Sigue a

cabecera3.jpg

Olympus se lanza de lleno a las compactas con zoom largo ampliando su incipiente gama SZ con dos nuevos modelos. Se trata de la Olympus SZ30MR y la SZ20 con la principal característica incorporar la grabación de vídeo en Full HD y alguna que otra novedad interesante.

En el caso de la SZ20, con un potente objetivo de 12,5x aumentos (24-300mm en formato 35mm), con la interesante prestación de poder grabar vídeo a 1080pix y fotografías de 16 megapíxeles, que es la resolución del sensor retroiluminado que incorpora. Sin duda unas característica a tener en cuenta y que supone un paso más para Olympus en el desarrollo de sus compactas. También destacan las funciones de 3D, Panorama Inteligente y Modo Cielo Estrellado, un modo éste más de artificio que de resultados. Olympus la publicita como la cámara perfecta para viajar. Y, efectivamente, cumple perfectamente esta misión. He podido llevarla en el bolso perfectamente sin darme cuenta casi de que la cámara estaba ahí. Pesa tan poco que no te das ni cuenta.

Primeras sensaciones

La primera sensación que me vino a la cabeza al probar esta compacta fue la de estar ante una cámara de juguete por su tamaño realmente pequeño en comparación a otras compactas. Aunque las dimensiones son similares al resto de compactas, tal vez por su diseño da esa sensación. Su cuerpo de plástico, con remates en metálico, no resulta muy esperanzador ante una posible caída. La empuñadura resulta muy agradable y cumple su función de agarre.

2.jpg

Gracias al soporte sin cables Eye-Fi, las fotos capturadas se pueden descargar al pc o a la web. Aunque realmente siempre utilizo el cable USB de las cámaras, no le encuentro mucha ventaja a este tipo de tarjetas, pero es una opinión personal.

Por otro lado, empecé a ver los filtros que trae de serie esta SZ20, que, por el nombre, esperaba más de ellos. Los filtros que tienes a tu disposición son los siguientes: Pop Art, Estenopeico, Ojo de Pez, Dibujo, Enfoque suave, Punk, Destello, Acuarela. Destacando el ojo de pez y el estenopeico (viñetea la foto) así como el de enfoque suave en cuanto a interés y por otro lado siendo absolutamente horrorosos los demás. Casi mejor que no metieran este tipo de filtros ninguna marca.

6.jpg

La falta de un dial donde poder elegir directamente los distintos modos se me antoja un “ahorro económico” por parte de la marca, teniendo así que elegir cualesquiera de las funciones a través del menú del LCD. Decir que la pantalla no refleja demasiado y se ve bastante bien a plena luz del día, tan solo inclinándola un poquito. Esta pantalla de 460.000 puntos cumple su cometido perfectamente.

4.jpg

Como muchas de las cámaras de su segmento, posee un botón para la grabación directa de vídeo, que queda a la altura natural del dedo pulgar de la mano derecha. La conexión HDMI también está presente en un lateral junto con la conexión combinada de USB/AV tanto para la transferencia de imágenes como para conectar el cargador. Volviendo al tema del vídeo, el autofoco me decepcionó un poco por ser algo lento como podéis ver en el siguiente vídeo.

Por lo demás trae el resto de funciones que cabe esperar de una cámara de este segmento, orientada al consumidor poco iniciado, con detección de rostro, modo mascotas, modo belleza y un pequeño flash integrado que puede ser activado manualmente con el botón destinado a ello en la parte superior.

Rendimiento

En términos generales las imágenes de la SZ20 resultan ser un poquito blandas y con falta de contraste. De ahí la opción, claro está, de enfoque suave. Esto de todas formas, nos obligará a pasar por algún programa de edición para mejorar estos dos parámetros aunque afortunadamente gratamente es mejorable. Esto hace que se quedé algo atrás en relación a su dos principales competidoras que son la Canon Power-shot SX220 HS y la Panasonic Lumix DMC TZ20.

8.jpg

Bien, entonces qué trata de aportar Olympus frente a sus competidores. Como decía antes el agarre del grip resulta muy bueno y ello conjuntamente con el estabilizador mecánico permite obtener imágenes casi siempre sin que salgan movidas. Lo cual para los usuarios más inexpertos será una opción de gran ayuda. Por eso esta cámara se dirige a un público más general, en el que el consumidor desa hacer las fotos sin más, que salgan bien y no complicarse además de tener algunas opciones atractivas para presumir delante de los amigos como la de panorama inteligente o el efecto 3D. Eso sí con un precio más que atractivo y alrededor de los 200 euros en la mayoría de tiendas resulta competencia para los 2 modelos anteriores, algo más caros.

El modo panorama resulta bastante cómodo y utiliza el modo barrido ya conocido y con bastante éxito de otros modelos y marcas. Una de las funciones que me llamó la atención desde el principio es la denominada función de foto 3D. Con ella un par de fotos, tomadas de una situación desde dos ángulos diferentes, crean una foto que puede ser visualizada con un impresionante efecto dinámico de 3D. Aunque es una opción interesante es una lástima. He de decir que el modo 3D, es para producir imágenes que se puedan ver en televisores compatibles con esta tecnología (como algunos modelos de Sony y Panasonic). Y, a diferencia, de la Finepix W3 no usa ni dos lentes ni dos sensores para producir una imagen estereoscópica. A primera vista parece una foto normal pero no he podido comprobarlo en un tv de las características indicadas.

3d.jpg

En cuanto al rendimiento de la ISO me ha sorprendido gratamente, obteniendo imágenes con “poco ruido” (para una compacta) hasta 1600 ISO como podéis apreciar en la imagen. Sin duda un punto a favor. Irónicamente se obtienen imágenes algo más nítidas y con un ruido algo menor a 1600. Creo que es la primera vez que veo esto.

iso.jpg

En el modo macro cuenta con dos opciones: macro normal y supermacro. Como viene siendo habitual podemos variar el zoom en el modo macro normal siendo fijo en el modo supermacro. El comportamiento es aceptable. Aunque prefiero el modo macro normal porque te permite encuadrar bastante mejor. Eso sí en este modo o tienes buen pulso o no hay nada que hacer. Deja la cámara bien apoyada o utiliza un pequeño trípode. Como comentábamos antes, los colores se ven un poco apagados.

5.jpg

Conclusiones

Si lo que quieres es una cámara “bolsillera”, económica y que haga unas fotos decentes sin duda resultar ser esta Olympus SZ20. Una cámara pensada para llevar a todos los sitios y que no te complica la vida. Ponemos el modo P y a disfrutar. Una recomendación: 16 Megapíxeles se antojan más que demasiados si no vas a revelar a gran tamaño, y, dado que no dispara en formato RAW, podrás ahorrar bastante espacio usando la opción de disparar a 8 o 5 Megapíxeles, más que suficiente para la mayoría de tus revelados. Esta pequeña compacta, pues, rinde perfectamente para aquello a la que fue destinada y que no es otra cosa que las fotos ocasionales, de viaje o familiares.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios