Sigue a

Panasonic Lumix DMC-S3 roja

Seguimos con más novedades procedentes del CES de Las Vegas. En este caso, Panasonic saca una nueva serie de cámaras compactas de iniciación, que como es lógico siguen heredando características procedentes de gamas superiores que hasta ahora estaban reservadas a sus hermanas mayores, con dos modelos: la Lumix DMC-S1, más básica, y la DMC-S3 con algunas mejoras respecto a la anterior.

Son cámaras con un diseño bastante chulo, de líneas redondeadas y que combinan el color de alrededor del objetivo con el color de la parte frontal y, gracias a su forma redondeada y dimensiones reducidas, caben perfectamente en la palma de la mano.

La principal novedad técnica que incorporan, siendo la gama que es, es el sistema de estabilización óptico de imagen del que disfrutan ambos modelos y que la marca denomina MEGA O.I.S. Además de esto, incluyen el denominado modo iA (Intelligent Auto) que aporta selector de escenas inteligente, control de ISO inteligente, detección de caras y corrección digital de ojos rojos (esto último sólo en la S3), o en otras palabras, todo lo necesario para que nuestras fotografías automáticas salgan lo mejor posible sin preocuparnos demasiado de cómo estamos haciendo la foto.

Vista cenital Panasonic Lumix DMC-S3 negra

Ambas cuentan con un nuevo objetivo Lumix DC Vario gran angular F/3.1-6.5 y con un zoom óptico de 4x que le proporciona una focal de 28-118mm (de equivalencia en formato 35mm) , aunque por supuesto sumando el zoom digital es posible llegar hasta 8,4x (S3) o 7,8x (S1) al utilizar la parte central del CCD (resolución de 3M), algo que yo particularmente soy reticente a utilizar pero ahí está la posibilidad que puede venir bien en un momento dado.

Estas Lumix S incorporan un sensor de 14,1 o 12,1 megapíxeles, dependiendo nuevamente de si se trata de la mayor o la menor, con un procesador que promete unos tiempos de respuesta bastante buenos respecto a lo que estamos acostumbrados a ver en este tipo de cámaras: para la DMC-S3, el tiempo de retardo del obturador es de tan sólo 0,7 y en el caso de la DMC-S1, de 0,8 segundos. En cuanto a sensibilidad, cubre un rango de 100 hasta 1600 ISO, aunque también cuenta con un modo de alta sensibilidad que permite llegar a una sensibilidad (forzada) de 6400 ISO.

En terreno de pantalla, las dos Lumix S tienen un LCD inteligente de 2,7 pulgadas que – ojo al dato – ajusta automáticamente su nivel de brillo, lo cual a mí me parece bastante interesante si lo hace de una manera realmente efectiva pues la visualización de las imágenes sería la mejor posible en todo momento, sin necesidad del tedioso proceso de irnos al menú de configuración a cambiarlo.

Vista trasera Panasonic Lumix DMC-S1 gris

En cuanto a memoria, la S3 tiene una memoria interna de 70MB y la S1 de 20MB, pero ambas admiten tarjetas de memoria SD/SDHC/SDXC.

Por último, las dos nuevas Lumix S permiten grabación de vídeo en 720p HD a una resolución de 3 megapíxeles en formato 4:3, 2,5 megapíxeles utilizando una relación 3:2, o bien 2 megapíxeles si elegimos los 16:9.

A continuación os dejo las características particulares y que diferencian a una de la otra.

Características diferenciales de la LUMIX DMC-S1

  • Resolución del sensor: 12,1 megapíxeles.
  • Memoria interna de 20 MB.
  • Colores disponibles: negro, rosa y plata.

Panasonic Lumix DMC-S1 negra

Características diferenciales de la LUMIX DMC-S3

  • Resolución del sensor: 14,1 megapíxeles.
  • Incorpora corrección digital de ojos rojos, cosa que su hermanita no.
  • Mayor zoom digital, que consigue llegar hasta 8,4x, supongo que debido a la mayor resolución de su sensor, ya que parece que la resolución final de la imagen con el zoom digital a tope es fijo y de 3 Megapixels en ambos casos.
  • Colores disponibles: negro, rojo, violeta y blanco.

Por lo demás son prácticamente idénticas o, al menos, muy parecidas.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario