Sigue a

highkey 02

En alguna ocasión os hemos hablado de en qué consiste o qué es un retrato en clave alta o baja. Simplificando mucho, un retrato en clave alta es un retrato en donde la cantidad de blanco es predominante en la toma y, por el contrario, en un retrato en clave baja la cantidad de negro es predominante.

Así, dicho esto de forma muy simple, podemos echar un vistazo a los histogramas tipo de cada uno de estos dos tipos de iluminación viendo que estamos ante dos tipos de iluminación bastante opuestos.

histograma

Pero no solamente opuestos en cuanto a técnica sino en cuanto a concepto. Habitualmente en la clave baja buscaremos contrastes fuertes mientras que en la clave alta buscaremos fotografías con poco contraste.

Algunas consideraciones previas

Antes de abordar más aspectos os recuerdo un artículo muy interesando sobre cómo conseguir un fondo totalmente negro y un fondo totalmente blanco escrito por nuestro compañero José Barceló hace ya algún tiempo.

En el caso de estar fotografiando sujetos muy claros o muy oscuros un truco que suele funcionar es medir directamente el fondo blanco y abrir dos pasos, o lo que es lo mismo compensar la exposición a +2EV si no disparamos en modo manual. Al contrario, -2EV, si lo que deseamos es un fondo totalmente negro.

Esto cuando trabajamos utilizando un fotómetro, pues si no disponemos de él seguramente que para lograr nuestro objetivo deberemos fiarnos un poquito más del histograma de la cámara y nuestro ojo fotográfico con algunas pruebas de ensayo y error. Esto seguramente hará que tengamos que trabajar un poquito más en la postproducción pero tras realizar ese tipo de pruebas unas cuantas veces no es complicado darse cuenta de ello.

Clave Baja y Clave Alta

En muchas ocasiones desechamos la realización de retratos por la falta de luz ambiente, pensando que no lograremos un resultado consistente y “perfectamente” iluminado. El problema está en la consideración de qué es perfectamente iluminado. En esas ocasiones, tal vez, nos olvidamos de la opción de la clave baja.

Relacionado con la clave baja, y teniendo en cuenta un fondo algo oscuro, podemos recurrir a la opción que, también, hace algún tiempo os contaba sobre cómo conseguir un fondo negro en exteriores de forma algo mágica cerrando mucho el obturador. Una técnica que aprendimos de un fotógrafo británico llamado Glyn Dewis.

Como seguro, que ya habéis hecho los deberes y habéis leído estos artículos a modo de consideraciones previas pasemos a ver cómo conseguir ese efecto dramático de las claves alta y baja.

Iluminando para clave alta: el fondo

En el vídeo que veremos después (aunque ya de hace algún tiempo), Mark Wallace, nos explica cómo hemos de trabajar la iluminación para lograr unos retratos correctamente iluminados para clave alta o baja.

Podemos ver claramente, cómo Mark utilizada dos fuentes de iluminación para el fondo, mide en varios puntos del fondo blanco y comprueba si la iluminación recibida es consistente. Es algo básico cuando deseamos tener un fondo correctamente iluminado. Ya sabes, si no disponemos de fotómetro realiza algunas pruebas solamente con los flashes que estén iluminado el fondo y comprueba el resultado.

Esquema

Una de las cuestiones importantes para lograr esa correcta iluminación es sacar a nuestro sujeto de la zona de influencia de las fuentes de iluminación que están iluminando el fondo. De no hacerlo así tendríamos iluminación residual perfilando el rostro y los hombros de nuestro sujeto que estaría, con toda seguridad, sobreexpuesta igual que el fondo. Pero el fondo lo queremos blanco, claro está. Esta es la razón por la que separamos el sujeto del fondo iluminado.

Otra posibilidad, interesante en alguna ocasión, es utilizar a modo de fondo blanco una ventana muy grande tipo Octabox que colocada detrás de nuestro sujeto dirija la luz hacia su espalda. Cuidado, porque en estos caso deberemos ser muy perfeccionistas con la posible iluminación residual y no quemar a nuestro sujeto. Para ello es recomendable salirse, como ya hemos indicado, de la influencia de esta ventana trasera y realizar el retrato alejados utilizando un teleobjetivo.

Iluminando para clave alta: el sujeto

Pasemos ahora a la iluminación de nuestro sujeto. Para ello la iluminación que recibe el sujeto ha de ser muy suave y difusa y en ningún caso interferir en la iluminación del fondo que queremos blanco. Baste, como ejemplo, utilizar un par de ventanas, como hace Mark Wallace, en el vídeo colocadas cada una a unos 45º a ambos lados de la modelo colocadas de forma estratégica para que sus haces de luz no interfieran (no lleguen) hasta el fondo.

Clave Alta

Dado que en este tipo de de iluminación buscamos un ambiente suave, étereo, que refleje calma, tranquilidad, lo que se traduce en: imagen de bajo contraste. Por ello, es conveniente tener una luz suave y difusa a través de algún tipo de ventana como las indicadas.

Ahora deberemos medir sobre nuestra modelo y calcular la iluminación que recibirá. Bien con el fotómetro, bien realizando algunas pruebas. En estos últimos caso es recomendable realizar las pruebas sin la iluminación del fondo, y ver solamente la iluminación que recibe el sujeto. Una vez hecho esto, ya podemos preparar todas nuestras fuentes de iluminación, preparar a nuestro modelo y disparar.

En la segunda parte, afrontaremos como iluminar adecuadamente para realizar un retrato en clave baja. Y, recuerda, el don está en la mirada del fotógrafo.

En Xataka Foto | Conseguir fondos totalmente blancos o negros | Fotografías en clave baja: algunos consejos

Vídeo | Mark Wallace
Fotografía de portada | Tdl

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario