Compartir
Publicidad
Cómo trabajar un RAW para aprovechar al máximo la información del archivo
Trucos y consejos

Cómo trabajar un RAW para aprovechar al máximo la información del archivo

Publicidad
Publicidad

Trabajar en RAW es uno de los consejos más comunes que siempre damos a los fotógrafos que quieren realizar fotografías más o menos serias. Sin embargo, hacemos poco caso de uno de los aspectos más importantes en el procesado de RAWs que es el procesado por zonas, así que os explicamos por qué es tan importante realizar ajustes locales antes de pasar nuestras fotografías a Photoshop.

Un fichero RAW es un archivo compuesto de una amalgama de datos que el sensor ha captado en el momento de realizar la fotografía, en él se encuentran 'datos al margen' que no se muestran pero que conforma ese fantástico margen de trabajo que todos los RAW nos ofrecen para estirar la información de nuestras imágenes (incluso desde móviles). Empleando ajustes globales no conseguimos optimizar el potencial de nuestros RAW y por ello debemos ser conscientes de la importancia del procesado por zonas.

La importancia del procesado por zonas

Está más que claro que para trabajar con archivos RAW, debemos hacer uso de Camera RAW, Lightroom o Capture One. Esto nos permite realizar ajustes locales donde podemos recuperar sombras, iluminaciones o modificar colores con mucha precisión y flexibilidad, pudiendo darle cualquier acabado que deseemos.

Pexels Photo 110645

En Capture One y Lightroom es posible hacer uso del básico sistema zonal que el programa incorpora, pero en el caso de Camera RAW, si queremos editar por zonas nuestra fotografía debemos hacer uso de varios revelados completos buscando el tono perfecto para la zona concreta para después enmascarar las zonas que nos interesen en Photoshop. En el caso de Capture One o Lightroom, es tan fácil como seleccionar la opción del pincel y hacer uso de los pinceles A y B, mientras que Capture One lleva más allá esta opción incluyendo un práctico sistema de capas con el que podemos jugar.

El caso es que para un retoque en profundidad, prácticamente debemos realizar el procesado enmascarando a través de Photoshop, pero los pinceles para realizar ajustes locales pueden ser perfectos para conseguir un ajuste local adecuado si tenemos un altísimo volumen de fotografías que retocar o si no es un trabajo de máxima precisión.

Personalmente, para fotografía de modelos yo lo uso para corregir las dominancias en algunas partes de la fotografía o potenciar el color de los ojos o la ropa que aunque es información que se guarda en la parte central de la fotografía, podemos aprovechar mejor empleando la corrección local. Además, en términos de luminancia lo empleo para recuperar zonas muy quemadas tanto de luces como de sombras para crear una imagen más equilibrada.

En Xataka Foto | La profundidad de color en RAW y JPEG, a fondo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos