Sigue a

Dominantes

Vamos a ver un pequeño truco que en su día aprendí leyendo al maestro de la fotografía digital, J.M. Mellado. Los más duchos en la materia, los que disparáis vuestras fotografías en RAW para tener el máximo control sobre la imagen final y los que usáis balances de blancos personalizados para cada sesión seguramente no tengáis que recurrir a este recurso salvo en ocasiones puntuales, por ejemplo cuando una escena esté iluminada por luces de distintas temperaturas de color.

Prestad atención los que disparéis en jpeg y los usuarios de compactas y smartphones, cámaras que no son tan precisas como sus hermanas mayores a la hora de ajustar automáticamente el balance de blancos, ofreciéndonos a veces imágenes que presentan ciertas dominantes de color. En este ejemplo la fotografía original presenta una clara dominante magenta y roja que ha de ser eliminada. La mitad de la derecha, en la fotografía de cabecera, es la original y la izquierda la modificada.

saturacion

Una vez tengamos abierta la fotografía en nuestro programa favorito (usaremos Adobe Photoshop) creamos una capa de ajuste Tono/Saturación en la que subiremos a +100 la saturación para que veamos con facilidad la dominante a eliminar. Una vez hecho esto creamos una nueva capa de ajuste, esta vez de equilibrio de color, sobre la que trabajaremos deslizando las barras de control hasta que tengamos una distribución de colores más o menos uniforme, sin que destaque ninguno.

En el momento que tengamos la imagen como queremos basta con eliminar la capa de saturación, fusionar las restantes y guardar. Durante el proceso podemos ir desmarcando la capa de saturación para ir viendo cómo afectan los ajustes sobre la imagen y facilitarnos así el trabajo.

Foto | SoulRider.222

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios