El papel de Leica en el Holocausto: 'El tren de la libertad'
Historia de la fotografía

El papel de Leica en el Holocausto: 'El tren de la libertad'

HOY SE HABLA DE

La historia de la humanidad está llena de injusticias terribles. Y matar a alguien solo por sus ideas o su procedencia merece la más absoluta de las repulsas. Dentro de esos momentos malditos siempre podemos encontrar a gente que trató de mejorar la situación de las víctimas. Hablaremos de Ernst Leitz II, dueño de la famosa Leica durante los espantosos años de Hitler en el poder, que salvó de las garras nazis a más de 200 judíos.

Hitler llegó al poder después de unas elecciones en 1933. El partido nazi empezó a gobernar con la idea de dominar el mundo y acabar con todos los que no representaran su ideal ario. Los judíos fueron sus víctimas. Y la humanidad vio atónita cómo llegaba uno de los episodios más crueles de la historia.

Pero en este artículo hablaremos de una buena persona: Ernst Leitz II, quien ideó 'el tren de la libertad de Leica' para sacar de Alemania a más de 200 judíos. En algunas crónicas modernas lo llaman el Oskar Schindler de la fotografía.

Como todas estas historias hay que entenderlas en su contexto y estudiarlas con mucho cuidado, porque hay luces y sombras que son difíciles de entender. Sobre todo sin saber el contexto ni la situación en la que se vivió durante los años del terror nazi.

Un vistazo a…
Así fue la primera memoria USB de la historia

La historia de 'el tren de la libertad'

He llegado a esta historia a través del muro de Facebook de Bernardo Pérez Tovar. Se conoce desde hace mucho tiempo. El escritor Goerge Gilbert lo sacó a la luz en un artículo y el rabino Frank Dabba Smith escribió el libro 'The Greatest Invention of the Leitz Family: The Leica Freedom Train', después de quince años investigando una historia que había quedado sepultada en el tiempo.

Entre 1933 y 1939 Ernst Leitz II consiguió crear un entramado para sacar a los trabajadores judíos de su empresa como destinados a las oficinas de Francia, Gran Bretaña, Hong Kong y Estados Unidos. Y no solo a sus empleados, sino a amigos y familiares para escapar de la locura nazi.

Se llegó a conocer como 'el tren de la libertad de Leica'. Los judíos que lograron escapar gracias a su empresa llegaban a estos países con todas las garantías y con un puesto de trabajo garantizado.

Leica
El famoso logo de Leica

Lo más curioso de todo esto es que la familia Leitz era respetada por el gobierno nazi e incluso el cruel ministro Joseph Goebbels cantaba las virtudes de la marca y contrataba sus servicios para el ejército nazi dada su enorme calidad.

Y a pesar de todo estuvieron fuertemente vigilados. Los nazis necesitaban sus telémetros y sus ópticas, así como el buen nombre que tenían en el mundo occidental, pero vigilaban todos sus movimientos sospechosos. Hasta encarcelaron a la hija del empresario, Elsie Kuhn-Leitz, porque ayudar a escapar a mujeres judías por la frontera con Suiza.

No olvidemos que ella era amiga personal de Henri Cartier Bresson, el cual escribió la introducción de su biografía, donde se contaba todo lo que hizo esta mujer por los demás.

El tren de la libertad de Leica
La portada del artículo donde se publicó la historia por primera vez

Al parecer toda esta historia no es muy conocida por deseo expreso de la familia, quien pidió que no se divulgara hasta que falleciera el último miembro de la familia Leitz. Como se narra en un artículo de la Asociación Fotográfica de Canada, donde cuentan que esta historia la descubrió George Gilbert:

Mucho después de que terminó la guerra, la historia del programa Freedom Train se propuso por primera vez a Reader's Digest con sus más de 12 millones de lectores. Los directores de Leitz lamentablemente rechazaron el permiso mientras las personas involucradas aún estuvieran vivas y posiblemente en riesgo de represalias. Para 1987 había muerto el último de los protagonistas y George escribió un pequeño artículo de media página que fue publicado en varias crónicas fotográficas. Una década más tarde, la historia se cubrió brevemente en el libro Illustrated World Wide Who's Who of Jewish in Photography (ver reseña en la edición de mayo de 1997 de Photographic Canadiana ). George envió una versión abreviada de la historia a las diversas sociedades fotográficas para su publicación; publicamos la historia en nuestro número de mayo de 2002. Desafortunadamente, los esfuerzos para encontrar a alguien con familiares que fueron ayudados por Leitz no han logrado encontrar a nadie hasta la fecha. La historia del Tren de la Libertad y el papel desempeñado por Norman Lipton, George Gilbert y el rabino Frank Dabba Smith para sacarlo a la luz, se tratan en el panfleto de 2002 del Rabino Smith The Leica Freedom Train publicado por la American Photographic Historical Society en Nueva York. Se proporcionó una copia a cada asistente a esta presentación.

Puede que no sea una historia fotográfica 100%, y seguro que hay muchos matices, como sucede con Oskar Schindler, pero desde hoy miraré a Leica con otros ojos. Al menos en los tiempos horribles demostró tener humanidad.

Temas
Inicio