Síguenos

¿De verdad necesito una réflex?

Cada vez hay más gente que experimenta una curiosidad creciente por la fotografía, después de algún tiempo “trasteando” con su compacta o incluso con su móvil. Llegado un punto, se preguntan si es buena idea comprarse una cámara réflex para ir más allá, pues les parece claro que esas son las cámaras “buenas” (y no el resto). Vamos a ver cinco razones comunes por las que mucha gente piensa en hacerse con una cámara DSLR y no otra, así como las alternativas en cada caso. Anteriormente mi compañero Santiago Díaz argumentaba algunas de las razones que pueden llevarte a decir que no necesitas una réflex. El mercado es muy amplio y hay opciones para todos los gustos. Lo importante es que elijas dependiendo de tu perfil y tu presupuesto. Vamos a ver cinco razones comunes por las que mucha gente piensa prefiere hacerse con una cámara DSLR y no otra.

Hace unas semanas heriguerrero13 nos planteaba la pregunta de si realmente necesitaba una cámara réflex, concretamente su novia era la interesada.

Evidentemente todo esto al final va en ‘gustos o preferencias’ y no pretendemos que estéis todos de acuerdo. Pero esperemos que el debate abierto os ayude a mirar una réflex o no con más criterio a la hora de realizar una compra y que lo que compréis sea lo que necesitáis verdaderamente.

Cinco razones para decir que SÍ

Vamos a ver cinco ejemplos de razones por las cuales podríamos elegir específicamente una réflex sobre otras posibilidades y qué alternativas tendríamos:

  1. ¿Estabilidad y alternativas del sistema de objetivos intercambiables de las réflex? Es una gran ventaja aún. Casi todas las monturas de todas las marcas son ya veteranas y llevan años en el mercado. En muchos casos podemos aprovechar bastantes objetivos de años atrás de una vieja réflex analógica y usarlo en la digital. El mercado de segunda mano es muy amplio y hay buenas oportunidades. Sobre las tipo Bridge/ultrazoom y las compactas clásicas es una clara ventaja. Alguno me diréis que en las CSC también (evidentemente que en compactas o bridge no se puede). Se puede sí en las CSC, pero con adaptadores y perdiendo algunas funcionalidades como la medición o el autofoco, cuestiones éstas que no todo el mundo quiere sacrificar. En mi opinión el precio de los objetivos nuevos para los sistemas CSC son caros todavía en comparación con la oferta para réflex. Aunque todavía fabricantes como Sigma o Tamron o Tokina no se han metido de lleno en el tema, cuestión que podría abaratar el mercado.
  2. ¿La velocidad del enfoque y la mayor inmediatez en el disparo? Sin lugar a dudas, las réflex siguen siendo muy superiores en este aspecto y lo seguirán siendo por lo que parece aún un tiempo más. La velocidad del enfoque por contraste (compatcas, CSC) sigue perdiendo frente a la velocidad de enfoque por detección de fase (réflex y Nikon 1). A pesar de que hay algunas cámaras con mayor ráfaga que las réflex actuales el retardo de disparo es mucho más bajo (a nivel general) en las reflex.
  3. ¿Visor óptico? Desde luego. Donde haya un visor óptico que se quite cualquier otro tipo de visor. Hasta ahora, ninguno de los visores electrónicos del mercado es capaz de acercarse tan siquiera a la sensación de mirar por el visor óptico de una réflex. He probado ya unas cuantos visores y ninguno se le acerca a un visor óptico. Esto redunda en que podrás componer de forma más cómoda y agradable desde un visor óptico.
  4. ¿Por su capacidad de sacar un mayor rendimiento a los sensores? Cierto que se empiezan a montar sensores “idénticos” en otros sistemas diferentes de las réflex. Pero solamente podemos hacer la comparación con respecto a las CSC por su acercamiento en este aspecto durante los últimos dos años. Y me atrevería a decir que tan solo Sony (que actúa de suministrador a otras marcas en este aspecto) parece estar sacando un verdadero rendimiento en este asunto. Aún así las diferencias son grandes. Por el momento, tan solo la Sony NEX-7 está ahí en la lista de las 20 primeras. Además si te importa el rendimiento en cuanto a ISO las NEX caen hasta el puesto 25, mostrando que aún las réflex tienen copado este aspecto. De compactas clásicas ni hablamos.
  5. ¿Precio y comodidad?: Por un lado, el precio. Aunque Santiago nos acercaba las CSC, micro4/3 o sin espejo como alternativa muy cercana, hemos de tener en cuenta que, aún esos sistemas presentados como alternativa siguen teniendo un sobreprecio (a mi juicio) a pesar de los éxitos de ventas. Las réflex de gama de entrada de Canon, Nikon o Sony suficientes en mucho casos para alguien que quiera iniciarse cuestan mucho menos que una Fuji X100 o una Sony NEX, aún en sus respectivos kits. En cuanto a comodidad depende de lo que necesites pero en este caso solamente las compactas ‘bolsilleras’ ganan pues de ancho no hay mucha diferencia (Dimensiones (ancho x alto x profundidad) de una Nikon D7000: 132 × 105 × 77mm; Sony NEX-7:119,9 × 66,9 × 42,6mm; Canon S95:99,8 × 58,4 × 29,5mm).

Consideraciones finales

Un apunte aparte, si me permitís, ahora que hemos comentado la comodidad: la ergonomía. Y lo hago pensando en mis problemas de espalda. Puede que las réflex sean algo más pesadas pero son más ergonómicas y más fáciles de agarrar/manejar que cualquier otro tipo de cámara actual por lo que la postura para la realizar fotografías. En las compactas clásicas y CSC, sobran dedos muchas veces, no así con las bridge.

Por otro lado, desde mi experiencia, a la hora de disparar con una réflex creo que es más importante la postura corporal a adoptar. Lo que he notado mucho que influye es colocar bien los brazos, piernas y tronco. En esto pienso que las réflex se adaptan por lo general mejor a este tema. Alguno me diréis y ¿si le pones un 500mm (por ejemplo)? Pues el conjunto réflex + 500mm es más estable y compensado que el conjunto de cualquier CSC + un teleobjetivo similar. Además la posibilidad de añadir a muchos modelos réflex un grip para mejorar tanto la duración de la autonomía de la cámara como la estabilidad de los disparos en vertical sigue siendo una ventaja.

Como veis es cuestión de necesidades y momentos. Cuando cojo mi Panasonic LX3 sé para que la voy a usar y cuando cojo la Nikon D7000 lo mismo. No voy a añadir nada más salvo daros un consejo elijáis lo que elijáis si tenéis modos manuales, no dejéis la cámara en el modo automático. Con ello quiero deciros que aprovechéis a conocer todas las posibilidades de vuestras cámaras. Por favor, aprende a usar el resto de modos. Seguro que disfrutarás mucho más y harás mejores fotografías. Porque recuerda que el don está en la mirada del fotógrafo.

Os animamos, como siempre, a que nos dejéis vuestras preguntas sobre dudas o consultas que queráis lanzar en nuestra sección de Respuestas y entre todos podremos comentarlo.

En Xataka Foto | ¿De verdad necesito una réflex? Cinco razones para decir que no

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios