Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Fotografía de viajes: cómo sacar el máximo provecho con un zoom

Fotografía de viajes: cómo sacar el máximo provecho con un zoom
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Lo último que nos suele apetecer hacer cuando viajamos es ir cargando por medio mundo con todo nuestro equipo. Sería genial, pero no solo resulta poco práctico sino que claramente también termina siendo agotador. Aquí es donde entra en juego un buen objetivo zoom capaz de cubrir un amplio número de focales para reducir considerablemente nuestro equipaje sin renunciar a capturar cada momento.

Flexibilidad y rapidez ante cualquier situación

Esta es sin lugar a dudas las dos mayores ventajas de los objetivos zoom: su versatilidad permitiéndonos pasar rápidamente de un primer plano a un paisaje con un simple giro de muñeca. Nada de andar abriendo y cerrando la bolsa de la cámara en busca del objetivo ideal para cada caso, sustituyéndolo y probablemente perdiendo alguna que otra tapa de objetivo en el proceso a causa de las prisas.

Adios a las motas de polvo en el sensor

Menos o ningún cambio de objetivo significa también menos posibilidades de que entre suciedad en el sensor. No es algo tan problemático como antaño gracias al sistema integrado de limpieza del polvo de las cámaras Canon, pero aun así, mejor prevenir que curar.

Muévete

Recuerda que un objetivo zoom no sustituye a nuestras piernas. No te quedes clavado en un mismo sitio haciendo fotos sin pensar. Aunque su nombre invite a pensar lo contrario, el rango focal de tu objetivo no es un simple zoom, sino que también influye radicalmente en la perspectiva y profundidad de la imagen. Quizás la mejor foto de esa estatua que tienes a 50 metros no sea utilizando una focal de 200 mm sino acercándote hasta ella y fotografiándola en primer plano recogiendo toda la plaza pasando al otro extremo de la escala de, por ejemplo, el Canon EF-S 18-200mm f/3.5-5.6 IS.

Un tamaño de filtro para dominarlos a todos

Si eres de los que aún practican el noble arte de los filtros degradados de densidad neutra haces bien, pero apreciarás aquí otra ventaja de los objetivos zoom: puesto que tan solo estás utilizando uno o dos objetivos como mucho, podrás dejar tranquilo el portafiltros haciendo su uso más cómodo, rápido y sencillo.

Mejor con estabilizador

Busca un objetivo zoom con estabilizador y deja el trípode también en casa, así de sencillo. Un estabilizador de imagen de 4 pasos te permitirá disparar a velocidades de obturación lentas compensando la trepidación para que no te salga ni una foto movida. Combina eso con un objetivo luminoso y las altas sensibilidades que alcanzan las cámaras de Canon hoy día con un impacto ridículo a nivel de ruido y podrás realizar fotografías a pulso prácticamente en mitad de la oscuridad.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos