Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

No hagas fotos, cuenta historias

No hagas fotos, cuenta historias
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Cuando te inicias en el mundo de la fotografía, una de las primeras cuestiones que siempre surgen tras el apogeo inicial de adquirir una cámara de fotos será la siguiente: ¿qué tipo de fotografía me interesa?

Encuentra tu estilo

Seguramente, esa sea una de las principales dudas que te surjan puede ser qué hacer con esa cámara que te han regalado o que por fin te has decidido a comprar. No saber qué hacer es tanto un peligro como una oportunidad. Si nos has seguido anteriormente, te habrás dado cuenta de que lograr una buena técnica es relativamente sencillo mientras sigas los consejos adecuados, pero encontrar la mirada fotográfica no es tan fácil.

Lo primero que deberíamos buscar es el tan anhelado estilo propio. Conseguir que nos conozcan por nuestra forma de tomar fotografías puede llevar mucho tiempo, pero no por eso debemos dejar de buscar una mirada propia. Intentar que la fotografía sea una manera más de expresión no es tan complicado si aprendemos a mirar nuestro entorno.

Empieza por contar historias cercanas

Nuestro barrio, la gente que nos rodea, el lugar donde pasamos todos los días… cualquier excusa sirve para empezar a descubrir qué forma parte de nuestro ambiente cotidiano. El día a día es idóneo para lograr una fotografía narrativa, que tenga un trasfondo detrás.

También podemos apoyarnos de elementos artísticos como la música que escuchamos, películas que visualizamos o libros que estemos leyendo. No son más que excusas que nos ayudan a abrir nuestra imaginación.

Por supuesto, nosotros mismos también podemos utilizarnos. El autorretrato está considerado como una de las grandes fuentes de inspiración a lo largo de la historia de la fotografía. ¡No te asustes por lo que veas en el espejo, hazte fotos todos los días!

Si no sabes qué hacer, imita

Foto: Toni Juliá
Toni Juliá
Sí, no nos estamos volviendo locos. Una manera muy lógica de aprendizaje es imitar lo que otros han hecho antes. "Copiar" en el buen sentido de la palabra nos puede servir para saber qué tipo de fotografía queremos conseguir y cuáles son los pasos adecuados para hacerlo.

Acudir a exposiciones y museos te servirá para coger apuntes de un lado y de otro, hasta que sepas reconocer por ti mismo tu propio lenguaje fotográfico.

Inicia un proyecto

Los más expertos van a incidir siempre en la necesidad de tener las ideas claras y realizar un proyecto que te ayude. Documentarte es otro de los caminos que nos llevan a narrar historias mediante la fotografía.

Tanto si tienes muy claro qué quieres hacer como si no, siempre sirve de excusa para salir a la calle y lanzarte a hacer fotos. La calle, por cierto, es una rica fuente temática por sí sola. ¿Sabes ya qué vas a contar en tu próxima imagen?

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos