Compartir
Publicidad
Los filtros fotográficos cuadrados: ventajas e inconvenientes
Trucos y consejos

Los filtros fotográficos cuadrados: ventajas e inconvenientes

Publicidad
Publicidad

Hace unas semanas os contábamos cuáles son los filtros esenciales para fotografiar la naturaleza y entonces ya mencionamos los sistemas de filtros cuadrados con portafiltros como alternativa a los que se enroscan en el frontal del objetivo, con sus ventajas e inconvenientes claro está.

Pues bien esta vez hemos pensado que sería buena idea dedicar un artículo a este tipo de filtros menos conocidos para aclarar cómo funcionan y en qué nos puede beneficiar su uso respecto a los filtros de rosca o, por el contrario, qué desventajas presentan. Porque los filtros cuadrados no dejan de ser un sistema diferente para obtener un mismo resultado.

Y aunque es cierto que con las cámaras digitales muchos filtros han perdido la popularidad que tuvieron en la era analógica, no debemos obviar que su uso tiene muchas ventajas como se demuestra en la fotografía de paisajes por lo que, como mínimo, conviene conocerlos.

Filtros Cuadrados 2

Y si entonces citamos a dos marcas concretas de filtros, los conocidos Cokin y los más profesionales Lee, esta vez hay que citar a otras que también tienen sus sistemas de filtros cuadrados como Formatt-Hitech y Lucroit (por supuesto hay muchas más, así que si usáis alguna en concreto que nos podáis recomendar no os cortéis y decidlo en los comentarios).

Los primeros, los franceses Cokin, son de sobra conocidos desde hace años porque están muy extendidos y son de los más económicos, aunque su precio repercuta en la calidad. Sin embargo, para comenzar un pack en el que se incluyan varios filtros como los que se comercializan puede ser una buena opción si nuestro presupuesto es bajo o no estamos muy seguros del uso que le vamos a dar.

Si por el contrario tenemos claro que le vamos a dar un uso extensivo, podemos dar el salto al resto de marcas. De ellas la más conocida en el ámbito profesional es la americana Lee que tiene un sistema de calidad aunque a un alto precio, sólo al alcance de los profesionales. En el término medio tenemos a Formatt-Hitech y Lucroit, cuyos sistemas son más asequibles que el de Lee pero no están tan extendidos como los Cokin. Eso sí, si hay que recomendar uno nos decantaríamos por la última que, al fin y al cabo, es una marca española.

Filtros Cuadrados Enmano Foto de FHKE

Ventajas de los filtros cuadrados

Vamos a empezar con sus indudables ventajas, la primera la modularidad del sistema. Mientras que los filtros de rosca convencionales están concebidos para un determinado diámetro de objetivo (con lo que si usas objetivos con diferentes diámetros necesitarás filtros diferentes), los filtros cuadrados se basan en el uso de un portafiltros en el que se colocan los filtros propiamente dichos y que sirven para todos los objetivos.

En este caso, lo que se necesita para adaptarlo a cada uno de los objetivos que tengamos es cambiar el anillo adaptador que fija el portafiltros al conjunto de lentes. Así, bastaría con tener varios adaptadores correspondientes a los diámetros de nuestros objetivos para poder utilizar el mismo filtro y portafiltros en todos ellos.

Rings Hitech Foto de Formatt Hitech

Esto, como os podéis imaginar, también repercute en otro aspecto importante que desde luego es una de las principales ventajas de los filtros cuadrados: su precio. Evidentemente, que se pueda adaptar el mismo portafiltros con sus correspondientes filtros simplemente cambiando una arandela supone un ahorro de costes evidente.

Cierto es que el portafiltros supone en principio una inversión (a veces grande) y que no sirve para todos los objetivos (no es lo mismo un objetivo fijo de 50 mm que suele tener un diámetro de filtros muy pequeño que un gran angular, ni tampoco un sistema diseñado para una FF que para una sin espejo), pero en cualquier caso optar por un sistema de filtros cuadrado supone un buen ahorro a la larga para nuestro bolsillo.

Filtros Cuadrados Adaptadores Foto de Pulaw

A esto se une el hecho de que los filtros en sí mismos no llevan la estructura metálica necesaria para enroscarlos, con lo que el precio de cada unidad es menor al no tener que incluir este elemento que, lógicamente, supone un sobrecoste.

Otra ventaja de estos filtros se refiere a la posibilidad de que suframos un viñeteado en la imagen por culpa de los filtros que necesitemos utilizar. Los portafiltros vienen preparados para poner al menos dos filtros al mismo tiempo y esto no supone ningún problema de viñeteado que sí podemos sufrir si colocamos más de un filtro de rosca delante del objetivo.

Por último, otra pequeña ventaja adicional es que este tipo de filtros permite la manipulación durante las tomas, por ejemplo girándolos a nuestro antojo durante una larga exposición para variar el efecto o incluso retirando un filtro en concreto.

Filtros Cuadrados Parasol Foto de Pulaw

Inconvenientes de los filtros cuadrados

Por la parte de los inconvenientes, es evidente que los portafiltros son un elemento algo voluminoso, sobre todo los diseñados para objetivos gran angulares cuyo diámetro llega a los 165 mm, cuando 100 mm es la medida más común para las réflex. Además, aunque los filtros en sí suelen ser pequeños (más bien delgados), lógicamente hay que llevarlos en una caja protectora con lo que esta ventaja se pierde.

Filtros Cuadrados 3

Por cierto que normalmente estos filtros suelen estar fabricados en plástico de calidad óptica lo que implica ligereza (e incluso que sean menos susceptibles de rotura que los de cristal) pero, por contra, son bastante delicados y propensos a los arañazos con lo que hay que tener cuidado al manipularlos y almacenarlos.

Entonces ¿qué sistema es mejor para mí?

Por supuesto, y como pasa siempre, todo depende, pero en este caso las variables son bastante claras. Si te interesa la fotografía de naturaleza y paisaje y les vas a dar un buen uso a los filtros del tipo de densidad neutra, degradados, etc, seguro que te interesa apostar por un sistema de este tipo. Si los vas a utilizar ocasionalmente probablemente te interese más adquirir solamente algún filtro de rosca para tu objetivo más usado.

Por hacer un símil esto es como lo que se decía hace años de los coches diésel: si vas a hacer muchos kilómetros la inversión compensa porque a la larga resulta más económico, si vas a hacer pocos kilómetros no recuperarás la inversión porque, en principio, un coche de gasolina es más barato.

Postal Venecia Filtro Degradado Tabaco Ejemplo de uso de un filtro degradado de color tabaco. Foto de Oscar Condés

En este sentido, aunque hemos metido el precio entre las ventajas de los filtros cuadrados, repetimos que la inversión inicial en el portafiltros, los anillos adaptadores y unos filtros básicos puede ser muy elevada (por ejemplo un simple filtro Lee como éste puede costar fácilmente más de 100 euros) por lo que todo dependerá del rendimiento que les podamos sacar a la larga en un uso continuado.

En Xataka Foto | Guía de filtros degradados de densidad neutra

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos