Sigue a Xataka Foto

Pose of a hunter, por hapal

Hemos hablado muchas veces de los peligros que acechan al material del fotógrafo, como el deterioro o robo de cámaras y objetivos, y a nuestra propia obra fotográfica como pueden ser el uso ilícito, la pérdida de imágenes por ausencia de copias de respaldo, el deterioro de las copias en papel… Pero, ¿y nuestra propia salud?

Somos muchos los que nos dedicamos a la fotografía, ya sea como afición o profesionalmente, y padecemos problemas de espalda. Este es un gran caballo de batalla, ya que se dan una serie de factores que conjuntamente son el caldo de cultivo perfecto para esta clase de dolencias: transportar y cargar con pesos significativos y mal repartidos (colgado del cuello o de un hombro solo), posturas forzadas y extrañas, muchas horas sentados delante del ordenador (en algunos casos además portátil o poco ergonómico en general), etc.

Además la vista es otra de las grandes resentidas hoy en día. Nos hemos quitado en una gran mayoría los peligrosísimos riesgos de la fotografía química, pero a cambio, maltratamos mucho más la vista debido principalmente a las pantallas de ordenador u otros dispositivos similares que nos obligan a forzar mucho la vista durante horas. Con malas costumbres, podemos terminar con un problema serio por culpa de no tomar las precauciones debidas.

Squatting Photographer Pose, por Augapfel

Podemos también tener otra serie de riesgos para nuestra integridad física dependiendo de cual sea nuestra especialidad, como por ejemplo el fotoperiodismo de conflictos bélicos – en cuyo caso ya todo esto tiene mucho menos sentido – o sin ir más lejos la prensa gráfica de actualidad ya sea en eventos deportivos, espectáculos peligrosos, manifestaciones o cualquier otro ámbito con aglomeraciones de gente donde podemos ser golpeados o tener algún tipo de incidente.

Hay grandes fotógrafos que incluso se han asegurado el dedo índice derecho por sumas de dinero astronómicas, igual que hacen muchos deportistas de alto nivel con sus miembros más preciados. Y no me extraña, pues si mi capacidad de hacer fortuna dependiese de una falange yo tampoco dudaría en asegurármela por el máximo que me fuese legalmente posible.

Consejos de seguridad y ergonomía para fotógrafos

Así que, aunque no hay que ir por la vida temiendo lo que pueda pasar, vamos a repasar algunos consejos para evitar sufrir en la medida de lo posible las consecuencias físicas de la fotografía en nuestro cuerpo:

  • Cómprate el equipo fotográfico más adecuado para tus intenciones. Si lo tuyo es la street photography o fotografía callejera, no te compres una DSLR de 2 kgs. con un objetivo todoterreno que pesa otro tanto; probablemente te interesará más un cuerpo CSC con un par de pequeños objetivos (un pancake a veces ya es suficiente), por comodidad y por discreción. Muchas veces, menos es más.
  • Sal a hacer fotos sólo con lo necesario, no te lleves toda tu colección de cámaras, objetivos y accesorios a cuestas. Probablemente no sacarás de la bolsa ni la mitad.

The photographer, por kenny_lex

  • Si llevas un equipo de cierto peso – yo diría que a partir de 1,5 kg. – invierte algo de tiempo en escoger la bolsa de transporte más adecuada. Elige bolsas con asas para los dos hombros antes que de tipo bandolera (el peso se repartirá uniformemente), por ejemplo, y piensa en la posibilidad de una tipo riñonera (de sujeción a la cadera) o similar que no te haga daño en la espalda con el paso de las horas, en lugar de una tradicional mochila. Tu espalda te lo agradecerá.
  • Busca puntos de apoyo y posiciones lo más naturales posibles, deja la bolsa en el suelo si es necesario. Muchas veces para hacer una foto con “ese” punto de vista que buscamos, acabamos haciendo unas posturas tan ridículas como difíciles y forzadas. Trata de conseguir el mismo punto de vista buscando apoyos y colocándote de una manera más natural, sufrirás menos y además ayudará a que muevas menos la cámara y por tanto a minimizar el riesgo de trepidación.
  • Mantente en forma. Puede parecer de perogrullo pero cuanto mejor estemos físicamente más podremos resistir sin hacernos daño. Como para todo en esta vida, un estado físico adecuado es la mejor forma de prevenir lesiones.
  • Si vas a hacer fotos en un ambiente con cierta peligrosidad como los mencionados, no olvides que lo primero es tu seguridad. Somos muy dados a anteponer la persecución de “la foto” a la lógica y a nuestro propio instinto de supervivencia. Esto es el compromiso del fotógrafo y sin ello muchas veces no conseguiríamos algunas de las fotografías más únicas y geniales, pero hay que intentar no morir en el intento.
    Flip shot, por JamesEverett
  • Configura tu puesto de trabajo ante el ordenador de manera adecuada y ergonómica. La higiene postural pasa por utilizar una buena silla que te permita mantener una postura idónea y cómoda durante horas es imprescindible. Además la altura del teclado y ratón respecto a nuestra posición debe estar medida y corregida. El monitor también debe estar a la distancia, altura y resolución adecuadas para evitar que inconscientemente nos echemos hacia delante o hacia atrás, dando al traste con la buena postura.
  • Descansa la vista cada pocos minutos, mirando hacia otro lado y a ser posible a cosas alejadas. Si tenemos una ventana cerca con vistas, será perfecto para esto. Hay programas de ordenador que nos ayudan avisándonos de cuándo debemos realizar estas pequeñas paradas.
  • Haz lo mismo con el resto de músculos cada veinte o treinta minutos. Levántate, estira el cuello y los brazos y haz algunos movimientos durante un par de minutos. Puedes aprovechar esos ratos intermedios en los que has de pensar en si te gusta el retoque que acabas de hacer o qué quieres buscar con el próximo, por ejemplo, o mientras ves el último Timelapse que te recomendamos en XatakaFoto. Los estiramientos y ejercicios son el mejor favor que puedes hacerte al trabajar con un ordenador.
  • Cambia de postura lo más a menudo que puedas. Trata de que sea una buena postura siempre, pero tampoco es bueno mantener todo el tiempo la misma. Varía y tu cuerpo te lo agradecerá.

No os olvidéis de que la fotografía debe ser algo que nos apasione, pero no necesariamente debe llegar a hacernos daño. Cuidemos nuestras costumbres como fotógrafos.

Fotografías | hapal | Augapfel | kenny_lex | JamesEverett

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

32 comentarios