Compartir
Publicidad
"Yo no preparo ni documento nada, las cosas suceden y esa naturalidad es patente en mis fotos", Oriol Miñarro, autor de 'Welcome to the barrio'
Fotógrafos

"Yo no preparo ni documento nada, las cosas suceden y esa naturalidad es patente en mis fotos", Oriol Miñarro, autor de 'Welcome to the barrio'

Publicidad
Publicidad

Desde hace un tiempo sigo la pista a Oriol Miñarro, un fotógrafo que aporta un soplo de aire fresco con sus fotografías directas, como puñetazos, llenas de realidad. Esa que muchos no suelen ver, que queda relegada al backstage de la ciudad, allí donde no parece encontrarse la belleza. Miñarro acaba de publicar un fotolibro titulado ‘Welcome to the barrio’.

En este libro recién lanzado (de peculiar edición) recoge su trabajo en las antípodas de los estereotipos de ciudades como Barcelona. El barrio marginal, periférico, un inframundo, como lo define, que es el marco de una realidad convertida en ficción descarnada, llena de detalles que retratan su visión de la calle. A propósito de este libro hemos querido entrevistarle y preguntarle por el mismo y su trabajo.

¿Cómo definirías con tus propias palabras el libro 'Welcome to the barrio'?

'Welcome to the barrio' es un libro, un fotolibro, un fanzine, un cuaderno de bitácora, es la lógica materialización de este proyecto. “Welcome” es puro lenguaje en todos los aspectos, es un libro que, creo, te obliga a hacer un alto en el camino por su gran número de lecturas e interpretaciones y que te invita a reflexionar aspectos tan variados como la condición humana, entre otros.

En el aspecto editorial tiene ese justo tamaño para que te incite a adoptarlo, a cogerlo, a abandonarlo y te tiente de nuevo para hacerte vivir una nueva experiencia cada vez que vuelvas a él.

Myegoo Dsc2600copiacopia S

¿Tenías en mente desde que comenzaste con este proyecto que acabaría en formato fotolibro?

La verdad es que no, eso sería empezar la casa por el tejado. Creo que estas cosas deben de plantarse una vez uno ha entendido, reflexionado y concluido las pertinentes etapas que requiere cualquier proyecto. Esta respuesta es extrapolable a una instalación o al hecho de exponer de forma pública un proyecto.

El detonante de todo este tinglado fueron los chicos de “Cirkadian” con su publicación Dos pájaros, unos tíos de Málaga increíbles, con ganas, respeto y admiración por todo aquello que cae en sus manos. Yo ya tenía muy claro lo que tenía entre manos y ellos me propusieron sacar adelante el proyecto en formato fotolibro.

¿Cuánto tiempo te ha llevado este proyecto? ¿Cómo has ido trabajando en él? ¿Cuántas fotos has realizado en total?

Mi forma de desarrollarlo ha sido un tanto desordenado, tal cual, como yo... una especie de desorden ordenado

Este proyecto lleva cocinándose unos 6 ó 7 años, si bien de forma consciente unos 3 años. Mi forma de desarrollarlo ha sido un tanto desordenado, tal cual, como yo... una especie de desorden ordenado. La cantidad de fotos... ni idea, no me lo he planteado, un porrón supongo (¿300/500?).

Oriolminarro 02

¿Qué queda y quedará de ese barrio en el que has estado?

Todo y nada según se mire. Desde un punto de vista material supongo que muchas cosas. Un barrio no deja de ser un ente mutante donde se van incorporando o desapareciendo elementos desde una perspectiva urbana, arquitectónica, social o política.

Desde un punto de vista más conceptual o humanista, nada. Desde el principio de los días lo humano ha repetido sus inquietudes de forma cíclica. Hablar de la condición humana y sus pros y contras ha estado, está y estará en el candelero.

Tus otros proyectos son en blanco o negro e incluso algunas imágenes de este proyecto ¿por qué eliges el color finalmente para 'Welcome to the barrio'?

'Welcome to the barrio' es color por su condición vital, por su aspecto descarnado, por su carácter descarado, por su olor, por su sonido, por su gente y situaciones.

Es un tema de lenguaje, los pros y contras que te ofrece uno u otro, el código genético del color es otro muy distinto al que te ofrece el de blanco y negro. Si fuera en b/n te estaría contando una cosa muy distinta a la que te encuentras en este libro. Tiene mucho que ver también en la forma de fotografiar... me explico, cuando estoy fotografiando ya soy consciente de si esa toma será en b/n o color, es un tema de práctica, es un tema de saber lo que quieres transmitir. La era digital ha diluido mucho esa frontera y yo, como ejercicio fotográfico, me obligo a saber lo que me traigo entre manos. Eso de hacer una toma y, a posteriori, hacer pruebas en el ordenador para ver cómo queda mejor me parece una impostura, engañarse a uno mismo.

'Welcome...' es color por su condición vital, por su aspecto descarnado, por su carácter descarado, por su olor, por su sonido, por su gente y situaciones.

¿Tu forma de trabajar es documentándote y yendo a los lugares y viendo a personajes que tienes localizados o te dejas llevar un poco deambulando por las calles?

Yo no preparo ni documento nada, las cosas suceden y, creo, esa naturalidad es muy patente en las tomas. Lo casual no tiene más explicación que esa, la intuición te ofrece sorpresas paso tras paso... saber lo próximo que sucederá le quita emoción al tema.

¿Cuáles son tus referentes fotográficos? ¿qué autores o trabajos te inspiran?

Yo no soy mucho de apoyarme en la influencia de otros fotógrafos. Mi formación autodidacta y mi absoluto desconocimiento del mundo de la fotografía hizo que hiciera lo que me apeteciera, en cierto modo esa ignorancia me proporcionó una forma particular de fotografiar.

A posteriori fui descubriendo autores que me fascinaron y me siguen fascinando... Joel Peter Witkin, Anders Petersen, Martin Parr, García Álix, Luis Baylón, Diane Arbus, etc. Inspirarme no sería la palabra, yo creo que lo que hacen es enseñarme, son mis profesores.

Tus fotos en 'Welcome to the barrio' son frescas, directas, cercanas y pones el acento en los detalles huyendo de planos generales que le otorgan un marcado carácter atemporal ¿Por qué esa fijación en pequeños detalles?

No concibo no estar cerca, uno debe aplicarse esa ley no escrita de la calle, “Ver, oir y callar”

Dicen que los pequeños detalles marcan la diferencia ¿no? Bueno, pienso que ver la realidad desde el burladero es perderse el todo. Un teleobjetivo es agresivo, es síntoma de miedo, de desconocimiento, es no querer entender las cosas. No concibo no estar cerca, uno debe aplicarse esa ley no escrita de la calle, “Ver, oir y callar”, para una vez ha visto, oído y callado, entender y hacer la foto. Para eso has de estar cerca.

Cuéntanos alguna anécdota mientras fotografiabas ¿Has tenido algún problema? ¿Cuál ha sido la sorpresa más agradable (si la hubo)?

Una vez, fotografiando el brazo tatuado de un skinhead, con el símbolo de las “SS”, me encontré que tras varias preguntas acabó por reconocer mi nombre y mi trabajo fotográfico... me dijo “Tú si que puedes fotografiarlo”. Flipé en colores, no sabía que sucedía... hice la foto y proseguí.

A la calle hay que tenerle respeto y no miedo, uno tiene que valorar y gestionar las situaciones que se presentan por el camino

Nunca he tenido ningún problema, es cuestión de la actitud que presentas. A la calle hay que tenerle respeto y no miedo, uno tiene que valorar y gestionar las situaciones que se presentan por el camino y, ante todo, ser respetuoso con lo que te rodea... comprender te deja acceder.

La sorpresa más agradable es que la gente te deje acceder a su mundo, a su dignidad, a su particular forma de vivir.

Myegoo Dsc2440 S

¿Cuál es tu próximo proyecto?

Mi próximo proyecto ya es una realidad, es un proyecto construido en paralelo a 'Welcome to the barrio' y trata sobre las imágenes generadas en la mente de una persona con problemas mentales, sobre el bombardeo de pensamientos a los que una persona con problemas es sometida una y otra vez. Ese proyecto se titula 'Lóbulo Occipital', una zona del cerebro donde el pensamiento se procesa y acaba deviniendo imagen.

También tengo otros proyectos como 'Ínsula', el cual gira en torno a mi relación afectiva y emocional con el territorio, en concreto con la isla de Menorca, lugar donde viví 21 años y donde crecí como persona, donde viví mi infancia y mi adolescencia.

Tengo otros proyectos como 'Origen' que busca su base en el archivo fotográfico familiar y que coge como base la postfotografía en cierto modo. También, ya tengo a medio empezar otro titulado 'Ora et labora', basado en mi lugar de trabajo. Estos tres últimos proyectos no son aún una realidad debido a que aún necesito darles la vuelta y reflexionarlos.

Gracias Oriol por tu tiempo y mucha suerte con este y tus siguientes proyectos. Os invitamos a bucear en su web para conocer mejor su trabajo. Y si queréis adquirir el fotolibro, podéis hacerlo a través de la web de Cirkadian.com.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos