Sigue a Xataka Foto


Sí, normal, una pared completamente normal. De forma sencilla. Como tratábamos de mostraros hace unos días con un vídeo DigitalRev, el saber manejarse en las circunstancias más adversas es lo que diferencia a un buen fotógrafo. A veces estamos tan preocupados de tener que realizar todo en las agradables condiciones de un estudio que olvidamos que podemos conseguir fotografías diferentes de otras formas.

Con una simple pared, Gary Fong, un conocido fotógrafo asiático de bodas, nos enseña con dos flashes tan sólo cómo aprovechar una pared para conseguir unos retratos con baja luz (de ahí que de vez en cuando cueste enfocar) y con un toque dramático. El esquema es muy sencillo: uno de los flashes (desnudo y con un gel rojo aunque luego pone uno de sus adaptadores llamado PowerSnoot) apunta hacia a la pared desde el suelo. Fijaos que realiza unas pruebas con la velocidad de obturación y la apertura hasta que logra un buen color rojo en la pared. Si nos queda una velocidad de obturación baja, recomendable usar el trípode (aunque sea lo más recomendable siempre)
Gary Fong
El otro está colocado un poco por delante de los sujetos y desde arriba. Luego ya dependiendo de si quieres una luz más dura o difusa puedes usar los modificadores que gustes (paraguas, softbox, ventana, … etc). Puedes ajustar los flashes con geles de colores y te lo pasarás en grande. Lo curioso además es que todo esto lo vemos a través de la pantalla de la Canon 5DMK II de Gary Fong.

En Xataka Foto | Otra demostración del porqué ‘la cámara no hace al fotógrafo’

Vía | Gary Fong en Youtube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios