Compartir
Publicidad
Sony a6500: toma de contacto con la sin espejo APS-C más potente de la firma
Sony

Sony a6500: toma de contacto con la sin espejo APS-C más potente de la firma

Publicidad
Publicidad

Apenas hace una semana que la firma nipona presentó sus dos últimos modelos de cámaras digitales, las Sony a6500 y RX100 V, y ya hemos tenido la oportunidad de tener una toma de contacto con ambas cámaras. Aunque vamos a empezar por "la hermana mayor", la a6500, o lo que es lo mismo el modelo que se sitúa en lo más alto del portfolio de cámaras sin espejo con sensor APS-C de Sony de la que os ofrecemos nuestras primeras impresiones.

Pensada para fotógrafos profesionales (en particular para los de naturaleza o deportes para quienes la velocidad es esencial) que quieran sustituir su pesada réflex o bien tener un segundo cuerpo mucho ligero, y más específicamente para los videógrafos que busquen una herramienta compacta pero muy potente para la toma de imágenes en movimiento, como siempre conviene recordar cuáles son sus principales “poderes”.

Lo fundamental de la a6500 está en su rapidez, tanto de enfoque como disparo. Los datos que la publicitan hablan de un enfoque de sólo 0,05 segundos, gracias a su sistema AF híbrido, y de una ráfaga de 11 fotogramas por segundo con capacidad de tomar alrededor de 300 fotos de forma continua.

Todo esto se logra gracias a la inclusión del mismo procesador Bionx X junto a un chip LSI frontal que se monta en la Sony A99 II. Un modelo que la firma presentó en la aún reciente Photokina y que es una réflex de espejo translúcido y con sensor full frame (es decir, con un carácter marcadamente profesional).

Sony A6500 Tomacontacto 6

Por eso no es de extrañar que Sony prometa prestaciones más allá de las réflex en la nueva sin espejo. Aunque esta velocidad no debe ensombrecer otras cualidades que aparecen en la a6500 como novedad dentro de su gama como la inclusión de una pantalla táctil.

También es novedad la inclusión de un estabilizador de cinco ejes integrado en el cuerpo que junto a diversas mejoras relacionadas con la toma de vídeo en formato 4K, como la ausencia de pixel binning (una compresión de lo captado por los píxeles que se realiza para que el procesado sea más rápido ―lo que, claro está, causa pérdida de calidad―) y el mayor aprovechamiento de la superficie del sensor que hace que la información se corresponda con 20 Mpx de resolución, es decir 2,4 veces mayor y que equivaldría a 6K.

Diseño y acabado

Pero pasamos ya a detallar las impresiones con la cámara obtenidas durante la toma de contacto. Su aspecto ciertamente no difiere mucho de lo visto en su gama, las líneas de diseño que heredó de la gama NEX y que ya tenía la primera representante, la A6000 (que por cierto se va a poner a la venta en diciembre en cuatro colores diferentes y con un precio de 750 euros sólo el cuerpo, 900 con el objetivo 16-50 mm).

Sony A6500 Tomacontacto 2

Con un esqueleto de aleación de magnesio, el cuerpo está sellado y su acabado es muy bueno, como suele ser habitual en la firma. Su aspecto poco ha variado respecto a la A6300, salvo un rediseño de la empuñadura para mejorar el agarre. Además, el botón de grabación de vídeo ha cobrado importancia dentro de la botonera principal. Otro cambio está justo arriba, donde el botón de acceso directo personalizable que había junto al disparador se ha movido al lado de la rueda de modos y se ha multiplicado por dos, con lo que ahora son tres los botones de este tipo disponibles en la cámara.

De cualquier forma, el cambio más importante no se ve pero sí se toca. Hablamos claro está de la ya comentada pantalla táctil, un elemento que a estas alturas ya no nos sorprende pero que sin duda hubiéramos echado de menos si no hubiera aparecido.

Sony A6500 Tomacontacto 5

Aparte de la lógica función de ayudarnos en la selección de menús o de la revisión de fotos, lo más interesante de ella es que puede usarse a modo de touchpad para seleccionar el área de enfoque mientras que utilizamos el visor. Una funcionalidad que ya hemos visto en otras cámaras pero que aquí nos ha gustado como se ha llevado a cabo.

Me explico. Mientras que en otros modelos no es difícil que al mirar por el visor nuestra nariz interfiera en la pantalla moviendo el punto de enfoque sin querer (incluso aunque no se tenga un gran apéndice nasal), en este caso no ocurre así. Y no lo hace por dos motivos: porque el visor está colocado en una esquina de la cámara con lo que no queda justo en medio de la pantalla, y porque sobresale lo suficiente como para que la nariz no toque la LCD. Por si esto no fuera suficiente, existe la posibilidad de que sólo se use una parte de la pantalla táctil para evitar este problema.

Y ya que hablamos del visor, hay que decir que éste no parece haber recibido un gran cambio respecto a la A6300, pero aún así hay que decir que responde a lo esperado en una cámara de esta calidad.

Tomando fotografías

El obturador de la a6500 es nuevo y sustancialmente más pequeño lo que ha permitido la inclusión, en un cuerpo de igual grosor que su antecesora, de un estabilizador de cinco ejes que promete compensar hasta cinco pasos de luz.

Sony A6500 Tomacontacto 3

Esto es algo que apenas pudimos probar en la toma de contacto, teniendo en cuenta que los sets dispuestos para la toma de contacto buscaban sobre todo probar la velocidad de la cámara y que las unidades eran de preproducción, por lo que no se nos permitió guardar las imágenes obtenidas. Así, de momento habrá que esperar a una prueba completa de campo para obtener conclusiones.

Lo que sí pudimos probar fue la mencionada rapidez de enfoque y disparo, que sin duda es lo que más nos gustó de la toma de contacto. Sobre todo en un set preparado por Sony en el que unos bailarines de street dance nos deleitaron con sus acrobacias permitiéndonos probar la ráfaga y el enfoque de seguimiento.

Lo cierto es que, tal y como comentamos al respecto de la A99 II, disparando en ráfaga la cámara parece una inofensiva metralleta a la que no se le acaba la munición. Lástima no haber podido guardar las imágenes resultantes aunque por lo que vimos in situ en la LCD los resultados prometen.

Como promete ese enfoque continuo que vimos cómo era capaz de seguir sin problema los rápidos movimientos de los bailarines variando el enfoque muy ágilmente entre los 425 puntos que cubren un 65% de cobertura. Una pena de nuevo que no hayamos podido tener las fotos y comprobar si el hecho de que el área enfocada se situara preferentemente en la zona de las piernas (que era lo que más se movía), estropeara las fotos de alguna manera.

Sony A6500 Tomacontacto 4

En cualquier caso, teniendo en cuenta una vez más que no eran unidades finales y que tampoco tuvimos tiempo de familiarizarnos con la configuración de la cámara, no podemos sacar ningún tipo de conclusiones en este sentido, salvo que desde luego la cámara es muy, muy rápida tanto disparando como enfocando.

Así, sin duda nos parece un modelo más que interesante que estamos deseando probar a fondo. Una cámara que en prestaciones se acerca mucho a las réflex pero que es mucho más pequeña y compacta y que, por tanto, puede interesar tanto a usuarios avanzados como a novatos que busquen iniciarse “a lo grande”.

Más información | Sony a6500

En Xataka Foto | Panasonic Lumix GX80, análisis: la primera Lumix sin filtro de paso bajo destaca por su nivel de detalle

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos