Publicidad

Cuando los fotógrafos y los impresionistas veían de la misma forma. La exposición en el museo Thyssen
Actualidad

Cuando los fotógrafos y los impresionistas veían de la misma forma. La exposición en el museo Thyssen

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

En el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza han presentado una nueva exposición dedicada a la relación de la fotografía con la pintura impresionista. Es una ocasión única para conocer esta parte de la historia de la fotografía y ver conjuntamente las pinturas y las fotografías que las inspiraron.

Hace poco pudimos ver una exposición patrocinada de fotografía en una de las salas del museo. Ahí estaban las fotografías perfumadas de Karl Blossfeldt. Pero ahora tenemos la posibilidad de disfrutar de una exposición temporal con 9 salas, con todos los medios: catálogo, las audioguías, su propia tienda de regalos...

'Los impresionistas y la fotografía' es una exposición que analiza y estudia la relación entre la fotografía y la pintura en el momento que nació la primera, hace ya casi 200 años. A lo largo de las salas, podemos ver cuadros y fotografías de los autores más importantes de ambas manifestaciones. Y si sabes leer las imágenes descubrirás la similitud entre la obra de Manet y el trabajo de Gustave Le Gray, por poner solo un ejemplo.

La fotografía y la pintura en la historia del arte

La fotografía liberó a la pintura pero llegó a encadenarse a ella. Los impresionistas vieron en la nueva tecnología la oportunidad para cambiar la forma de representar la realidad. Y los fotógrafos quisieron formar parte de las Bellas Artes copiando los efectos que veían en las obras de Manet, Monet o Degas...

Imprescampo 1 Grnd El campo

Con 66 óleos y obras sobre papel y más de 100 fotografías en total es una de las exposiciones más completas que podemos ver sobre el tema. Los fondos son del propio museo y de las colecciones de la Bibliothèque nationale de France, de The J. Paul Gettty Museum de Los Ángeles, del Victoria and Albert Museum de Londres o de la Société française de photographie de París. Entre las pinturas se pueden ver obras significativas de Manet del Metropolitan Museum of Art de Nueva York, de Bazille del Musée d’Orsay de París, de Monet del Musée Marmottan Monet de París y de la Fondation Beyeler de Basilea, o de Degas de Los Angeles County Museum of Art, así como de las colecciones privadas de Henry y Rose Pearlman o de Ann y Gordon Getty.

Pocas veces tendremos la oportunidad de analizar tan a fondo y directamente la doble visión de la realidad. Lo único es que es imprescindible hacerse con la audioguía o comprar el excelente catálogo para comprender todo lo que estamos viendo. Hay muy pocos textos a lo largo de la sala y un visitante novel se puede perder fácilmente y convertirse en un adolescente perdido por las salas.

Impresagua 2 Grnd El agua

Además de los maestros del impresionismo, más o menos conocidos, hay numerosos fotógrafos que han grabado su nombre en la historia del arte con la misma intensidad que los pintores. Pero no son tan reconocidos. Gustave Le Gray, Félix Nadar, Eugene Atget, Henri Le Secq, Louis Jacques Mandé Daguerre, Muybridge, André Adolphe Eugène Disdéri... son los autores de los primeros tiempos que están en el Olimpo de la imagen. Y en ningún momento vemos información sobre ellos.

Es una exposición que se disfruta más en una segunda visita, o después de leer los textos del catálogo. Y por supuesto con guía... Si quieres descubrir la relación por ti mismo puedes terminar defraudado, a no ser que miremos los cuadros con otra mirada. Una mirada en la que veremos cómo los pintores se empezaron a fijar en el instante detenido por el obturador de la cámara.

Impresretrato 1 Grnd El retrato

Los impresionistas, ante la avalancha de imágenes realistas, probaron nuevas formas de representación. La luz pasó de ser una percepción capaz de cambiar las formas. La fotografía captó momentos nunca vistos, expresiones y poses corporales imposibles que los pintores pudieron trasladar a los lienzos. Se olvidaron de las expresiones forzadas y captaron detalles que solo se veían en las fotografías. Incluso cambiaron los puntos de vista, la visión frontal a la que estaban acostumbrados.

La exposición en el Thyssen

A lo largo de las nueve salas recorreremos nueve temas que compartieron la fotografía y la corriente impresionista: El bosque, Figuras en el paisaje, El agua, En el campo, Los monumentos, La ciudad, El retrato, El cuerpo y El archivo.

Así veremos que los fotógrafos y pintores compartieron el bosque de Fontainebleau, apenas a una hora en tren de París. Los fotógrafos enseñaron a encuadrar una parte para representar el todo. Las fotografías familiares mostraron a los pintores que cuando estamos con la gente que queremos nos comportamos de otra forma, que no estamos posando para la eternidad, sino que somos conscientes de la felicidad, y eso se nota en la forma de mirar y colocarnos.

Imprescuerpo 1 Grnd El cuerpo

El agua, las olas, se puede congelar. Ya no es una masa sin forma y las fotografías de Gustave Le Gray, que en aquella época ya hacía fotomontajes, fue una fuente de inspiración para muchos maestros del pincel. Los monumentos merecen ser recordados; y no hace falta mostrarlos grandiosos, como reflejo de otra época. Los pintores empezaron a ser conscientes, más que nunca, de la forma en la que la luz cambia nuestra percepción. No es lo mismo el sol de la mañana que el de la tarde de verano.

Los pintores empezaron a ser conscientes, más que nunca, de la forma en la que la luz cambia nuestra percepción. No es lo mismo el sol de la mañana que el de la tarde de verano.

Y qué decir de los retratos, de los desnudos. Ya no necesitaban estar con el modelo. Ya no es necesaria la observación directa. Y gracias a la congelación del movimiento Degas, gran aficionado a la fotografía, pudo pintar y esculpir como nadie a sus bailarinas. Y Delacroix llegó a contratar a fotógrafos para tener apuntes realistas que usaría más tarde para sus óleos.

Impresretrato 3 Grnd El retrato

Como podéis imaginar, esta exposición nos descubre muchas cosas. Sería imposible recopilarlas todas en un único artículo. Y es una ocasión única para entender el camino de la pintura. Es verdad que en la exposición falta mucha información. Pero después de leer el catálogo, o si vamos acompañados de un experto, la segunda vez que la veamos empezaremos a entenderlo todo. Y sabremos que podemos ver hasta un daguerrotipo del mismo Daguerre de 1839, una obra única, por poner solo un ejemplo de los muchos interesantes que encontraremos desde el campo del a fotografía. Y probablemente puede que cambie hasta nuestro estilo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir