Sigue a Xataka Foto

Hotel electrico portada

No se me había ocurrido rebuscar en los archivos sobre los primeros stop motions hasta que gracias a Scorsese y su “Invención de Hugo” hice una regresión a los tiempos de Lumiere y George Méliès. Con ello caí en la cuenta que en sus películas coquetearon con ello. Sin embargo, no podemos catalogar esas cintas dentro de esa técnica, pero sí las que veremos a continuación, sin duda menos conocidas para el gran público de hoy, aunque sumamente atractivas bajo nuestra mirada actual.

En concreto el director Segundo de Chomón fue uno de los más conocidos en su época, comparado con Meliès por su calidad técnica y solicitado para trabajar en varias empresas cinematográficas como Pathé Frères o Itala Films, perfeccionó la técnica del stop motion (o paso a manivela) gracias a la cinta “Eclipse de sol”, pero fue con “La casa encantada” y, sobre todo con “El hotel eléctrico” donde consiguió dotar a los objetos de vida propia llegando a la cumbre de este procedimiento.

Aunque falta una música que acompañe a estas películas, al menos, gracias a internet, podemos disfrutar de estas joyitas sin necesidad de acudir a las filmotecas, algo que por otro lado, no digo que no, le resta encanto. Eso sí, sin efectos sonoros su visión se hace un poco pesada, por lo que os invito a seleccionar algún tema de vuestros preferidos y escucharlo a la vez que proyectáis los vídeos.

La casa encantada

Lo que más llama mi atención es ver que ya en 1906, Segundo de Chomón estuviese haciendo películas con fragmentos íntegros en stop motion consiguiendo tan buenos resultados, ya no sólo a nivel técnico sino creativo otorgando momentos de humor y de coherencia narrativa. Para mí no tiene nada que envidiar a lo que hace por ejemplo PES, uno de los magos de esta técnica actualmente (que por cierto estuvo nominado en los últimos Oscars a mejor corto de animación).

Antológica es en esta cinta la escena de la cena, donde la vajilla y demás utensilios cobran vida para el asombro de sus comensales. Vemos con ello que el tema de la comida daba mucho juego en esto del stop motion, puesto que es un tema recurrente ya desde comienzos de siglo XX hasta la actualidad.

El hotel eléctrico

Sin duda esta cinta de 1908, como os decía, es el culmen de su trabajo dentro del paso a manivela. Se suceden gags tras otros dentro de la habitación de un hotel donde todo está domotizado y los utensilios de aseo así como los muebles actúan solos para confort de los huéspedes.

Memorables las escenas del peinado de la señora y el afeitado del caballero, así como la limpieza de zapatos y otros tantos momentos que como sabemos llevan un enorme trabajo detrás. La coreografía en este tipo de vídeos es fundamental. Saber dónde colocar los objetos para que después uniendo los fotogramas se consiga esa sensación de movimiento. Darle un sentido narrativo. Incluir toques de humor. Son factores que hacen que el conjunto sea atractivo.

Sin destripar el final, sólo decir que se podría tomar con humor o hacer una crítica a la modernidad de la técnica frente al ser humano. Tema recurrente en otras películas y preocupación general desde los tiempos de la Revolución Industrial.

En resumen

Hemos visto dos ejemplos de stop motion dentro del cine. Hay muchos más fragmentos en películas de la época, pero éstos sin duda son los más significativos dentro de una técnica que parece está viviendo su momento de gloria en los tiempos actuales. No os digo más que los disfrutéis con una buena música de fondo. Ya me contaréis.

En Xataka Foto | 10 vídeos en Stop Motion que no te puedes perder

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios