Compartir
Publicidad
Publicidad
¿De verdad es necesario pasar tanto tiempo delante del ordenador para lograr una buena fotografía?
Opinión

¿De verdad es necesario pasar tanto tiempo delante del ordenador para lograr una buena fotografía?

Publicidad
Publicidad

De un tiempo a esta parte la fotografía se está convirtiendo en una serie de técnicas informáticas para sacar adelante imágenes que según dicen no son tan llamativas como deberían. ¿Desde cuando la realidad es superada por la ficción? ¿No deberíamos los fotógrafos dar nuestra propia versión de la realidad? ¿Y eso incluye cambiar la información que ha captado la cámara?

Es muy difícil definir qué es hacer fotografías. Y más en los tiempos que corren. Corres el peligro de ser tildado de clásico, o pasarte de rosca y convertirte en un mero diseñador gráfico. Voy a intentar aportar mi propio granito de arena, más que nada para generar un debate que nos ayude a situarnos dentro de este maremágnum de opiniones que es hoy en día cualquier discusión fotográfica. Cualquier opinión será bien recibida, por supuesto.

Un enfoque clásico

Hacer fotografías no es otra cosa que hacer clic con la cámara. La fotografía se hace en el momento del disparo. Justo antes de ese momento, hemos buscado un encuadre, una luz. Y hemos decidido la exposición: el diafragma, el tiempo de obturación y la sensibilidad. Luego todo está a merced de la distancia focal, del punto de enfoque, etc...

Luego en el laboratorio, o mejor dicho que parezco viejo, en el ordenador, nuestra función es interpretar esa partitura, ese archivo. Como muy bien dijo Ansel Adams. No hay que quitar ni poner nada. Solo ajustar lo que contiene para dar el mejor aspecto posible dentro de nuestras posibilidades o nuestro conocimiento de la materia.

Fotografia Iii Madrid @ferfoto

Ese es el material que tienes. Se supone que dominas la técnica, que desde antes de disparar tenías muy claro lo que querías conseguir y que sabes perfectamente lo que va a salir de tus manos. Es verdad que algunos nos permitimos recortar porque creemos que el uso de Photoshop debe ser el mismo que hacíamos con una ampliadora: aclarar, oscurecer, contrastar, recortar y listo.

Es una forma de trabajar que no rompe con tu realidad, con lo que pudiste sacar en el momento en el que decidiste hacer la foto. Es verdad que es una verdad subjetiva, pero todo lo que hay en esas fotografías estaba realmente ahí. Más claro o más oscuro, pero estaba. Y muchos creemos que eso es importante. Pero solo es una forma de entender la fotografía.

Un enfoque moderno

Ahora las cosas han cambiado. Realmente no. Porque siempre se ha entendido la fotografía de esta manera. Como una mera deudora de otras bellas artes. El pictorialismo, la primera gran corriente fotográfica no creía en el poder de la nueva imagen. Así que desarrollaron técnicas para intentar hacer más hermoso lo que podía captar la cámara oscura, que no era más que un mero reflejo de la realidad.

Fotografia Iv Escaparate @ferfoto

Ahora es lo mismo. Las fotografías son pictorialistas. No basta la interpretación. Tiene que ser una reinterpretación más grande, más bonita, más exagerada. Distinta del mundo real, ¿quizás idealizada? No valen las sombras ni los colores que había. Necesitan más saturación, o unos tonos más pastel. Quién sabe. Él que lo hace crea su mundo como quiere.

No es una mala forma de enseñar el mundo a los demás. Si no te gusta la realidad, cámbiala. Es así de sencillo. Y el mundo digital ha facilitado enormemente las cosas. Ya no hace falta recortar ni complicados juegos químicos. Un buen ordenador, un buen programa en las mejores manos y listo.

Como todos sabéis, Photoshop cambia las cosas con los modos de fusión. Es capaz de encender o apagar las luces encendidas de una gran ciudad. Puede borrar con una facilidad pasmosa cosas que no nos gusten, que estropeen nuestra composición en mente, con diversas herramientas a nuestra entera disposición.

Fotografia Ii La cruda realidad @ferfoto

¿Qué algo no está donde debería porque nos hemos equivocado de emplazamiento? ¿O la luz no nos gusta? Ya no hay problema. Un disparo normal se puede convertir en algo digno de enseñar en un libro o en un tutorial. Incluso colgarlo en un museo. ¿Está mal? ¿Es un engaño? No lo creo. Es otra forma de entender la fotografía. Perfectamente válida. Distinta.

Al final lo importante es contar cómo vemos las cosas. Dar a conocer una historia que nos ronda por la cabeza. Puede que el mundo nos guste como es. O queremos verlo de otra manera. Y si para eso tenemos que hacer mil fotos de un mismo momento para combinarlo como si fuera un collage, lo haremos. Sabemos que no es verdad... ¿Pero acaso lo ha sido la fotografía a lo largo de toda su vida?

En Xataka Foto| Siete razones por las que la fotografía es el hobby más completo que existe

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos