Sigue a

Alahay

La adversidad agudiza el ingenio del hombre y es así, como resultado de una mala experiencia, como nace esta genial manera de firmar un trabajo audiovisual. Alaa Abu Haidar vio cómo una televisión francesa usaba y manipulaba sin su autorización y omitiendo cualquier referencia a su persona un clip de su propiedad.

Lo usual es acabar los clips con los créditos así que es tan fácil como cortar la parte final del metraje para eliminarlos. Al protagonista de la historia se le ha ocurrido que una buena forma de evitar el robo de material es ocultar la firma en el bokeh (lo de ocultar es una forma de hablar porque se puede hacer tan visible como queramos).

En otras ocasiones hemos mostrado cómo manipular el bokeh para que muestre determinadas formas, incluso se venden plantillas, para que refuercen, si lo usamos bien, el mensaje que queremos transmitir. Si en vez de una silueta reconocible lo que hacemos aparecer en el bokeh es nuestro logo o nombre ya está nuestra firma incrustrada.

Por razones obvias este sistema no tiene mucho sentido en una imagen fija porque la estropearía. En un vídeo, en cambio, si de vez en cuando intercalamos unos frames desenfocando luces para mostrar la firma (siempre que encaje con la historia) protegeremos nuestra obra de, al menos, los amigos de lo ajeno más flojos.

Vídeo | Alahay en Youtube
Vía | DIY Photography

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios