Compartir
Publicidad
Sony RX100 V: toma de contacto y muestras de una "pequeña gigante"
Sony

Sony RX100 V: toma de contacto y muestras de una "pequeña gigante"

Publicidad
Publicidad

Así es como desde la firma nipona han definido el concepto sobre el que se ha construido la Sony RX100 V, última representante de la gama RX formada por cámaras compactas avanzadas con sensor de una pulgada y altas prestaciones y que en su última iteración lleva esta premisa hasta extremos nunca vistos.

Y es que, como ya hemos comentado en la toma de contacto de la Sony a6500 (que tuvimos oportunidad de probar conjuntamente con la RX100 V) en sus tripas encontramos el mismo procesador Bionz X más un chip LSI frontal que lleva la “gigante” A99 II presentada en Photokina 2016 más un sensor de tipo apilado cuyo diseño también acelera la velocidad de proceso.

Sony Rx100v Tomacontacto 3

Todo ello hace que, aunque estemos hablando de una cámara de pequeñas dimensiones, tengamos tal velocidad que la cámara sea capaz de hacer ráfagas de 24 imágenes por segundo con seguimiento de autofocus y con un buffer que es capaz de tomar alrededor de 150 fotos, toda una barbaridad para una pequeña compacta por muy premium que sea.

En el mismo sentido, y compartiéndolo también con la a6500, su enfoque también es muy rápido con una cifra de sólo 0,05 segundos para conseguir que el objeto esté enfocado. Todo gracias a un nuevo sistema AF híbrido que se estrena en la línea RX100 y que ofrece 315 puntos que cubren aproximadamente el 65% de la escena.

Todo ello cifras record para una compacta que, según Sony, cada vez gana más adeptos como segundo cuerpo incluso para profesionales. Desde luego por velocidad no será, pero no adelantemos acontecimientos y vamos a contaros nuestras impresiones de la toma de contacto.

Sony Rx100v Tomacontacto 2

Diseño y acabado

Como era de esperar, mantiene las líneas marcadas dentro de su familia y es prácticamente idéntica externamente a su antecesora, la RX100 IV. Esto implica que sigue siendo una cámara que realmente cabe en un bolsillo y con una construcción sólida y de calidad.

Claro que la ergonomía sigue siendo mejorable, el agarre no es el mejor y los botones son pequeños y están muy juntos, cosas achacables al reducido tamaño por el que sigue apostando Sony.

Tamaño que no es óbice para que la cámara no cuente con un visor electrónico de curioso diseño retráctil que no parece haber variado respecto al anterior modelo. Su diseño es realmente notable y a pesar del pequeño tamaño su funcionalidad es muy buena, aunque la forma de accionarlo en dos pasos es incómoda.

Otro elemento que no ha variado es su pantalla basculante. Una LCD que gira lo suficiente como para poder hacerse un selfie pero que no incorpora capacidad táctil. Y la verdad es que, sea más o menos útil, a la hora de manipular la cámara llama la atención que no se haya implementado ya (nosotros intentamos usarla de forma táctil varias veces en la toma de contacto... sin resultado, claro).

Sony Rx100v Tomacontacto 1

Tomando fotografías

A la hora de hacer fotos es donde se comprueba de verdad la velocidad de proceso del conjunto de sensor apilado (recordamos, 20 MP y una pulgada de tamaño), sistema AF híbrido y nuevo procesador “supervitaminado”. Y si decíamos que la a5600 parece una inofensiva metralleta, la RX100 V no se queda a la zaga a tenor de lo visto en las pruebas realizadas.

Su ráfaga es tan rápida como la de aquella cámara aunque es lógico que no llega a permitir tomar tal cantidad de imágenes. Si con la a6500 es posible tomar unas 300 fotos de forma continua, la RX se queda en la mitad (datos aproximados, claro está). En donde sí se nota la diferencia es a la hora de grabar imágenes en la tarjeta de memoria.

Si a la a6500 ya había que darle un cierto margen de tiempo para que grabara las imágenes tras una ráfaga casi infinita, en la RX100 V fue necesario echarle paciencia y en algunos casos vimos como la cámara prácticamente se bloqueaba durante varios minutos para realizar este trabajo. Sin embargo no seríamos justos si no pensáramos que el propósito de esta cámara no es precisamente este tipo de ráfagas.

Sony Rx100v Tomacontacto 6 Sony RX100 V a 1/200 seg, ƒ3,2, ISO 1600 y a 8,8 mm

Así, debemos darle la razón a un representante de Sony que, interpelado al respecto, nos comentó que el principal propósito de otorgarle a esta cámara tal velocidad de proceso era del de conseguir el enfoque más rápido de una cámara en su categoría, y no utilizarla continuamente para este tipo de tomas que requieren de una rápida ráfaga.

Aún así, como ya os hemos contado en la toma de contacto de la Sony a6500, la firma había preparado unos sets para que pudiéramos testear las cámaras especialmente en el apartado de la velocidad con lo que a ello nos pusimos. Y como en el caso de la RX100 V las unidades sí que eran prácticamente finales, esta vez sí que pudimos quedarnos con las fotos realizadas para enseñaroslas.

Así, la rapidez de disparo nos permitió realizar una serie de tomas continuas que pasadas de forma rápida parecen un vídeo. Y de entre ellas hemos extraído algunas muestras que os enseñamos, tanto de los bailarines de street dance como de pintura sobre un altavoz de graves (conectado a un smatphone con una app que lo hace vibrar fuertemente) para que veáis el magnífico resultado.

Sony Rx100v Tomacontacto 8 Sony RX100 V a 1/1.600 seg, ƒ8,0, ISO 1.600 y a 21,59 mm

Evidentemente no todas las fotos capturadas fueron buenas, pero desde luego con una ráfaga semejante parece que capturar el momento decisivo con una cámara realmente pequeña no debería ser un problema. Por cierto que gracias a estas tomas también pudimos comprobar que, tal y como anuncia Sony, el blackout (tiempo que la cámara no muestra imagen en pantalla durante una ráfaga) es prácticamente inexistente.

En cuanto a la calidad de imagen, parece que la pequeña RX100 V va a seguir ofreciendo el excelente comportamiento que ya ofrecían sus antecesoras. Y lo que es mejor, sigue mostrándose solvente en elevadas sensibilidades a pesar de que estamos hablando de un sensor bastante pequeño.

Sony Rx100v Tomacontacto 7 Sony RX100 V a 1/100 seg, ƒ4,0, ISO 800 y a 16,62 mm

Casi la totalidad de fotos realizadas lo fueron a 800 y 1600 ISO, ya que ajustamos la cámara según las instrucciones que nos dieron los responsables de cada uno de los sets de prueba (de acuerdo a lo que iban a desarrollar allí y la luz que iluminaba el lugar). Y el resultado queda a la vista en las muestras que aportamos: un ruido muy contenido que hace perfectamente viable trabajar con estas sensibilidades.

Por supuesto esperaremos a realizar una prueba de campo para ver qué tal se porta la RX100 V en todo tipo de situaciones y con sensibilidades más altas, pero lo cierto es que a tenor de lo visto en nuestra toma de contacto la cámara promete estar a la altura.

Galería a máxima resolución | Sony RX100 V en Flickr

Más información | Sony RX100 V

En Xataka Foto | Panasonic Lumix LX15: Toma de contacto con la nueva compacta avanzada en Photokina

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos