Sigue a

Canon EOS 6D detalle cuerpo

En las frenéticas horas previas al comienzo de una emocionante Photokina 2012 Canon ha presentado sus novedades, destacando la nueva Canon EOS 6D, una full frame asequible.

Precisamente en el calificativo de asequible se sitúa su principal característica, al tratarse de una cámara con sensor de formato completo pero diseñada para un público más amplio, no solo profesionales.

Aunque esto puede dar mucho que comentar y discutir, sobre todo porque no podemos olvidarnos que su precio de salida rondará los 2.000 euros (solo el cuerpo), al menos sí hemos tenido la oportunidad de tenerla en las manos y valorar una primera toma de contacto.

Canon EOS 6D, un escalón por debajo de la 5D Mark III

Canon EOS 6D vista pantalla

Esta nueva integrante de la familia EOS de Canon ha contado con un nuevo sensor CMOS de 20,2 megapíxeles y formato completo que tiene como meta su hermana mayor, la EOS 5D Mark III. Precisamente se sitúa un escalón por debajo y eso se aprecia justo al tenerla en las manos. Un cuerpo sólido, bien diseñado que mantiene la estética propia de las réflex de Canon pero que por su peso y consistencia se asemeja más a la conocida Canon EOS 60D.

El resto del cuerpo recibe una buena nota por la ubicación de sus controles y la cantidad de los mismos, que saciarán al aficionado más entusiasta y no dejarán tampoco insatisfechos al profesional.

Aunque no hemos podido tomar ninguna imagen para analizar con cierta calma, ya que las primeras unidades de esta EOS 6D no son las definitivas y, como bien es sabido, el recelo a mostrar sus resultados es máximo, al menos hemos comprobado su comportamiento.

Canon EOS 6D controles

Sin duda satisface en gran parte de las principales exigencias con una cámara tan avanzada. Es veloz, fácil de controlar, una elevadísima sensibilidad ISO, enfoque preciso y rápido al que hemos puesto a prueba sin disponer de demasiadas opciones pero que ha salido con buen nota. Cuestión aparte es que nos encontramos con “solo” once puntos cuando en una cámara full frame es habitual encontrar más.

No supone esto un mayor problema para la mayoría de las situaciones hasta que necesitemos una exigencia mayor, en donde nos acordaremos de lo que hemos comentado de “asequible”. Ya que aquí es donde se aprecia esa rebaja de prestaciones, ese escalón inferior a la 5D Mark III que es esta EOS 6D.

Aunque, siendo precisos, hay que valorar que Canon ha incorporado un nuevo sensor AF que permite una mayor precisión en situaciones de baja luminosidad. Esto requiere una prueba de campo más a fondo y solo un análisis nos desvelará si compensa la menor presencia de puntos de enfoque.

Conectividad, la nueva apuesta

Canon EOS 6D detalle dial

En otro aspecto importante, y en el que en la presentación oficial han hecho hincapié para toda la nueva gama de productos de Canon, es la conectividad. La EOS 6D incorpora GPS, lo cual no solo nos sirve para geoetiquetar las capturas que tomemos, sino también con la función GPS Logger registrar a intervalos definidos (ojo aquí a la posible reducción de autonomía) la situación geográfica de la cámara, lo que permite conocer posteriormente al fotógrafo la ruta exacta que ha seguido.

Esto viene a justificar el hecho de que se haya presentado destacando que la 6D ha sido pensada para la fotografía de viajes.

Además, el hecho de poseer conexión Wi-Fi integrada nos permite gran comodidad para transferir las capturas a otros dispositivos, como impresoras, nuestro ordenador o servicios de almacenamiento en la nube y redes sociales, además de smartphones y tablets (a través de la aplicación EOS Remote) y televisores compatibles con DLNA.

Esto abre una nueva ventana de posibilidades con las que extender el uso de la cámara y el manejo de nuestras capturas.

Conclusiones

Canon EOS 6D con 24-105 mm

Como indicamos esta nueva Canon EOS 6D parece cumplir de lleno con todo lo que promete y se erige como la competencia directa de la Nikon D600, en una nueva gama de cámaras DSLR con sensor full frame pero diseñadas pensando en aficionados entusiastas y no tanto en el sector profesional como hasta ahora.

El precio, que no deja de ser elevado, no lo es si consideramos las prestaciones que posee, aunque lo más interesante parece que está por llegar y veremos qué posibles novedades nos encontramos más adelante y si el precio consigue ajustarse aún más. Y no nos olvidemos que la verdadera inversión estará en los objetivos, ya que una cámara con full frame requiere de objetivos apropiados y que no son precisamente muy asequibles (en concreto el zoom 24-105 mm que mostramos en la imagen saldrá con un kit con la 6D en unos 3.000 euros).

Esperamos una prueba a fondo donde analizar sus resultados con calma más allá de verlos con pocas opciones y en la propia pantalla de la cámara.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

20 comentarios