Síguenos

John Ward

Muy interesante este briconsejo que publican los chicos de Digital Camera World en el que nos invitan a fabricarnos nuestro propio cepillo para mantener en perfecto estado de revista nuestro equipo fotográfico y todo ello en un par de pasos francamente sencillos de realizar y baratos, algo que es de agradecer en estos tiempos de crisis impuestas.

Realmente más que construir un cepillo vamos a reciclar o deconstruir un cepillo o brocha para adaptarlo a nuestras necesidades específicas. Lo primero es encontrar el cepillo y para ello, si optamos por comprarlo, vamos a tener en cuenta tanto el tamaño del mismo como el tipo de cerdas que usa. En principio es abrumadora la cantidad de cepillos y brochas que podemos encontrar (de dibujo, para pintar, para maquillaje…) pero solo contemplaremos aquellos cuyas cerdas sean lo suficientemente suaves como para no provocar arañazos y a ser posible que no se desprendan con facilidad. No queremos que el remedio sea peor que la enfermedad.

Una vez tenemos al candidato perfecto no queda más que hacer un pequeño corte de unos dos centímetros por encima de las cerdas, con un cuchillo de sierra por ejemplo, y un pequeño agujero para poder usarlo con un mosquetón o la anilla de un llavero, ello nos ayudará a llevarlo cómodamente en el chaleco de fotógrafo, la correa de la cámara o las asas de la mochila.

Foto | John Ward en Flickr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios