Capturar poesía en movimiento. Dos miradas diferentes de retratar la belleza de la danza

Sigue a

joachim manuel riederer

La danza es, al igual que la fotografía, todo un arte. Un arte donde el cuerpo va creando mediante el movimiento unos significados, unos símbolos que nos transmiten unas sensaciones. Recordando las palabras de la encantadora Mata Hari podemos afirmar que el baile, tal como nos mostró nuestro compañero Alfonso, es poesía en movimiento.

el baile es como un poema y cada movimiento es una palabra de esa poesía

La fotografía es un instrumento necesario e importante para mostrar el mensaje que el ballet y la danza quieren transmitir. Mediante la imagen estática que permite capturar la cámara fotográfica traducimos y perpetuamos el discurso volátil y el mensaje efímero que el bailarín quiere dar a conocer al espectador.

Capturar el significado de la danza, retratar a los bailarines en pleno movimiento no es tarea fácil. En este post quiero mostraros a dos fotógrafos muy diferentes, pero que al mismo tiempo han conseguido mostrar y transmitir ese armonioso mensaje.

Jordan Matter, el arte de contrastar la agilidad del baile con la rigidez de la ciudad

Como podemos ver el en vídeo, las imágenes del joven fotógrafo Jordan Matter son frescas y divertidas, donde nos enseña como podrían ser los momentos cotidianos realizados por bailarines. Matter captura en su proyecto Dancers Among Us (Bailarines entre nosotros) a los bailarines danzando por las grandes ciudades, vestidos de ir por la calle se mimetizan con el entorno, pasando desapercibidos sino fuera por las ágiles, y por que no decirlo, esperpénticas poses.

Un grito a la libertad de las personas que viven ajetreadas por el frenético ritmo que impone las grandes ciudades. Una interesante manera de contrastar la expresividad y agilidad de la danza con la rigidez de la urbe.

Joachim Manuel Riederer, una mirada entre bambalinas

riederer

Joachim Manuel Riederer, es un joven fotógrafo aleman, de apariencia frágil, pero detrás de esta apariencia de niño bueno se esconde un gran artista, cuyo ojo avizor consigue captar el alma de las personas. Al observar sus retratos nos damos cuenta de que existe una gran comunicación, un feeling especial entre fotógrafo y fotografiado, que se traduce en la sincera y tranquila mirada del modelo.

Conocí a Joachim Riederer gracias a una exposición que realizó en Barcelona de su proyecto Dancer Portraits, donde se podía apreciar aquellos momentos que no se ven en una representación de ballet, aquellos que ocurren en los ensayos y detrás de las bambalinas.

La obra de Riederer, recuerda a la pintura de Edgar Degas, y al igual que los cuadros del pintor francés podemos decir que el trabajo del joven fotógrafo es una interesante representación de la psicología humana.

En resumen

Como he dicho al principio la danza es el arte donde el cuerpo se convierte en símbolos y la fotografía es el instrumento que ayuda a descifrar dichos símbolos. Gracias a la foto podemos descubrir esos momentos inolvidables, ver lo importante de la vida y disfrutar de las pequeñas cosas. Cierto que la danza no es una pequeña cosa, es algo épico, pero a la hora de retratarla hemos de simplificarla. Es decir, a veces lo hermoso no es la totalidad sino un simple detalle, una caricia o una mirada, y con la danza pasa lo mismo. Es poesía pura y para comprenderla hemos de ir por partes.

Fotógrafos | Jordan Matter | Joachim Manuel Riederer
Vídeos | Dancers Among Us. en Youtube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios