Sigue a Xataka Foto

Arthur Fellig, más conocido como Weegee. Ese rara avis del fotoperiodismo que muchos conocéreis porque el personaje de Joe Pesci en “El ojo público” estaba inspirado en su persona. También por la exposición que la Fundación Telefónica le dedicó en 2009. Emigrante en Nueva York, se ganó la vida peinando sus calles en la noche. En su coche, no sólo portaba la radio con la que recibía los avisos de la policía, en su maletero también tenía instalado su laboratorio. De este modo, solía ser siempre el primer fotógrafo en llegar a la escena del crimen, revelando en su coche y entregando rápidamente las copias a las editoriales.

Como podéis comprobar hay mucha morbosidad en sus fotos. El hombre es curioso por naturaleza. Aunque no es lo mismo ver esas fotografías desde nuestra mirada de hoy día, que haberlas visto en los años cuarenta. Hoy la pátina del tiempo las otorga de un carácter muy fílmico quizá gracias al cine. No nos fijamos tanto en el suceso ni en lo dramático del asunto, no hay empatía porque nos introduce en un mundo muy lejano. Pero hagamos un viaje en el tiempo.

Imaginemos por un momento que somos habitantes del Nueva York de 1940 y que despertamos con el periódico donde se nos muestran fotografías de un asesinato la noche anterior. O mejor aún, que asistimos a una exposición cuyo título es ‘Weegee- Murder Is My Business’. Afortunadamente los tiempos han cambiado y, aunque sigan existiendo exhibiciones con cierto carácter morboso, ya no nos acercamos a ese tipo de imágenes con la curiosidad que se hacía en el pasado. Hay cierta ética en nuestro juicio, todo nos afecta más.

Exposicion Weegee

Instalación de ‘Weegee- Murder Is My Business II’ en The Photo League

Pero dejemos estas cuestiones morales a un lado para descubrir a Weegee. Fotógrafo autodidacta, se hizo un nombre en la fotografía de la época. Su popularidad era notable, hasta tal punto que su seudónimo le llegó como apodo porque la gente decía que era el primero en llegar a los sucesos criminales. Sin embargo, aunque se le conozca más por esas fotografías, quiero invitaros a conocer su faceta más creativa.

weegee marilyn

El ejemplo más conocido es la serie sobre Marilyn Monroe distorsionada. Para conseguir este tipo de fotografías experimentaba en el laboratorio. Desde usar lentes con diferentes texturas o curvas entre la ampliadora y el papel, hasta exponer un mismo negativo varias veces o incluso meterlo en agua hirviendo o al contacto de una llama. En otras ocasiones colocaba un caleidoscopio al final del objetivo o simplemente colocaba ese artilugio en vez de la lente. Creatividades (y caricaturas) varias que actualmente conseguimos a golpe de click pero que él lo trabajaba de una manera artesanal.

Sin duda un fotógrafo con mucha leyenda a sus espaldas, que ha inspirado varios personajes de películas ambientadas en los años 40 (no hay que olvidar a Jude Law en “Camino a la perdición”) y cuyas instantáneas nos hacen reflexionar sobre el poder de la fotografía en los medios y en el mercado del arte.

En Xataka Foto | Descubriendo fotógrafos: Weegee
Vídeos | Youtube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios