Sigue a Xataka Foto

Vanguard Auctus Plus 323CT, análisis


Desde Vanguard nos han hecho llegar este trípode de gama profesional que podríamos englobar como un auténtico todoterreno que satisfará a casi cualesquiera sea su poseedor. Un trípode Vanguard Auctus Plus 323CT que deja unas muy buenas sensaciones sobre todo si nuestras necesidades son de aficionado avanzado o profesional. También para complementar la prueba hemos dispuesto de una rótula de bola Vanguard BBH-200 que ha dejado unas sensaciones igual de buenas.

Repasemos cuáles son sus especificaciones principales:

  • Máxima Altura extendido: 1800mm (con la columna)
  • Máxima Altura extendido: 1450mm (sin columna)
  • Altura plegado: 710mm
  • Peso: 3.55kg
  • Fabricado en aluminio y aleación de fibra de carbono
  • Capacidad de carga: 18kg
  • Incluye bolsa de transporte
  • Garantía de por vida

Vanguard Auctus Plus 323CT, ergonomía y diseño

Como ya he comentado, estamos ante un trípode de gama alta que en principio está pensado tanto para estudio como para exteriores. Quizá en cuanto a lo moverse y cambiar de posición resulta algo pesado e incómodo en aquellas ocasiones que la sesión requiera estar cambiando de posición constantemente.

Vanguard Auctus Plus 323CT, análisis

Fuera de esta observación, es un trípode en el que no falta ni un solo detalle. Todos los acabados son muy buenos hasta en el más mínimo elemento. Claro que ello contribuye a ese peso pero como decía mi compañero Sergio Perea, mejor un trípode que pese que no uno que se lo lleve el viento. Yo también, lo prefiero así.

Presenta un mecanismo de doble rueda en la parte de la columna central, denominado ESHP, que sirve para ajustar suavemente pero con gran firmeza dicha columna, lo que permite que el conjunto pueda soportar nada más y nada menos que hasta 18 kg. También dicho sistema resulta ser muy preciso lo cual nos permite ajustar la altura al milímetro, incluso cuando el conjunto resulte bastante pesado como puede ser cuando utilizamos algún teleobjetivo.

Las patas que demuestran que estamos ante un gran trípode

Si hay elementos importantes son las patas y la columna central que componen la base de un trípode. Las patas son tremendamente sólidas. Casi dan la impresión de ser indestructibles. He realizado diversas pruebas de carga y en ninguna de las ocasiones he notado el mas mínimo desequilibrio.

Además presenta una gran estanqueidad. Realizando alguna prueba echando arena sobre ellas en las uniones de la misma, pude comprobar que, aparentemente, no se había filtrado dicha arena en absoluto. Un gran punto a favor, sobre todo para aquellos que vivís en zonas costeras donde la arena y el salitre son los grandes enemigos de los equipos fotográficos.
Vanguard Auctus Plus 323CT, análisis
Precisamente examinemos los tres tipos de terminaciones que tenemos. Empezaré por las primeras que encontramos a modo de pie de pato o de tortuga podríamos decir pero con forma circular. Estas terminaciones resultan expecialmente adecuadas para terrenos blandos de tierra, nieve o arena, terrenos en los cuales evitaremos el desplazamiento del trípode gracias a que aumenta la superficie en contacto disminuyendo la presión sobre el suelo.
Vanguard Auctus Plus 323CT, análisis
El otro tipo de terminaciones resultan más comunes en otros tipos de trípodes. La terminación habitual en pivotes de goma texturizada que nos permiten adaptarnos a terrenos más duros y las terminaciones en punta con clavos antióxido que pueden ser adecuadas para algunos terrenos rocosos o aquellos de tierra donde la estabilidad nos la proporcione el poder clavar o anclar el trípode firmemente al suelo. Indicaros que estas tres terminaciones están montadas en una especie de tres en uno donde podemos ir quitando una a una para poder utilizar la que creamos más conveniente.
Vanguard Auctus Plus 323CT, análisis
Otra gran característica de la 323CT son los marcadores de posición en las patas. Esos marcadores numerados hacen que sea una tarea mucho más sencilla el ajustar rápidamente todas las patas a una altura determinada. Además para asegurarnos que tenemos todo en su sitio contamos con nuestro nivel de burbuja en la parte superior del trípode que nos indicará si tenemos todo correcto y a nivel.
Vanguard Auctus Plus 323CT, análisis
En relación a los ángulos de las patas deciros que podemos fijarlos y/o ajustarlos en ángulos de 25, 50 y 80 grados para poder jugar perfectamente con los planos que queramos. Podemos fijarlas en 80 grados, por ejemplo, y desenroscar la la columna central para enfocar perperdicularmente hacia abajo. Cualquier ángulo es posible.

Otros detalles

Entre otros detalles podemos encontrar una rueda de tornillo de bloqueo de cámara, enganche para bolsa de contrapeso, un nivel de burbuja grande y de fácil lectura y, por último, un anillo antichoque los cuales completan las grandes características de este trípode.

Vanguard Auctus Plus 323CT, análisis

Rótula de bola Vanguard BBH-200


La rótula Vanguard BBH-200, es una rótula que nos permite trabajar rápidamente. Pero no al principio. Digo al principio, porque al enfrentarse a la ella cuesta acostumbrarse al manejo de cada uno de los tornillos y bloqueos. Pero tras un par de sesiones nuestra mecánica manual se ajustará a la rótula.

Vanguard Auctus Plus 323CT

La bola de la rótula es aleación de magnesio y al tacto se sienten enseguida los buenos materiales de que está hecha. Ofrece un peso adecuado y en la mano se nota muy equilibrada.

Presenta marcas milimetradas en la base que nos permitirán realizar panorámicas perfectamente aunque no sea una rótula panorámica. Permite el giro en horizontal los 360º y 90º en vertical para poder ajustar la cámara perfectamente.

Vanguard Auctus Plus 323CT

Disponemos también de un botón de bloqueo de color naranja en la base que nos permitirá usarlo para moviendo un poco la rótula detectar un pequeño clic y dejarla de nuevo en la posición horizontal lo cual resulta muy interesante después de planos en los que hemos inclinado la rótula y necesitamos volver a la posición en horizontal rápidamente. Ni que decir que en cualquier momento, gracias a sus tornillos laterales, podemos bloquear tanto parcialemnte como totalmente el movimiento de la rótula.

Conclusiones

Tanto con la rótula como con el trípode nos encontramos ante dos productos en los que se notan acabados de calidad, buenos materiales y una gran versatilidad que desde luego hacen tanto del conjunto como si adquirimos ambos productos por separado una compra de ésas en las que es prácticamente imposible equivocarse. No encuentro muchos ‘peros’ que ponerle, la verdad, salvo el posible exceso de peso comentado al principio por lo que quizás resulta más adecuado para estudio por el menos moviemiento que en sesiones de exterior. Todo lo demás resulta sobresaliente.

En cuanto a precio hablamos de unos 560-580 euros para el trípode y unos 180-200 euros para la rótula, aproximadamente, dependiendo de los distribuidores. Sin embargo, recordemos, que estamos hablando de unos accesorios de gama profesional y deberíamos pensar en un trípode y su rótula como unos elementos importantes más dentro de nuestro equipo. Un gran elección que podríamos hacer en nuestra carta a los Reyes Magos.

Tanto el trípode como la rótula han sido cedidos para el análisis por parte de Vanguard. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Vídeo | Vanguard Auctus Plus 323CT | Vanguard BBH 200
Más información | Vanguard World (Auctus Plus 323CT)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios