Sigue a Xataka Foto

Samsung Galaxy Camera 1

Hacía unos meses os comentábamos que Samsung tenía preparada la nueva jugada dentro del negocio fotográfico, juntar las características de una cámara con integración Android, o lo que es lo mismo la Samsung Galaxy Camera.

Hoy, hemos asistido a su presentación en España por parte de Samsung, en Madrid, en un espacio A-cero IN abarrotado de prensa especializada. En el comienzo, Samsung ha querido dejar patente que saben que la innovación es parte de su marca, y siempre intentando evolucionar el sector de la tecnología desde la exigencias y sugerencias del cliente.

Samsung Galaxy Camera 2

Tras un truco de mágia realizado por el gran mago Jorge Blass, en el que tuve el lujo de participar y en el que pude probar la Galaxy Camera durante unos minutos; se dio paso a la charla sobre características y posibilidades de esta nueva cámara-gadget (pues aunque es una cámara eso de poder jugar al Angry Birds, lo hace no llegar a poder clasificarlo realmente).

Muchos ya conocéis las características del gadget por encima; un sensor CMOS de 16,3 megapíxeles (equivalente al de una Samsung WB850F), un grupo óptico equivalente a un 23 milímetros y un zoom óptico de 21x, y con una pantalla de 4,9 pulgadas, en el cual se le ha integrado el sistema operativo Android, para ser más exactos la versión 4.1 Jelly Bean.

Buen diseño y buena al tacto

El primer punto de la cámara es su diseño, ya que no hay duda que se parece claramente más a una cámara que a un smartphone (además de que no permite llamar). Su agarré es bastante cómodo y suave, tiene un tamaño de unos 13 centímetros de largo por unos 7 de ancho y, aunque es un diseño muy compacto, el flash retráctil es la única pega que puedo ponerle al diseño.

Samsung Galaxy Camera 7

Los menús me han parecido intuitivos, pero vamos, para aquellos que estáis familiarizados con un smartphone Samsung Android, deciros que es exactamente igual.

Por cierto, de momento sólo la hay en color blanco.

Calidad de imagen, un punto fuerte para su tamaño

Tras tenerlo en las manos, y poder probar sus funcionalidades debo decir que su calidad de imagen es algo a destacar. Es cierto que estamos hablando de una cámara fotográfica, en su forma, pero la unión de cámara con el sistema Android, hacen a día de hoy que sea el gadget más pequeño con el cual compartir fotografías directamente con aplicaciones móviles que ofrece mejor calidad en el mercado; y es que el tener un sensor de una cámara compacta… se nota, sobre todo en momentos de baja luz. Su sensibilidad ISO nos permite llegar hasta 3200, con un ruido muy aparente, pero obviamente mucho mejor que el de cualquier smartphone del mercado.

Samsung Galaxy Camera 3

La pantalla es otro punto a su favor, y es que es un lujo poder visionar la escena a través de una pantalla de 4,8“.

Las funcionalidades de la cámara son completamente táctiles, y salvo el botón para poder sacar el flash y el de disparo, todas las demás opciones las tendremos que realizar a través de los menús del gadget. Es curioso ver por ejemplo, el menú avanzado de disparo en el que podemos ajustar la exposición de forma totalmente táctil, al más puro estilo aplicación de smartphone.

El retardo del obturador es muy parecido al de la Samsung WB850F, antes mencionada, y es que compartiendo sensor, hace que cómo cámara sean primas hermanas en cuanto a muchos comportamientos.

Por último comentar que en cuanto a cámara, podría catalogarla como una cámara compacta media al uso, por tanto no dispone de disparo en formato RAW, al igual que si dispone de los múltiples modos de Escena ya tan sabidos en las cámaras compactas. A mi manera de ser, algunos me han parecido útiles para un usuario principiante o medio, pero obviamente nada del otro mundo para alguien con cierto nivel fotográfico.

Samsung Galaxy Camera 4

El vídeo es un punto también fuerte para un terminal así, ya que con ese sensor su Full HD a 30 fps rinde bastante bien, aunque en algo menor medida el Slow Motion de 120fps a 720×480; aunque claro es aún muy difícil juzgar esto ya que cuando nos encontramos ante un dispositivo de estás características es tan difícil encasillarlo que valorar ciertas características también se hacen difíciles.

Una conectividad con Android revolucionaria

El plato fuerte realmente de esta cámara es justamente la integración de un sistema operativo Android, al igual que la primera conetividad por 3G del mercado en una cámara(también dispone de WiFi pero eso a día de hoy no es novedad).

El sistema Android 4.1 Jelly Bean va muy fluido en el gadget gracias al mismo procesador que lleva instalado el Samsung Galaxy SIII. En la cámara podremos instalar todas las aplicaciones que podemos encontrar en la Google Play de Google, por lo que al igual que podremos disfrutar de Instagram, y demás aplicaciones fotográficas, también podremos jugar con la cámara, usar Dropbox para compartir contenido, o cualquier otra aplicación (incluidas algunas aplicaciones de Voz IP, aunque estas ya dependerá del operador y demás si por 3G es como queremos realizarlo).

Galaxy Camera

He probado varias aplicaciones, y debo decir que funciona realmente bien, y sin lag aparente a la hora de disparar fotografías (aunque debo decir que tampoco he abierto 15 aplicaciones a la vez).

La conectividad por WiFi no la he podido probar personalmente, pero lo que he podido ver en la presentación parece que rinde bastante bien, pudiendo conectarse por medio de una red a cualquier smartphone para compartir las fotografías y demás contenido.

Comentaros para finalizar, que Samsung Galaxy Camera tiene una memoria interna de 8 gigas (ampliable por tarjetas SD), y una bateria de litio de 1600 amperios, la cual veremos si realmente se comporta bien ante semejante situación (desde Samsung nos han comentado que tiene una autonomía de unos 200-300 disparos sin abuso, lo que se puede reducir a la mitad si utilizamos la conexión 3G y demás aplicaciones)

Samsung Galaxy Camera 6

En resumen

En las manos he visto una gran innovación, pero con quizás algunas dudas sobre su autonomía y al público al que podría ir dirigida, ya que su precio de 499€ se me antoja algo caro para las características de cámara, aunque muy apetecible de probar por ser algo tan novedoso y funcional; y es justamente esa funcionalidad la que me hace dudar sobre si es cara o barata (como siempre depende de su uso).

Lo que si tengo claro es que es un producto arriesgado por parte de Samsung, pero que va a marcar un antes y un después en la fotografía (en cuanto a poder compartir todo al momento con ya calidades decentes) no tengo duda alguna. Esperamos ansiosos tenerlas entre manos para poder daros impresiones más claras y extensas sobre ella.

Su precio, como ya mencioné antes, será de 499€ y su salida al mercado será el día 29 de Noviembre.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios