Sigue a

Recuerdo que una vez dije que de mayor quería ser Rodney Smith. Hace un tiempo de aquello, por desgracia me había olvidado de su obra, pero hoy ha vuelto a aparecer y me reafirmo, de mayor quiero ser Rodney Smith.

Y, ¿por qué? os preguntaréis. Pues por el simple hecho de conseguir hacerme soñar con sus fotografías. Por construir un mundo a caballo entre Magritte y Lartigue. Por vestir a modelos actuales de época para evocar situaciones inteligentes y al mismo tiempo bellas.

Fotógrafo enigmático donde los haya, estudió teología siendo profesor adjunto en la universidad de Yale. Se comenta que dedicó un tiempo de su vida a ver películas sólo si eran anteriores a 1947, es la época que le inspira y la que le ha otorgado tener un trabajo homogéno y fiel a sus ideas estilísticas.

Trabaja el blanco y negro en analógico, ahí es donde nos muestra sus fotografías más bellas, aunque también se ha hecho con un portfolio evocador en color. Técnicamente su obra no tiene paragone. Emociona, seduce, atrapa, nos hace suspirar.

Si tuviese que calificarle con una palabra, sería elegante. Lo es con sus imágenes y con su manera de mostrarlas. Su página web es un espacio amable, sencillo, eficaz, como los son sus fotos. Registrándose se puede acceder a un catálogo con más de 3000 archivos. Su biografía es tan acertada para conocerle que sin lugar a dudas os invito a leerla al igual que su blog.

Disfrutadle. Sentid cómo compone, cómo crea situaciones especiales, cómo coloca a sus modelos, cómo hace que nos enganchemos a su portfolio. Creo que se me nota demasiado que me gusta, y es que, cómo dije al principio, de mayor quiero ser Rodney Smith.

Fotógrafo | Rodney Smith
Vídeo | Youtube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios