Compartir
Publicidad
Sigma 105mm f1.4 DG HSM Art, análisis: El monstruo del bokeh
Objetivos

Sigma 105mm f1.4 DG HSM Art, análisis: El monstruo del bokeh

Publicidad
Publicidad

Analizamos en esta ocasión uno de los objetivos más llamativos de la serie Art de Sigma. El Sigma 105mm f1.4 DG HSM Art es un objetivo perfecto para conseguir ese bokeh tan de moda en estos tiempos. Sirve para trabajar en el estudio pero podemos salir con él sin problemas al campo con la ayuda de un trípode, porque su tamaño es su seña de identidad. Uno de los objetivos que más llamará la atención.

Sigma tiene claro el camino. Todos los fotógrafos hablan de su famosa serie Art. La premisa es fabricar los mejores objetivos posibles con un precio moderado. No son baratos pero son más económicos que las gamas altas de otras marcas. Según ellos con la tecnología actual es imposible lograr mayor calidad.

Sigma 105mm f1.4 DG HSM Art Con una réflex

Y todos y cada uno de los objetivos que hemos probado han alcanzado puntuaciones muy altas en todos los sentidos. Es verdad que tienen dos problemas que lastran su popularidad: el peso y la ausencia de estabilizadores de imagen. Y es totalmente verdad. Pero es el precio que están dispuestos a pagar desde Sigma para dar a sus clientes toda la calidad de imagen que es posible.

En el caso del Sigma 105mm f1.4 DG HSM Art se cumple a rajatabla. Es un auténtico monstruo. Y si encima lo colocas en una sin espejo de Sony, el conjunto final es todavía más abrumador que con una réflex. Pero os aseguramos que la calidad final es impresionante. Si quieres una luminosidad de f1,4 en una focal tan larga para sensores de formato completo no puedes pedir otra cosa.

Especificaciones del Sigma 105mm f1.4 DG HSM Art

Sigma ha decidido que este objetivo es la estrella de toda la gama. Sus características físicas llaman la atención enseguida. En la presentación que hizo Sigma en Madrid llamó la atención de todos. Es uno de los objetivos fijos más grandes que podemos ver en las tiendas. Su presencia impone.

Longitud focal

105 mm

Rango de apertura

f1,4-f16

Montura

Sigma/Nikon/Canon/Sony E-mount

Compatibilidad de formato

Hasta formato completo

Enfoque mínimo

100cm

Ángulo de visión

23.3°

Número de lentes/grupos

17 lentes en 12 grupos

Tamaño (diámetro máximoxlongitud)

Φ115.9㎜ × 131.5㎜

Peso

1,645g

Precio

1419€

Es un objetivo perfecto para trabajar en estudio. Si lo queremos sacar a la calle nos terminará pesando mucho pero a cambio tendremos unos desenfoques impresionantes. Pero tendremos un problema si trabajamos con cámaras réflex. A la hora de disparar con tal luminosidad y con semejante focal, es importante hacer un microajuste de AF antes de empezar a disparar. Mis primeras fotografías salieron todas desenfocadas cuando abría el diafragma a f1,4. Como sabéis, con una sin espejo, este problema no existirá.

Diseño del Sigma 105mm f1.4 DG HSM Art

Todo es grande en este objetivo. El diámetro de la lente frontal es de 105mm. Os podéis imaginar la tapa frontal... Además viene con el parasol de serie de plástico reforzado con fibra de carbono. Un robusto parasol que tiene su propio tornillo de ajuste y asusta por sus dimensiones. Además viene con una abrazadera para trípode como si fuera un teleobjetivo deportivo. No tiene sentido sujetar la cámara en el trípode, es necesario ajustarlo con esta abrazadera para evitar cualquier riesgo de trepidación.

Sigma 105mm f1.4 DG HSM Art Abrazadera

Y el hecho de que venga de serie nos dice que Sigma recomienda utilizarlo siempre con este soporte para evitar las fotografías movidas... Y aunque ya hemos visto este objetivo adaptado para las Sony Alfa sería maravilloso disparar con el estabilizador de cinco ejes de la Sony A7III por ejemplo y ver cómo responde.

El resto del objetivo es espartano, como tiene que ser. Sigue la misma línea que los demás objetivos de la serie ART. Está sellado contra el polvo y la humedad en la montura, el amplio aro de enfoque manual y en la juntas de la cubierta. Tiene el botón par elegir el modo de enfoque y la ventana para las distancias para calcular la hiperfocal, algo que es poco práctico con esta focal. Desde el principio han remarcado que está montado íntegramente en Japón, como garantía de calidad. Y si lo tienes en la mano, lo puedes confirmar.

Sigma 105mm f1.4 DG HSM Art Detalle

Aunque parezca mentira hay que recordar que es un teleobjetivo fijo corto. En la misma página de la marca parece que se olvidan y señalan el sellado también del aro de zoom. Solo tiene el del enfoque manual, amplio y cómodo para ajustar el foco.

El acabado, el tacto de los materiales y la sensación de tener un equipo perfecto entre las manos. Sigma no quiere defraudar a sus futuros clientes.

Con el Sigma 105mm f1.4 DG HSM Art entre las manos

En un alarde, lo he llevado encima durante dos o tres días por la calle. Y es una experiencia dura. Pero los resultados hicieron que mereciera la pena. Una vez ajustado el microajuste de AF, la nitidez del Sigma 105mm f1.4 DG HSM Art justifica cualquier exceso. Lo he probado con mi vieja Canon y ha renacido con él.

Sigma105 Mm1 1000 Seg En F 1 4 Sigma 105mm 1/1000 f1,4

El diafragma circular de 9 láminas consigue un bokeh atractivo. El viñeteo es muy evidente a f1.4, pero disminuye progresivamente hasta f5,6, donde prácticamente desaparece a efectos prácticos. No podemos olvidar que el semejante diámetro de las lentes frontales tiene la función, entre otras, de mitigar este efecto.

Sigma105 Mm1 8000 Seg En F 1 4 3 Sigma 105mm 1/8000 f4

La nitidez es extrema con todos los diafragmas pero el punto dulce se puede situar en torno a f5,6. Y para evitar los problemas de difracción solo cierra hasta f16. Pero si nos lo compramos querremos siempre trabajar con los diafragmas más abiertos para separar el sujeto del fondo. Y siempre podremos acudir a las correcciones por software de los programas más populares. Aunque en el caso de Canon es posible hacer la corrección ya en la propia cámara, como si fuera un objetivo original.

Sigma105 Mm1 8000 Seg En F 1 4 Sigma 105mm 1/8000 f1,4

El enfoque automático es rápido, sobre todo si nos damos cuenta de que estamos ante un verdadero gigante. Espero que el motor HSM sea capaz de aguantar durante mucho tiempo la fuerza de movimiento que habrá que aplicar a semejante conjunto de lentes.

Sigma105 Al 100%

En una ocasión lo he utilizado para una serie de retratos en estudio. Ahí es donde este objetivo muestra todos sus poderes. Con la iluminación controlada no hay nada mejor para hacer una buena fotografía. La calle se hace un poco dura con él en las manos. Pero en el estudio es el rey. Y muchos fotógrafos comparten esta impresión.

La opinión de Xataka Foto

Es uno de los mejores teleobjetivos cortos que podemos encontrar en las tiendas. Así de claro. Pero no le servirá a todo el mundo. Está dirigido al fotógrafo de estudio. Ahí está en su terreno. No tiene rival, si acaso el Canon EF 85mm f/1.2L II USM, mucho más pequeño y ligero.

Sigma105 Mm1 500 Seg En F 3 5 Sigma 105mm 1/8000 f1,4

Pero lo podemos sacar a la ciudad, al campo, para largas sesiones sin problema alguno. Solo recomiendo hacer pesas o llevarlo siempre en el trípode. En mi caso he tenido problemas para enfocar con los diafragmas más abiertos que se han solucionado cuando he ajustado el microajuste de AF en la cámara. Es un proceso largo y tedioso pero fundamental para lograr buenos resultados.

Sigma105 Mm0 8 Seg En F 5 6 Sigma 105mm 0,8 f5,6

En el caso de que no tengamos una cámara de formato completo, se comportará como un 150 mm aproximadamente. Y no hay que tener miedo por el diámetro de la lente frontal. El cuidado será el mismo de siempre, pero como ocurre con sus hermanos, la lente tiene un recubrimiento protector repelente al agua y al aceite para ayudar en la limpieza.

En Flickr| Galería

Al ver las imágenes en el ordenador se pueden apreciar las virtudes de los elementos de baja dispersión (FLD) y los tratamientos multicapa para conseguir las imágenes con un buen contraste independientemente de la situación de la luz.

Sigma105 Mm1 640 Seg En F 3 2 Sigma 105mm 1/640 f3,2

Y la arandela Arca-Swiss para el trípode permite llevarlo de un lado para otro con mayor seguridad salvo que tengas unas manos de jugador de baloncesto. Personalmente lo sacaría muy poco a la calle pues serías el blanco de todas las miradas, pero los desenfoques que se consiguen hacen que quieras llevarlo siempre por si acaso.

Sigma105 Mm1 8000 Seg En F 1 4 2 Sigma 105mm 1/8000 f1,4

Si tienes un buen presupuesto, tienes un estudio y quieres la máxima calidad el Sigma 105mm f1.4 DG HSM Art es tu objetivo. Es verdad que no tiene estabilizador, pero es poco menos que una locura llevarlo en la mano. Y si tienes un trípode firme esto te dará igual. Se ha convertido en uno de los objetivos clásicos por su excelencia óptica. Seguro que muchos fotógrafos no le sacarían provecho por su estilo personal pero hacer fotografías con él es quererlo tener desde el primer momento.

El objetivo ha sido cedido para el análisis por parte de Reflecta. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos