Sigue a

TechnoRequiem 02

El año recién finalizado nos ha dejado un escenario tecnológico en la fotografía realmente interesante. Hemos visto el desembarco de todas las grandes marcas en el escaparate de las sin espejo o CSC, cómo los sensores full frames han ido tomando el protagonismo o cómo el fenómeno de la fotografía móvil ha sido imparable. El 2013 no deja de ser menos apasionante, así que voy a intentar descubrir lo que podemos esperar en los próximos meses.

Renovarse o morir

Justo cuando el CES 2013 arranca y los fabricantes se afanan por renovar sus modelos para el nuevo año, asistimos a una aceleración importante en lo tecnológico. Ya no vale renovar los modelos añadiendo una pequeña mejora. Ahora la exigencia es muy alta, la velocidad tecnológica de otros sectores (como el de los dispositivos móviles: smartphones y tablets) parece que ha contagiado también a la fotografía y asistimos a una vorágine de modelos nuevos que reciben actualizaciones en meses.

Buena parte de ello también es debido a que grandes fabricantes fotográficos son también gigantes de la electrónica: véase Sony, Samsung o Panasonic. Y el resto se ven empujados a meter una marcha más, a forzar a su departamento de investigación y desarrollo para seguir innovando, adaptándose a las tecnologías en auge y los mercados más golosos. Hablamos de Nikon, Canon, Olympus o el floreciente resurgir de Fujifilm.

Tamaño pequeño, sensor grande

Panasonic XS1

En 2013 seguiremos viendo modelos de compactas que luchan por ser las más delgadas, las más pequeñas,… todo ello sin perder un diseño atractivo, potentes prestaciones y un objetivo zoom con una distancia focal polivalente. La recién anunciada Panasonic XS1 es solo el primer ejemplo que nos ha llegado. Otros fabricantes seguirán ofreciendo diminutas cámaras que encuentren sitio en nuestro bolsillo.

Este proceso de miniaturización también se lleva a cabo en las sin espejo. Veremos cuerpos pequeños que no renunciarán a un visor, a flash y suficientes controles manuales. Todo ello, además, en un cuerpo que no renunciará a un captor grande.

Ya hemos escuchado rumores de una posible sin espejo con sensor full frame por parte de Sony. Pero el resto (a excepción de Nikon) también apuestan por sensores grandes. Lograr las grandes ventajas de una réflex pero un tamaño pequeño y compacto sigue siendo el reto. Todo esto nos llevará a encontrarnos con más modelos de mirrorless enfocadas al sector profesional o semiprofesional. La NEX-7 o la X-Pro1 ya no estarán solas.

CMOS image sensor

No podemos pasar por alto a las DSLR. Fabricantes como Canon, Nikon, Pentax o Sony seguirán apostando por cámaras potentes, rápidas y con sensores grandes. Y con el punto de mira puesto en los fotógrafos entusiastas y no tanto en los profesionales. Full frames a menos de 1.500 euros puede ser una de las apuestas.

El autofocus: el caballo de batalla

Uno de los aspectos esenciales en la tecnología fotográfica actual es el autofocus, el verdadero caballo de batalla de compactas avanzadas y cámaras sin espejo. En 2013 veremos cómo esto pasa a ser un hándicap superado con creces. Olympus, Sony o Fujifilm están apostando por autofocus híbridos (por fases y por contraste) con los que mejorar el tiempo de respuesta para obtener foco en cualquier situación de luz.

Espejos translúcidos, sensor exclusivo para el enfoque, objetivos con tecnología ultrasónica… por ahí encontramos las opciones para lograr un autofocus tan veloz y sencillo que nos olvidemos que existe, solo apuntar y ya está enfocado (y sin ser una réflex profesional).

Conectividad, por favor

Apple iPad Camera Connection Kit

Ya hace años que algunas cámaras vienen ofreciendo la posibilidad de conectividad. Bien sea inalámbrica por compatibilidad con las tarjetas de memoria Eye-Fi o bien incluyendo conexión WiFi, o bien con múltiples puertos (USB, HDMI,…). Esto ya no se trata de un extra opcional. La conectividad en 2013 será una de las grandes protagonistas.

El fenómeno de la fotografía móvil precisamente ha motivado que sea una especificación cada vez más valorada a la hora de tomar fotos. Y los fabricantes así lo están asumiendo. En 2013 veremos como las opciones de conectividad de los nuevos modelos se extienden.

Fujifilm apps

Aquí encontraremos dos opciones. Ya sea incorporando un sistema operativo a la cámara: véase el caso de la Samsung Galaxy Camera, que no será la única como bien ha dejado claro el reciente desembarco de Polaroid. O bien incluyendo opciones de conexión (WiFi o bluetooth) a un smartphone con aplicaciones propias (los casos de PlayMemories Camera Apps de Sony o Fujifilm) o de terceros (Nikon).

Dejen paso: fotografía con móvil

2013 seguirá siendo otro gran año para la fotografía con móvil. El escenario se ha diversificado. Ya no solo queda Apple con su famoso iPhone, también hay otros: Samsung Galaxy SIII, Sony Xperia T o Nokia Lumia 920 entre otros.

La fotografía, antaño desdeñada en los teléfonos móviles, curiosamente se ha posicionado como una de las prestaciones estrella para vender smartphones en la actualidad. Es una de las opciones más valoradas y los fabricantes ofrecen cada vez mejores sensores, mejores ópticas… y, por supuesto, mejores resultados.

Y no nos olvidemos de los tablets, que con su expansión (a pesar de su aún poca “ergonomía” para fotografía) tomarán más terreno. A falta de que mejoren sus cámaras nos encontramos con la facilidad y potencia de una edición con miles de aplicaciones con las que satisfacer la fotografía editada y compartida al instante. Más allá de que por sus pantallas de alta resolución se convierta en una herramienta digital esencial para un fotógrafo que quiere ver, mostrar y compartir su trabajo.

2013 será la consagración del smarphone y el tablet como una pieza más dentro del flujo fotográfico de muchos.

Nokia PureView

En definitiva, como vemos el 2013 se presenta realmente apasionante. No podemos olvidarnos de la tecnología de la cámara Lytro que podría llegar a las cámaras de smartphones antes de lo que pensamos. Ni de cómo el vídeo en las cámaras fotográficas seguirá ganando terreno (1080p ya no será suficiente) y usuarios. O incluso como las cámaras aventureras tipo GoPro seguirán expandiéndose.

Tampoco debemos olvidarnos de cómo Instagram progresará de la mano de Facebook, de cómo Flickr se seguirá resistiendo a perder hegemonía o de cómo la fotografía de película seguirá viviendo su particular “revival” (gracias en gran medida a la lomography).

Fotos | dax.hammond, Bengt Nyman y Håkan Dahlström

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios