Sigue a Xataka Foto

En el lado opuesto a la fotografía de Erich Salomon, cuyo trabajo elegante y sigiloso le permitía adentrarse en las reuniones de la alta sociedad, nos encontramos con la figura del paparazzo. Un término que fue acuñado en La Dolce Vita, aquella maravillosa película de Federico Fellini donde los reporteros de prensa eran retratados como molestos fotógrafos a la caza y captura de las estrellas de Hollywood, que llegaban a Roma para rodar en los desaparecidos, pero captados en los últimos años por Gregory Crewdson, estudios de la Cinecittá.

En el vídeo que abre el post se hace un resumen de los mejores momentos donde los paparazzi hacen su aparición durante la película. Nada que ver con la discreción de aquellos dedicados a la street photography como vimos con Paul Strand y otros muchos que optaron por cámaras pequeñas. Aquí la máquina fotográfica se ve e inluso se hace más patente con el uso de los flashes.

Paparazzo, que significa mosquito en italiano, es uno de los referentes que utilizó Fellini, el cual siempre bromeó sobre el origen del término paparazzi. Según una de las versiones, era el apelativo que se le daba a los niños en el colegio cuando eran muy molestos durante las clases. Aunque dejando a un lado los orígenes y centrándonos en la figura del paparazzi que suele ser anónima, me gustaría, ya que tengo la oportunidad, hablar sobre uno de estos reporteros que sí se hizo popular y cuya exposición pudimos ver en PHotoEspaña 2011, estoy hablando de Ron Galella.

Ron Galella, un paparazzo famoso

Nacido en Nueva York, este controvertido fotógrafo que se ha llevado más de un susto y alguna que otra bofetada como aquella de Marlon Brando así como algún que otro juicio, viene a representar el estereotipo de paparazzi en todo su significado. En los años más dorados, por su objetivo pasaron desde Jacqueline Kennedy Onassis a directores de cine como Woody Allen, actores y actrices así como también artistas, Dalí, Andy Warhol y todos aquellos que acudían a fiestas y demás eventos en el Nueva York de los años 70 y 80.

Un punto a favor de su fotografía es que él mismo positiva las copias, no en vano estudió fotoperiodismo en el Art Center College of Design de Los Ángeles después de haber trabajado como fotógrafo en las fuerzas aéreas americanas. Por otro lado, sus imágenes han aparecido no sólo en las revistas, sino que también han cubierto las paredes de museos tan importantes como el MOMA, la Tate Modern o la Fundación Helmut Newton de Berlín, lo que nos hace reflexionar sobre el paparazzi como artista que expone a sus famosos retratados en los templos de la cultura expositiva.

Con este tipo de fotografía, uno se plantea si el valor de la imagen viene dada por el personaje representado, pero antes de hacer juicios, os invito a visitar su galería en su página web así como los libros que tiene publicados. Tras visitar su obra podréis hacer una valoración más completa sobre su trabajo. Yo, al menos, intuyo un tipo de estampa distinta a las que nos tienen acostumbradas las revistas del corazón. Os dejo con el trailer de “Smash His Camera”, un documental basado en su vida como paparazzo.

Vídeo | Youtube | Youtube
Fotógrafo | Ron Galella

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios