Sigue a

cocina portada

La cocina, ese espacio donde la creatividad no sólo se despierta en los fogones. Ese espacio donde se crean magníficas escenografías para representar lo cotidiano. Ese espacio donde dar rienda suelta a las historias que a veces poco tienen que ver con el arte culinario. Un lugar para experimentar y dejarse llevar por la estética del mobiliario, entre cazos y utensilios que nos sirven de atrezzo para jugar con la luz y la composición.

Vamos a acercarnos a la cocina, a través de fotografía conceptual gracias a tres grandes artistas y por medio también de aquellas imágenes que tan buena acogida tienen en concursos y certámenes fotográficos. La cocina como espacio en ruinas, como lugar de peregrinación en noches en vela y escenificación de las instantáneas más divertidas. Aviso, no es un post para abrir el apetito.

La cocina en tres casos de fotografía conceptual

Comenzamos con Carrie Mae Weems, fotógrafa excepcional donde las haya con varias series sobre la población afroamericana a sus espaldas, nos regaló “The Kitchen Table Series”. Ejemplo perfecto de lo que debería ser una buena serie fotográfica, nos enseña, a través de un mismo escenario fijo, las pequeñas historias alrededor de una mesa de comedor.

Carrie cocina © Carrie Mae Weems

En ocasiones los personajes parecen estar bajo directrices coreografíadas, en otras sus poses son más naturales, aunque llama la atención la mirada a cámara de la protagonista en una de las tomas, la única cuyo papel se extiende apareciendo en todas y cada una de las fotografías. Ya de paso no dejéis de echar un vistazo al resto de su obra, merece la pena descubrir la capacidad de serialización de esta autora.

Seguimos con Jeff Wall, que pongo como ejemplo del uso del espacio cocina como escenario de composiciones casi cinematográficas (y sin el casi). Si Gregory Crewdson utilizaba las habitaciones de una casa para ambientar situaciones fantásticas, en la imágen titulada “Insomnia”, Jeff Wall nos presenta a un hombre tumbado en el suelo de una cocina meticulosamente desordenada. Parece trasladarnos a un fotograma de una película, indie en este caso si lo comparamos con Crewdson que encajaría más en una estética de film de Spielberg. Aún así no deja de ser enigmática y desasosegante, tal vez porque en la cotidianidad reside su secreto.

Jeff cocina © Jeff Wall

Y para terminar este bloque no podemos dejar a Marina Abramovic y sus levitaciones en la cocina. Sólo una artista capaz de reencontrarse con su pareja en la Muralla China en una suerte de performance elevada a la máxima potencia, podría haber llevado a cabo esta serie donde aparece suspendida en el aire para unir la vida de Santa Teresa de Jesús con sus experiencias de niña en la cocina de su abuela.

Marina cocina © Marina Abramovic

Divinidad y cotidianidad que fueron representadas por esta autora en la Laboral de Gijón teniendo como cámara a Marco Anelli. Como habéis podido comprobar ella no es la fotógrafa de este proyecto, pero sí utiliza (como tantas otras veces) la fotografía para contar su historia.

La cocina como laboratorio de ideas creativas

Como estamos viendo la cocina es un espacio con muchas posibilidades, algo que se ha traducido en la creación de imágenes divertidas que nos llegan de la mano de muchos fotógrafos con ganas de mostrarnos las entrañas de sus electrodomésticos. Es una forma de ver la cotidianidad desde otros ángulos que nos acercan a las tareas diarias a través de instantáneas subjetivas.

Raul García Cocina © Raul García

Colocando la cámara dentro del microondas, el horno, la nevera, las posibilidades creativas aumentan porque permite jugar con los elementos que tenemos a nuestro alcance desde nuevas perspectivas. Todo ello se traduce en situaciones cómicas pero a la vez súmamente atractivas y con mucho gancho para los que disfrutan encontrándose con este tipo de experimentos.

Así que ya sabéis, más a mano imposible encontrar un decorado que ofrece tantos encuadres y soluciones para jugar con vuestra cámara. Un espacio ideal para retratar vuestra cara más frívola o para llevar a cabo series condimentadas con aquello que tenéis a vuestro alrededor. El lugar idóneo para hablar de los quehaceres diarios, un mismo plano os puede dar muchas posibilidades. Y no hace falta que seáis expertos cocineros, basta con que os guste disfrutar de lo que os ofrece la fotografía para seguir creando.

Foto de portada | benya acame de nuestro grupo de Flickr

En Xataka Foto | Entre fogones, los entresijos de una cocina retratados para una buena causa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios