Publicidad

Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro, análisis: una cámara profesional de vídeo con el mejor precio posible
Análisis y pruebas

Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro, análisis: una cámara profesional de vídeo con el mejor precio posible

HOY SE HABLA DE

El mundo del vídeo es infinitamente más complicado que el de la fotografía. Los equipos más avanzados son tremendamente complejos y caros. Pero hemos probado la Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro, una cámara compacta de vídeo con prestaciones profesionales que permite a todos los usuarios adentrarse en la grabación de documentales, vídeos y películas de la forma más sencilla.

La Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro es una cámara de vídeo con aspecto de cámara de fotos. Tiene un diseño llamativo que incluye un sensor Super 35 con un rango dinámico de 13 pasos y con un ISO nativo dual 400/3200 ISO. También tiene grandes ventiladores que impiden el sobrecalentamiento, una pantalla táctil HDR inclinable con una brillo de 1500 nits, filtros de densidad neutra integrados y una batería de gran capacidad. Este modelo cuenta además con una montura EF, la montura Canon de las réflex.

Es una cámara compacta (dentro del mundo del vídeo) que incluye todas las prestaciones de las cámaras cinematográficas digitales. Con un sensor Super 35 de 6144x3456 podemos grabar a 60 fps a 6K y a 120 fps si recortamos el sensor.

Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro Vista superior

Una de sus virtudes es el formato de grabación. Si creemos que en la fotografía nos podemos perder con el jpeg y el RAW en el vídeo las cosas se complican enormemente... Necesitamos una tabla para entender las diferentes compresiones, formatos disponibles, códecs para trabajar con ellos en el ordenador, codificadores... La Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro permite grabar en formato RAW (Braw), así que no necesitamos ni convertir los archivos ni transcodificarlos. Y si editamos con el excelente DaVinci Resolve todo será mucho más ágil.

En los últimos años trabajar con vídeo se ha vuelto imprescindible para los fotógrafos. Y todo modelo nuevo tiene que tener estas prestaciones para ser bien valorada por los usuarios. Y desde luego, la Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro ha puesto el listón muy alto.

Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro, principales características

Black Magic es una empresa australiana que empezó hace 20 años con una tarjeta de captura de vídeo que permitía trabajar con archivos de 10 bits sin comprimir. Hoy fabrica algunas de las cámaras de cine más reconocidas del mercado y gracias a numerosas compras ofrece uno de los software que más crecimiento está experimentando en los últimos años.

La Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro es el último modelo que han presentado y que mejora sustancialmente el modelo anterior: la Black Magic Pocket Cinema Camera 6K. El cuerpo es más contundente, tiene una batería con mayor capacidad y una pantalla táctil de 5" con capacidad HDR.

Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro A pesar de su tamaño podemos llevarla con una sola mano

Además incluye filtros de densidad neutra motorizados de calidad óptima que permiten reducir rápidamente la cantidad de luz que entra a la cámara con solo pulsar un botón. Así se adapta fácilmente a cualquier iluminación al instante.

Sensor de imagen

23.10 mm x 12.99 mm (Super 35)

Procesador

No disponible

Sensibilidad ISO

ISO nativo dual: 400 y 3200

Sistema de enfoque

Enfoque automático disponible en objetivos compatibles.

Montura

EF (Canon réflex)

Pantalla LCD

Pantalla táctil capacitiva de cristal líquido. 5” - 1920 x 1080

Visor

Opcional (Blackmagic Pocket Cinema Camera Pro EVF)

Formato de vídeo

Blackmagic RAW 3:1, 5:1, 8:1, 12:1, Q0, Q1, Q3 y Q5 a 6144 x 3456, 6144 x 2560, 5744 x 3024, 4096 x 2160, 3728 x 3104 y 2868 x 1512 en modo Film, Extended Video, Video Dynamic Range o con LUT 3D personalizada integrada en los metadatos.

ProRes 4096 x 2160, 3840 x 2160 y 1920 x 1080 en modo Film, Extended Video, Video Dynamic Range o LUT 3D personalizada.

Formato de imagen

DNG

Almacenamiento

1 x CFast 2.0. 1 x SD UHS-II. 1 x puerto de expansión USB-C para el uso de unidades externas.

Conectividad

1 x HDMI a un máximo de 1080p60 (salida) 2 x mini XLR a nivel de línea o micrófono (hasta +14 dBu) con alimentación fantasma. 1 x 3.5 mm estéreo. Puede emplearse como entrada para el código de tiempo. 1 x 3.5 mm para auriculares USB tipo C

Batería

NP-F570 (Aproximadamente 60 minutos (grabando en RAW 6K a 24 f/s en una tarjeta CFast 2.0 con el brillo de la pantalla al 50%) Accesorio Blackmagic Pocket Camera Battery Pro Grip

Dimensiones

180x112x123 mm

Peso

900 g

Precio

[2135€](https://www.amazon.es/Blackmagic-Pocket-Cinema-Camera-Pro/dp/B08WX7BMHB/ref=sr_1_2?__mk_es_ES=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&dchild=1&keywords=Blackmagic+Pocket+Cinema+Camera+6K+Pro&qid=1617793703&s=electronics&sr=1-2)

Diseño y ergonomía

Lo más llamativo es que parece una cámara de fotografía sobredimensionada, como si estuviera fotografiada con un objetivo anamórfico. Pero semejante forma está plenamente justificada por las enormes ranuras que expulsan el calor gracias a los disipadores térmicos y ventiladores que podemos llegar a escuchar en situaciones de poco ruido ambiental.

Además, semejante diseño permite sujetar con firmeza el cuerpo independientemente del objetivo que tengas. En mi caso he estado trabajando con un EF 35 mm f2 y un EF 24.70 f2.8L. A pesar de su volumen es muy cómoda de llevar.

Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro La ventilación en todo su esplendor

Es una cámara modular que puede llevar todo tipo de soportes -entre otros accesorios- para evitar cualquier trepidación (no tiene un sistema de estabilización) pero podemos trabajar con ella en la mano sin problema.

El material, un compuesto de policarbonato de fibra de carbono, evita que la máquina se resbale gracias a la textura de la gran empuñadura. Uno de los grandes aciertos y que la diferencia del modelo anterior.

Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro Pantalla abatible

La gran pantalla abatible puede inclinarse hacia arriba 180 grados y girarse hacia abajo hasta 47 grados. Tiene 5" y 1920x1080 px. Una pantalla táctil que responde a la perfección y permite cambiar todas las funciones gracias a un menú que, aunque nos obliga a leer las instrucciones, es fácil de controlar y manejar para conseguir nuestro objetivo. Permite olvidarnos de acoplar un monitor profesional.

Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro Los botones principales

Precisamente esta pantalla permite que el cuerpo de la cámara tenga pocos botones (11), bien dimensionados y separados para no dudar nunca a la hora de manipularla en situaciones de poca luz. Y el botón de encendido es imposible accionarlo accidentalemente.

Tiene seis conexiones profesionales de vídeo y sonido para montar un equipo de grabación que poco tenga que envidiar a propuestas mucho más caras. Por ejemplo podemos encontrar dos mini XLR con alimentación fantasma de 48 V que permite usar micrófonos de todo tipo.

Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro Conexiones

Es un cuerpo robusto que aseguran que aguanta golpes y caídas, aunque en ningún momento hablan de la resistencia al agua. La ranura para las tarjetas recuerda a la de otras cámaras selladas como la Sony A7SIII. Permite grabar en tarjetas SDXC y SDXC II, además de las CFast 2.0 y mediante la conexión USB-C a discos SSD para largos tiempos de grabación.

Cómo trabajar con la Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro

Aunque lo parezca por su aspecto, no es una cámara de fotos. Es una cámara de vídeo, conviene recordarlo porque mucha gente que me ha visto con ella por la calle han creído que estaba disparando en vez de grabando. Eso sí, tiene un pequeño botón de disparo que permite hacer fotografías en formato DNG.

Solo tenemos que poner un objetivo con montura EF y empezar a trabajar. El encendido no es tan rápido como las cámaras de última generación. Al ver la pantalla activa podemos tocarla y ajustar la configuración, el enfoque y por supuesto el formato de grabación.

Para grabar he utilizado una tarjeta SDXC II de la serie G de Sony que me ha permitido grabar en formato RAW y por supuesto en ProRes sin ningún problema. Solo han saltado señales de advertencia cuando utilicé una de la serie M de la misma marca. Pero si queremos ir más tranquilos a la hora de trabajar es interesante trabajar con discos duros con una conexión USB-C.

Es muy importante elegir el formato y el tamaño de imagen adecuado para conseguir trabajar sin sobresaltos. Un archivo BRAW a 6K no lo pueden manejar todos los ordenadores con soltura. Dependemos mucho de la tarjeta gráfica que tengamos y de la correcta configuración de nuestros programas.

Antes de empezar a grabar debemos formatear la tarjeta en formato HFS+ si trabajamos con Mac o exFAT si somos de Windows.

Una vez tenemos preparado el equipo y el soporte de grabación solo tenemos que decidir el tipo de archivo que necesitamos. Como señalan en el manual (imprescindible):

... es posible emplear códecs ProRes, incluidos ProRes 422 HQ, ProRes 422, ProRes 422 LT y ProRes 422 Proxy. Estos últimos permiten grabar una mayor cantidad de secuencias en el soporte de almacenamiento. El formato ProRes 422 HQ brinda la mejor calidad con el menor grado de compresión. Alternativamente, el formato ProRes 422 Proxy ofrece la posibilidad de grabar durante períodos más extensos con una mayor compresión. Por otro lado, es compatible con el códec Blackmagic RAW. Recomendamos probar diferentes formatos para ver cuál se ajusta mejor a los requerimientos de cada proyecto.Cabe destacar que los modelos Blackmagic Pocket Cinema Camera son compatibles con el códec Blackmagic RAW tanto con el tamaño del sensor completo, como reducido. Para formatos con redimensionamiento debe emplearse ProRes.

He probado todos los formatos de grabación pero me ha sorprendido la fluidez de los archivos Blackmagic RAW (eso sí, los que más información tenían me han dado muchos problemas por el medio de captura y por el ordenador, no vale cualquier equipo. El problema es que tendremos que hacer tantas pruebas para dar con la configuración perfecta que nos podemos perder. ¿A qué me refiero?

En caso de grabar en otro formato, como el ProRes, tendremos que elegir la compresión en función del material que estemos filmando. Si apostamos por el RAW deberemos elegir la velocidad de transferencia de los datos generados... La mejor opción parece que es la calidad constante pero depende mucho de lo que estemos grabando.

Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro La configuración correcta es lo más importante para trabajar

Luego viene elegir las opciones disponibles dentro de la calidad constante: 3:1, 5:1, 8:1 y 12:1 y los parámetros de compresión aplicados señalados con Q0, Q1, Q3 y Q5... Un verdadero maremágnum de posibilidades que conviene estudiar detenidamente para encontrar las diferencias. No es lo mismo grabar un partido de baloncesto que una entrevista en un estudio.

¿Y cuánto ocupan los vídeos según el formato? Puede variar mucho según el formato elegido. En una tarjeta de 256 GB podemos grabar 8 minutos en BlackMagic RAW 3:1 a 50 fps a los 877 minutos en HD a 24 fps em ProRes 4:2:2. Y tendrás que elegir en función de tus medios.

Al final elegir un formato u otro dependerá del trabajo de postproducción que necesitemos hacer. Siempre he pensado que la calidad más alta es lo mejor. Pero en el mundo del vídeo puede no tener sentido grabar con las máximas prestaciones si luego solo vas a grabar una entrevista sin cambio de luces ni movimientos de cámara...

La calidad de imagen de la Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro

La calidad de imagen de la Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro es muy alta. Depende de muchos factores, incluso más que si hacemos una fotografía. Hay que ajustar bien la exposición y la sensibilidad. Tenemos que vigilar el formato, la compresión, el área del sensor que utilizamos, la frecuencia de la imagen según sea el destino final de la proyección... Y por supuesto la calidad del objetivo que utilicemos. Y no, la exposición en vídeo no es igual que en fotografía. En un futuro podemos hacer un artículo sobre cómo exponer en vídeo.

Después de ver una misma escena con distintas sensibilidades ISO llama la atención la calidad que mantiene a lo largo de todos los fotogramas. Pero esta apreciación depende del programa de edición que utilicemos. En esta ocasión estamos utilizando DaVinci con los resultados que estáis viendo.

¿Y qué decir del tratamiento del color? La colorimetría de la Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro es la misma que la de la URSA Mini Pro 12K. Permite tener 12 bits de información para conseguir la mejor representación del color en la postproducción.

Y por supuesto es compatible con los LUT 3D para ver, durante la producción, cómo van a quedar los planos después de trabajar con ellos. La imagen, con tanta información, es plana y el hecho de poder ver cómo quedará es imprescindible.

Además este sensor en formato Super 35 permite jugar con más facilidad con la profundidad de campo que con el modelo 4K de la misma serie, la Blackmagic Pocket Cinema Camera 4K. Los límites dependen del usuario.

A muchos usuarios les puede parecer excesivo esos 6K pero es una opción muy interesante para recortar planos sin tener que perder la opción 4K. Vuvelvo a insistir en que la curva de aprendizaje es muy compleja pero siempre podemos acudir a los ajustes automáticos de exposición para lograr una película perfecta.

La opinión de Xataka Foto

Hemos probado la mayoría de las cámaras del mercado orientadas al vídeo, desde la Sigma FP hasta la Sony A7SIII, pasando por la EOS R5 o la Panasonic S1R. Y podemos decir que la Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro es la que más posibilidades ofrece por un precio bastante más bajo que la competencia.

Por solo 2135€ tienes la posibilidad de grabar en 6K a 60 fps en formato RAW, un archivo puro que luego puedes recortar para ofrecer a tus clientes una imagen a 4K perfecta. Es un equipo profesional que en la manos adecuadas puede conseguir resultados impresionantes.

Es muy sencilla de manejar después de leer el manual varias veces. Por supuesto podemos trabajar sin estudiarlo pero perderemos muchas posibilidades. Luego hay que aprender DaVinci Resolve por la perfecta sincronización que tienen ambos productos. No hay que olvidar que con esta cámara viene una licencia Studio (255€) del popular programa, así que el conjunto sale en realidad mucho más barato.

Black Magic Pocket Cinema Camera 6K Pro Un sensor Super35

El gran problema es la duración de la batería. Ha mejorado mucho por las nuevas NP-F570, pero apenas llegas a la hora de grabación con la calidad más alta. El enfoque automático es anecdótico, lento y pesado pero no podemos juzgarla con los mismos parámetros que una cámara de fotos en este sentido.

Es un paso más hacia la más alta calidad en el mundo del vídeo. Podemos aprovechar los objetivos que tengamos gracias a los adaptadores. Si queremos podemos utilizar los anamórficos que dan ese aspecto tan cinematográfico, pero ya sería jugar en otra liga. Esta cámara es el paso natural si nuestro futuro es olvidarse de la fotografía apostar por el vídeo con todas sus consecuencias.

8.8

Características 9,0
Diseño y ergonomía 8,0
Controles e interfaz 9,0
Rendimiento 8,5
Calidad de vídeo 10,0
Calidad de imagen 8,0

A favor

  • Calidad de vídeo
  • Facilidad de manejo
  • Ergonomía
  • Relación calidad/precio

En contra

  • Duración de la batería
  • Exige un ordenador muy potente

La cámara ha sido cedida para el análisis por parte de BlackMagic. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio