Sigue a

Canon

En un momento en el que la fotografía es más cercana a todos y por consiguiente más accesible, empieza a quedar patente que esas razones han hecho disminuir no sólo el valor de la misma sino el valor de aquellos que la realizan.

Desde luego, no cabe duda, que el que todas las personas vean cámaras en todos y cada uno de los grandes almacenes que pisan (entre otras muchas cosas), cuando eso mismo no podía ocurrir anteriormente si no ibas a una tienda especializada, parece que ha hecho cambiar el concepto que todo el mundo (que no está dentro del sector) tenía sobre los fotógrafos.

La visión de hace unos años

Al parecer, hace años (y sobre todo en la época de la fotografía química) las personas no dudaban un ápice sobre las posibilidades y niveles de un fotógrafo; de hecho, eran gente vista con una perspectiva bohemia, pero con un nivel de conocimiento bastante alto. Y es justamente ese punto, su conocimiento, lo que nos hace discutir sobre su aptitudes; aunque también actitudes hoy en día.

Ciudad de las Artes

Fotografía de Alfredo Biot en nuestro grupo de Flickr

La fotografía ha sido un mundo muy autodidacta, y hasta hace unos años no eran muchas las personas que podían asistir a clases, cursos, talleres, etc… para mejorar o incluso comenzar su carrera fotográfica. Esa forma de investigar y de “darle al coco”, dejó patente quien valía para la fotografía y quien no; pero claro eran otros tiempos y esas investigaciones no sólo se limitaban al campo de la visión fotográfica sino a la técnica, lo que hacía que muchos fotógrafos con una técnica excelente pero sin apenas mensaje en sus fotografías no tuvieran problemas para conseguir trabajo y ser valorados.

La visión actual

Hoy día, la situación es muy diferente, y es que toda esa técnica no es en absoluto difícil de aprender, ya sea por medio de clases, internet, libros, etc…, y es justamente lo que ha hecho que muchos de los fotógrafos que basaban todos sus credenciales en ella se quedaran sin trabajo, o vieran reducido su trabajo de manera considerable. Y es que, si se une la facilidad por aprender estas técnicas junto con la facilidad de comprar cámaras con características potentes, el nicho de mercado empieza a colapsarse.

Atardecer

Fotografía de jreyes333 en nuestro grupo de Flickr

Ser fotógrafo requiere de más que una simple técnica y un mejor equipo, y con los años ha quedado demostrado que la visión fotográfica es el tercer factor de importancia para ser fotógrafo; el problema es que ahora parece haberse colocado como el primero de ellos por ser el más carente de los tres (al contrario de lo que podía ocurrir anteriormente con carencias en casi todos). Esta visión fotográfica me hace por tanto entrar en la reflexión de si un fotógrafo sólo puede llegar a algo (hoy en día) si ha nacido para esto; o si por consiguiente, también hay posibilidades a base de estudios y gran equipo.

Se “hace” pero también se “nace”

Muchos me diréis que la visión fotográfica se aprende, que mucha de ella se adquiere, pero… ¿se adquiere para copiar a otros? o ¿se adquiere para ser novedoso?. La visión fotográfica es difícil de adquirir, pero si se adquiere sólo con el sentimiento de ver y hacer lo mismo que los demás, la innovación no existe, y por tanto, en un mundo saturado entrarás en el mismo saco que aquellos que sólo se preocupan de la técnica y el equipo.

Hay posibilidades de aprender a innovar, hay posibilidades de aprender a ofrecer algo, el problema (bajo mi punto de vista), es que aquellos que mentalmente estén menos capacitados para ello, tendrán que invertir una cantidad ingente de tiempo. En definitiva, todo se puede “hacer” con perseverancia y ganas, pero no hay duda que si se “nace” todo se vuelve más fácil.

¿Puede bajo vuestro punta de vista ser fotógrafo alguien que pueda pagarse miles de cursos o equipo? ¿Hay mucha gente que se sube al carro fotográfico sin saber lo que realmente es y/o se necesita para llegar a ser fotógrafo realmente?

Fotografía de portada | Roger Costa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios