'Detrás del instante': Isabel Muñoz y la fotografía como pasión
Historia de la fotografía

'Detrás del instante': Isabel Muñoz y la fotografía como pasión

HOY SE HABLA DE

Isabel Muñoz es una de las mejores fotógrafas que tenemos en España. Tiene una mirada única y una sensibilidad a flor de piel. Estar a su lado te sirve de inspiración. Una persona única que fotografía como vive. Y a partir de la famosa imagen de la mano de la bailarina de Camboya descubrimos a Isabel Muñoz en 'Detrás del instante'.

Isabel Muñoz es una de las fotógrafas más comprometidas del panorama nacional. Mucha gente la relaciona con el mundo de la danza, su gran pasión. Pero durante toda su carrera ha sido testigo del infierno de la vida. Su fotografía comprometida te da una idea de todo lo que ha vivido con la cámara como escudo protector y esa sensación de que todo va a salir bien a su lado.

'Detrás del instante' analiza toda su trayectoria con los testimonios de Isabel, la galerista Blanca Berlín y Alfonso Armada, director de Reporteros sin Fronteras. Entre los tres recuerdan, analizan y cuentan la historia oculta de las fotografías. Y lo que hay detrás del brazo de la bailarina conmueve:

Sé que moriré bailando, mis fotografías bailan. Si estoy con una foto y no me sale, digo: - Isabel, báilala, báilala, báilala... y al final, sale

Ella quería ser bailarina pero al final no pudo dedicarse profesionalmente. La fotografía se cruzó por su vida gracias a una pequeña Kodak que se compró y que sale en uno de sus autorretratos más icónicos, en el que lleva unas zapatillas rojas y esta cámara le oculta la mitad de la cara. Y desde entonces no ha dejado de mirar.

Isabel Muñoz y el sentimiento de la fotografía

Es una fotógrafa incansable. Solo hace falta verla moverse en una sesión para darse cuenta de que va a llegar hasta el extremo para conseguir esa fotografía que tiene en la cabeza. Solo hace falta escuchar el relato sobre la fotografía de la primera bailarina del ballet real de Phnom Pehn para entender y apreciar el alcance real de algunas de sus fotografías más famosas.

Isabel Muñoz

Desde pequeña su vida en Barcelona era la danza, pero la fotografía se cruzo a los 13 años. A los 21 entró en Photocentro donde aprendió todos los rudimentos de la imagen a través de los mejores. Luego empezó a llegar el trabajo y las primeras dudas que la llevaron directamente al Centro Internacional de Fotografía de Nueva York.

Y empezaron las exposiciones y los proyectos, aquel robo en su primera muestra (esa foto es un tesoro)... Empezó a entrelazar la pasión por la fotografía con el amor por la danza. Y empezó a disparar, como dicen en el documental, a través del baile, anticipando los movimientos que capta en esos encuadres cerrados.

Isabel MUñoz Una de las fotografías más famosas de Isabel Muñoz

De la mano de Gervasio Sánchez entró en contacto con los heridos por minas antipersonas de Camboya. Fue la primera vez que se enfrentó al dolor. Poco a poco fueron llegando trabajos con una vertiente social, como los enfermos de SIDA de Camboya, las terribles maras de Centroamérica o el duro trayecto de la Bestia, el tren de la muerte...

Isabel Muñoz Mujeres de Bukavu

Ella siempre dice que necesita amar lo que mira, y hay veces que le cuesta empatizar con lo que ve, pero siempre logra encontrar algo de humanidad incluso en los lugares donde el hombre se vuelve inhumano...

Ver su trabajo es convivir en el cielo del contacto físico y en el infierno de la realidad. Algunos solo se quedarán en la superficie de su obra, en ese papel que se puede tocar y sentir cuando lo contemplas, pero cuando escuchas las historias detrás de la imágenes te das cuenta de todo el esfuerzo que lleva apretar el disparador como lo hace Isabel Muñoz.

Ver vídeo completo

Temas
Inicio