Sigue a Xataka Foto

A Spencer Tunick todos le conocemos, o al menos sus fotografías aunque no nos diga nada su nombre. De hecho Rodrigo ya nos habló de él hace unos días. Y, no es que quiera compararle con Claudia Rogge, sino que al encontrarme con las fotos de la alemana inmediatamente mi mente me trasladó a las imágenes del fotógrafo estadounidense.

Técnicamente nada tienen que ver, lo que les une es simplemente la idea de utilizar masas de gente desnuda en sus composiciones. Pero mientras (lo siento, pero al final les estoy comparando) Tunick monta un enorme despliegue de medios en la calle, Rogge es más de captar a pequeños grupos y luego unir las distintas tomas mediante retoque informático.

Particularmente adoro las imágenes de Tunick, donde a pesar de encontrarnos con cientos de personas esparcidas por las localizaciones escogidas, existe un minimalismo en la toma final. Es una fotografía limpia. Claudia Rogge sin embargo invita al horror vacui trasladándonos con sus composiciones a esos techos barrocos de los palacios e iglesias del siglo XVIII. Existen referencias mitológicas en su obra y la puesta en escena además del atrezzo refuerza esa idea de pomposidad que nos hace viajar en el tiempo.

Pero no todo es barroquismo en su producción, si echamos un vistazo a la sección “Fotografie” de su página web, nos encontramos series como “Chorelation” y “Dividuum” donde introduce otro tipo de elementos más contemporáneos jugando con la idea de actividades en masa tales como la tomatina o la fiesta de la espuma.

Cierto es que sus imágenes pueden impactar por lo que supone para nuestra mirada encontrarnos con cientos de cuerpos repetidos en primer plano. Por cómo las siluetas se nos presentan frente a un fondo negro. Por el hecho de jugar compositivamente para encajar las piezas de un mosaico cuyas imágenes tomó por separado.

Pero también, asumo, que tanta repetición altera nuestras emociones al posarnos delante de una fotografía suya. Y que nos lo produzca es algo, en cierto modo, beneficioso para nuestra relación con el arte, porque al menos, no nos deja indiferente.

Fotógrafa | Claudia Rogge
Vídeo | Youtube

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario