Publicidad

Cómo dominar como un pro la profundidad de campo en fotografía móvil
Fotografía móvil

Cómo dominar como un pro la profundidad de campo en fotografía móvil

HOY SE HABLA DE

La profundidad de campo es una de las herramientas más utilizadas por los fotógrafos para dar tridimensionalidad a la imagen y destacar sujetos en un entorno. Es así que buscamos sensores más grandes, ópticas más luminosas y formas de resaltar y obtener esos desenfoques bokehnsacionales. De ahí que, para muchos, los móviles no satisfagan esa necesidad. ¿Qué podemos hacer al respecto?

Entendiendo los límites

Apertura, distancia focal y distancia del plano focal versus el sujeto: estas son las tres herramientas que necesitamos dominar para poder conseguir la profundidad de campo que deseamos. En la fotografía móvil hay dos variables que no podemos cambiar, la apertura y la distancia focal.

Por un lado, la mayoría de los móviles tienen aperturas muy amplias, lo que en teoría nos ayudaría a obtener una profundidad de campo mucho menor. Sin embargo, los objetivos son angulares amplios, lo que aumenta la profundidad de campo por la forma en la que la luz converge sobre el sensor.

Esto nos deja solo con la distancia entre sensor y sujeto para tratar de conseguir una mayor o menor profundidad de campo. Al igual que lo que ocurre con otros formatos de sensores recortados, el ángulo de visión de nuestros sistemas es distinto y tenemos la necesidad de compensarlo acercándonos o alejándonos más del sujeto. Cuando nos podemos acercar, logramos reducir esa profundidad de campo. Sin embargo, esa no es una opción en algunos campos fotográficos como el retrato debido a la distorsión por perspectiva, por lo que nos mantenemos a cierta distancia para una perspectiva más natural.

Debido a esto se hace difícil obtener esa poca profundidad de campo que separa sujeto y fondo en nuestras imágenes.

Sobrepasando los límites

La fotografía móvil entonces nos da dos opciones físicas de poder conseguir el efecto de profundidad de campo.

La primera es acercarnos más a nuestro sujeto. Entre más cerca podamos enfocar el sujeto, menos estará enfocado el fondo. Esto será útil principalmente para algunos sujetos pequeños y tomas de detalle.

Bok 002

La segunda es aplicar la profundidad a la inversa. Si necesitamos dar tridimensionalidad o profundidad a la imagen y nuestro sujeto debe estar lejos, podemos aprovechar para acercar elementos al objetivo como papeles, plásticos u otros objetos que queden fuera de foco al estar tan cerca del objetivo. Esto ayudará a que le demos más profundidad a nuestra imagen.

Bok 001

Por el otro lado, si queremos disminuir la profundidad de campo tenemos también dos formas de hacerlo mediante el uso de software.

El primero es el efecto bokeh propio de los dispositivos. Con los avances de la fotografía computacional, los modelos de gamas más altas ya logran producir un efecto de profundidad de campo más natural que antes. Si bien en algunos modelos aún se sienten artefactos y errores de ese bokeh falso, la mayoría presenta resultados interesantes.

Bok Dest

Crear nuestra propia edición para realizar el bokeh falso. La forma digital más efectiva de obtener el desenfoque que queremos a nivel digital es usando las herramientas que nos ofrecen los software de edición. Una buena selección y crear los desenfoques nosotros mismos. Es un proceso más largo, pero se pueden obtener mejores resultados.

Bok 003

A medida que siga evolucionando la tecnología podremos conseguir mejores resultados que se acerquen a ese estilo más característico de la fotografía tradicional. ¿Qué trucos usáis vosotros para obtener una mejor profundidad de campo en vuestras fotos móviles?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio