Sigue a

Street Photograph - Mike Browne

Los que os defendáis en inglés, no os perdáis esta serie de videotutoriales de Mike Browne en los que nos acerca a su modo de entender y practicar la fotografía callejera, o street photography si preferís.

Si todavía cojeáis o no tenéis ni idea del idioma anglosajón, no os preocupéis porque aún así os resultarán interesantes. Este fotógrafo británico, nos invita a través de estos vídeos a que lo acompañemos mientras va haciendo fotografías, tratando con la gente y explicando a la cámara qué hace, cómo lo hace y por qué lo hace.

Sin duda, es mucho mejor en el primer caso, ya que así podremos analizar qué frases utiliza y de qué manera le entra a la gente. La psicología o ingeniería social, como queráis llamarle, es probablemente la parte más determinante a la hora de fotografiar personas, algo muy común en fotografía callejera.

¿Que se necesita?

Por supuesto, el equipo debe ser el que nos permita obtener las fotografías que buscamos y cuanto más cómodo y versátil mejor, pero no podemos tener todo así que es bueno tener claro lo que vamos buscando y llevar lo que necesitemos, ni más ni menos. Sabemos que un teleobjetivo es la manera más fácil de captar escenas naturales – sin ser advertidos – pero un angular siempre nos brindará fotos más profundas y visualmente potentes, aunque para conseguirlas tengamos que trabajar más.

Como bien dice Mike, una de las cosas más importantes es la confianza, el actuar de la misma manera que lo haríamos si tuviésemos pleno derecho a fotografiar a quien queramos y como queramos. Esto evitará que nuestro lenguaje no verbal haga pensar a los demás que estamos haciendo algo malo o aprovechándonos de su imagen.

La interacción con la gente

También nos recomienda presentarnos y pedir permiso, en el primer ejemplo, al dueño de algún puesto de venta para mezclarnos en su negocio y hacer fotos durante un rato. La confianza se comunica y se contagia, al igual que la desconfianza, por tanto si el tendero está cómodo con nosotros fotografiando, sus clientes también lo estarán (no todos, pero sí muchos).

Es especialmente positivo que al hacer esto le dejemos claro que no queremos molestar ni interferir en su actividad, pidiéndole que no se corte en apartarnos o llamarnos la atención en cualquier momento. De esta forma, le dejamos claras nuestras intenciones y damos un primer paso para ganar su confianza. Otra de las claves del éxito es efectivamente no molestar ni “estar en medio”, ya que si no cumplimos lo prometido, no nos dejarán volver a hacer fotos allí otra vez.

Otros muchos consejos mencionados son más típicos pero no por ello menos valiosos. No debemos olvidar ser creativos, probar cosas aunque no sepamos si van a funcionar, jugar con los encuadres probando a variar si el resultado no nos convence, perseguir la escena que buscamos con tenacidad y hacer las fotos que haga falta para ello, interactuar con las personas… e incluso a menudo ser un poco “ninja” y camuflarnos.

Pero bueno, lo mejor es que lo veáis vosotros mismos y pongáis la máxima atención a todos los buenos consejos que nos da. Cuando lo hayáis hecho, estoy seguro de que estaréis deseando coger la cámara y salir a hacer fotos.

Videotutoriales | Parte 1a | Parte 1b | Parte 1c | Parte 2 | Parte 3

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios