así que merece la pena echar un vistazo a sus principales características.

Tu fotoblog con Pixelpost

Sus ventajas…

Pixelpost es el sistema que uso yo mismo en mi fotoblog, y otros muchos amigos (Entre ellos otros editores de Xataka Foto). Desde que he comenzado a usarlo he encontrado muchas ventajas en comparación con otros sistemas:

  • Pixelpost se instala en el dominio y alojamiento que tengamos contratado, de modo que podemos definir nosotros mismos su dirección web. Esto ayudará a que nuestro fotoblog tenga una apariencia seria, si así lo deseamos, con una cierta identidad propia.
  • Al ser un proyecto Open Source, hay mucha gente que continuamente contribuye a mejorar Pixelpost con actualizaciones, plugins (complementos que aportan funciones especiales) y plantillas. Además, en los foros del proyecto uno puede plantear las dudas técnicas que tenga acerca de su instalación o manejo. En la propia página web de Pixelpost puedes ver las etiquetas con las que añadir “llamadas” a muchas de las funciones del programa.
  • Pixelpost es completamente configurable y personalizable por el usuario. Tiene soporte para varios idiomas y, con unos pocos conocimientos de diseño, HTML y CSS podemos hacer que nuestro fotoblog sea diferente a los demás, o tenga esa característica especial que nos resulta tan interesante.
  • Pixelpost está orientado a su uso para fotoblogs, y se nota en muchas de sus características. Cada fotografía se muestra en una página individual, en la que por defecto podemos ver los datos EXIF de la toma y permite dejar comentarios. Pixelpost genera automáticamente otra página a modo de archivo, que muestra miniaturas de todas nuestras fotografías. Gracias al etiquetado de nuestras fotos, navegar por el archivo buscando fotos tomadas en una fecha determinada o de una temática concreta es realmente sencillo. Esas miniaturas son generadas automáticamente por Pixelpost, sin que nos suponga un trabajo extra.
  • Su panel de control, bastante intuitivo si estás acostumbrado a usar blogs, permite configurar y gestionar muchos aspectos de tu fotoblog. Desde el tamaño de las miniaturas, a lo que deseas que se muestre en el feed RSS (un tipo de suscripción al fotoblog), hasta la moderación de comentarios y spam, pasando por la activación e inactivación de complementos.
  • La mayoría de plantillas de Pixelpost están preparadas para mostrar las fotografías a tamaño grande, con diseños que suelen ser bastante minimalistas y sencillos. Estas plantillas también incluyen una página de presentación, que el autor podrá personalizar con su información personal, un texto de bienvenida, forma de contacto, o enlaces a otros fotoblogs.

Tu fotoblog con Pixelpost

...y sus inconvenientes

Sin embargo, sigo opinando que a cada persona le podrá resultar más o menos conveniente un sistema en función de sus necesidades, y es posible que en Pixelpost encontremos también inconvenientes:

  • Aunque Pixelpost sea gratis, tendremos que pagar por un alojamiento y un dominio en internet. Dependiendo del número y tamaño de nuestras fotos, y del volumen de visitas que recibamos, mantener nuestro fotoblog puede costarnos de 2-3€ mensuales en adelante. En realidad esto no es mucho, pero puede ser suficiente para desanimar a quienes se conformen con un servicio gratuito como Blogger, por ejemplo.
  • El principal inconveniente de Pixelpost reside en la complejidad de su instalación Mientras que para muchos puede ser pan comido descargar Pixelpost, personalizar su código con un editor de texto, modificar la plantilla CSS a su antojo o subir los archivos a su servidor vía FTP, a otros todo esto les puede sonar a chino. Cada persona tendrá que decidir si le merece la pena tratar de aprender estas cosas, a mayor o menor nivel, u optar por un fotoblog más básico y sencillo.

De todas formas, hay que relativizar la dificultad de la instalación de un fotoblog con Pixelpost. Mientras que editar el código de las páginas o las plantillas no estará al alcance de todos, la instalación del programa y unas cuantas plantillas es más sencillo de lo que parece a simple vista. Y por suerte, muchas plantillas nos gustarán a simple vista, sin necesidad de modificaciones.

¿Cómo lo instalamos?

Aunque no pretendemos ofrecer aquí una guía técnica detallada para su instalación, sí podemos comentar brevemente los aspectos más importantes:

  • Para crear tu fotoblog necesitas contratar un alojamiento y un dominio que redireccione a él. Con una sencilla búsqueda encontrarás montones de empresas que ofrecen estos servicios. Ya sólo te queda decidir cual prefieres en función de su precio, servicio y prestaciones. Eso sí, asegúrate de que tengan PHP 4.3 o superior, y una versión actual de MySQL, para la base de datos.
  • Crea una base de datos MySQL, y anótate su dirección, nombre, nombre de usuario y contraseña.
  • A continuación tan sólo has de descargar Pixelpost, a través de su página oficial, descomprimirlo, y subirlo por FTP a tu servidor. Hay muchos programas gratuitos que permiten la transmisión de archivos por FTP. Una vez que les indicas los datos de tu cuenta, mover y copiar archivos es tan sencillo como lo harías en tu ordenador. La conexión por FTP también te servirá para subir las plantillas, que tendrás que copiar descomprimidas en la carpeta ‘templates’. Asegúrate de que las carpetas ‘thumbnails’ e ‘images’ son editables.
  • Ve a www.tudireccion.com/tucarpeta/admin/install.php, donde tudirección.com es la dirección web que contrataste, y tucarpeta la carpeta en la que instalaste Pixelpost. Tan sólo tendrás que seguir los pasos indicados, y añadir los datos de la base de datos, que habías apuntado previamente.
  • Una vez instalado, a través del panel de control podrás seleccionar la plantilla que desees entre las que tengas instaladas, y subir tus primeras fotografías. Utiliza un editor de texto o html para modificar la página de presentación.

Si vas poco a poco leyendo las instrucciones y archivos de lectura de Pixelpost, o si cuentas con la ayuda de alguien que te eche una mano, pronto tendrás Pixelpost instalado y funcionando.

Tu fotoblog con Pixelpost

Sugerencias de plantillas

Encontrarás montones de plantillas para Pixelpost. A continuación te indico algunas de las que más me han gustado, junto a un fotoblog en el que se esté usando, para que las puedas ver en funcionamiento:

  • Delicious, de Jay Soto, es probablemente mi plantilla favorita. Aunque tiene un diseño sencillo, eso no es inconveniente para que incluya en cada página varias miniaturas de las fotografías anteriores o posteriores, lo que facilita bastante la navegación por el fotoblog. Puedes ver un ejemplo de Delicious modificado en mi fotoblog, y una demo de la plantilla original en la página de descarga.
  • Simplicious es otra plantilla de Jay Soto, muy parecida a la anterior. A muchos le resultará interesante por el sombreado alrededor de las fotografías, y por incluir una imagen transparente encima de cada fotografía que complicará a los visitantes descargar las fotografías. Sin embargo, no incluye miniaturas de otras fotos en la portada. Tanto esta como la anterior incluyen botones para el cambio del color de fondo en la esquina superior derecha. Estas plantillas están tan extendidas, que mucha gente ya está acostumbrada a usar esos botones. Puedes descargarla, y ver ejemplos de su funcionamiento en Okmijnuhb o en Rodadura.
  • Dark Matter tiene, en mi opinión, un diseño menos atractivo, pero cuenta con la ventaja de usar AJAX para mostrar las miniaturas de la portada, y otras funcionalidades. Existe una versión gratuita y una de pago. Puedes descargarla, y ver también un ejemplo de esta plantilla en funcionamiento en el fotoblog de Mundobocata.
  • Switchy es la plantilla que usa Antonio Casas en su fotoblog, y es especialmente útil si muestras muchas fotos en vertical, puesto que según la orientación de la foto, coloca el menú y los comentarios a la derecha o abajo. Si quieres probarla, descárgala.
  • Tienes muchas más plantillas en la página web principal de Pixelpost y además, por si no te quieres complicar demasiado la vida, también puedes optar por Simple y Horizon, dos cómodas y sencillas plantillas que vienen instaladas por defecto en Pixelpost. Si conoces alguna más que te guste especialmente, ¡no dudes en comentárnoslo!.

Esperamos que esta información te resulte útil. Por aquí ya hemos hablado a veces de lo útil que podría resultarte tener un fotoblog, así que esperamos, con algo de suerte, haberte dado el empujón que te faltaba para animarte a abrir el tuyo. Pixelpost es un gran sistema para la gestión de fotoblogs, y cuenta con muchas características interesantes. No obstante, si no te convence o te resulta demasiado complicado, tienes otras opciones de las que también hemos hablado o vamos a hablar próximamente.

Sitio oficial | Pixelpost
En Xataka Foto | Tu fotoblog… con Blogger | Tu fotoblog… con Flogr | Tu fotoblog… con PixyBlog, Aminus3 y Shutterchance

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

31 comentarios