Compartir
Publicidad

Nacho Gutiérrez: 'Hay que elegir. Siempre hay una alternativa con ciertas semejanzas, con ciertos paralelismos'

Nacho Gutiérrez: 'Hay que elegir. Siempre hay una alternativa con ciertas semejanzas, con ciertos paralelismos'
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La formación es uno de los aspectos que más nos flojea a todos los que nos movemos en el mundillo fotográfico. Por ganas, por creernos autosuficientes o ser autocomplacientes. Es una de las grandes lagunas. Pero también es cierto que con la eclosión de la fotografía digital muchos "nuevos" fotógrafos buscan formación pero no la encuentran. Cierto es, que fuera de las grandes ciudades como Madrid o Barcelona es difícil encontrar ofertas que satisfagan las necesidades requeridas aunque hay asociaciones fotográficas que funcionan muy bien.

Por eso cuando el otro día vi el proyecto de 'Paralelismos Fotográficos' de Nacho Gutiérrez, quise que, además de que nos hablará un poco de ese proyecto personal convertido en ejercicio de clase, nos hablará también de su faceta como formador en fotografía. A veces nos sorprendemos a nosotros mismos cuando cogemos la cámara disparamos y vemos que algo nos dice: "Esto se parece a ..." o "Ya lo he visto antes pero no caigo". Encontrar paralelismos fotográficos es muy subjetivo. Es como aquel juego infantil que, a veces, jugábamos en el coche con nuestros hermanos o nuestros padres cuando íbamos de viaje y que consistía en imaginar que las nubes tenías formas de cosas o animales.

Nacho Gutiérrez

Podíamos decir lo que nos diese la gana, inventar o imaginar lo que quisiéramos. Gran parte de lo divertido del asunto se encontraba ahí. Hoy, de la mano del fotógrafo Nacho Gutiérrez, vamos a dar un repaso a lo que significa este concepto de los paralelismos fotográficos y la importancia de la formación fotográfica a través de un proyecto suyo realizado para sus propios alumnos de fotografía.

Nacho Gutiérrez, nació en Valladolid en 1973 pero las circunstancias de la vida le llevaron a Málaga. Viene desarrollando su actividad profesional en toda España, gracias tanto a sus trabajos de boda como a los cursos de fotografía que imparte, muchos vinculados al conocido foro 'Canonistas'. Fueron muchos años como aficionado, desde que empezó a trastear con las cámaras de su padre. Aunque se diplomó en Empresariales con la esperanza de desarrollar su actividad profesional en áreas creativas como Marketing o Publicidad no fue lo que ocurrió (Recursos Humanos, Calidad, Organización de Empresas y Formación), hace cuatro años decidió convertir aquella afición en su medio de vida, dando el salto a la fotografía profesional.

¿Cómo fueron esos primeros momentos, Nacho?

Fueron muchos años de autodidacta, pero no era suficiente, así que me formé en aspectos más especializados en la escuela de fotografía Apertura en Málaga. Decidí especializarme en fotografía de eventos y publicidad, sin olvidar la fotografía de bodas.

Eso me impulsó a crear mi propio estudio fotográfico, ARS Fotografía, especializado en fotografía publicitaria y eventos, pues ya conocía el sector habiendo trabajado para clientes de toda España: agencias de comunicación, constructoras, complementos deportivos, aseguradoras, organismos públicos y ARS Fotografías Bodas.

¿Qué importancia tiene la formación en todo esto?

Entre medias de ese proceso, comencé a colaborar con el foro 'Canonistas' como profesor, después de haber colaborado también con la Escuela de Fotografía Apertura de Málaga. Son ya varios años impartiendo formación en talleres y cursos de Flash de Mano y Strobist, Fotografía de Bodas, Fotografía Nocturna, Microstock e Iniciación al Vídeo con DSLR.

Como la mayoría de quienes nos buscamos la vida como fotógrafos profesionales, la afición por la fotografía ha perdido protagonismo y me planteo como objetivo el retomar antiguos proyectos personales e iniciar otros nuevos.

Nacho Gutiérrez

Dentro de esa vuelta a los proyectos personales está éste de los paralelismos. Sé que nace de un ejercicio para uno de tus cursos. Cuéntanos cómo nace y qué pretende.

Hace tiempo que por trabajo tengo los proyectos personales abandonados. Hace un mes comencé un curso de especialización en fotografía contemporánea. Uno de los ejercicios consiste en realizar una serie inspirada en alguna escuela europea importante. Yo elegí la escuela de Helsinki porque me siento más cómodo con sus principios y su estilo. El ejercicio fue una excusa para hacer una serie que venía rondando mi cabeza hace tiempo. Lo más complicado fue revisar cientos de fotografías de otros proyectos antiguos, fotografías de vacaciones... para poder seleccionar aquellas que tuvieran esas similitudes y que entraran dentro de ese hilo conductor.

Nacho Gutiérrez

¿Qué pretendes lograr con este ejercicio fotográfico? ¿para qué te sirve?

Esta serie es sobre algo que a mí mismo me sucede. A veces me encanta estar donde estoy, en una ciudad grande, rodeado de gente, pero muchas otras veces querría estar alejado de todo esto. Pensé en que todo lo que me rodea tiene sus paralelismos en otros entornos más solitarios y naturales y puede servir como vía de escape. Pero también tiene otra pretensión, que es que la gente se plantee un dilema de elección como yo mismo hago. No puedes estar en todos sitios, tienes que elegir, ser consciente de dónde estás pero sabiendo que tienes una alternativa con ciertas semejanzas, con ciertos paralelismos. Pensar en ellas puede ser relajante.

Tienes pensado ampliar el proyecto con otros conceptos

Este mismo proyecto no, ya está donde tiene que estar. Incluso ni si quiera esta misma temática, prefiero experimentar con otros conceptos. Hay miles de posibilidades a nuestro alrededor para explorar. Basta con salir a la calle para tener numerosos temas que fotografiar, sin necesidad de irse a lugares más exóticos.

Nacho Gutiérrez

El próximo proyecto ¿cuál será?

Un bucle fotográfico, exigencia del curso. Pero como algo personal ajeno al curso, tengo varios proyectos en mente, uno bastante abstracto a corto plazo y otro relacionado con el cine, fotografía dirigida, más a largo plazo ya que requiere de bastantes medios y preparación.

Nacho Gutiérrez

Volviendo a la formación. ¿Qué peso tiene tu faceta de formador dentro de lo que es ser fotógrafo?

Ser formador de fotografía es una labor muy exigente, lo que hace que te superes día a día en conocimientos, tanto técnicos como estéticos, por lo que te obligas a seguir aprendiendo. Todos esos conocimientos que vas adquiriendo al final lo acabas trasladando a tu trabajo como fotógrafo. Además, estar en contacto con muchos alumnos, tanto profesionales como aficionados, te enriquece porque de cada uno aprendes algo nuevo. La fotografía es una especialidad artística demasiado amplia como para pensar que ya lo sabes todo y que eres capaz de hacer cualquier cosa que se te ponga por delante. Si piensas eso, estás muy equivocado. Ser profesor de fotografía ayuda a ver todo esto de una forma mucho más precisa.

Hasta aquí la entrevista sobre el mundo de la formación fotográfica con Nacho Gutiérrez, un fotógrafo que como algunos casos que conozco, él es uno de ellos, ha hecho de su pasión por la fotografía un medio de vida.

Más información | Nacho Gutiérrez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos