Compartir
Publicidad
Las pausas también son buenas para reafirmar nuestra pasión por la fotografía
Opinión

Las pausas también son buenas para reafirmar nuestra pasión por la fotografía

Publicidad
Publicidad

La fotografía es un medio en el que podemos encontrar un espacio de seguridad que nos ayuda a enfrentarnos al mundo. En el pasado os hemos contado cómo esta puede funcionar como antidepresivo o incluso como un medio de meditación. Sin embargo, hay momentos en los que incluso ella puede ser un elemento más de presión sobre nosotros. En aquellos momentos hay que parar y tomar un descanso.

Mirar al cielo y recuperar el orden

En la vida de toda persona hay momentos en los que parece que pequeños conflictos se van juntando poco a poco, hasta que una gigante bola de nieve nos manda contra la pared. Momentos en los que incluso ver la cámara nos supone una angustia más, en vez de ser nuestra fiel herramienta de tranquilidad.

Sin embargo hay clientes a los cuales responder, fotos que capturar y editar y responsabilidades del día a día que hay que atender. Cumplimos con nuestras labores. Cuando encontramos un espacio de tiempo, un pequeño odio hacia todo este mundo aparece. Pero, para no dejarse llevar por él, es importante poner pausa a la vida un momento.

Esta caída es muy distinta a lo que se puede sentir cuando falta motivación o a un momento donde dudamos sobre la calidad de nuestro trabajo. Esta caída es simplemente una forma en que nuestra mente y corazón enfrentan nuestra pasión de la imagen contra las realidades (a veces injustas) que pueden suceder en nuestro mercado.

Perdido 001

Por eso hay que buscar un espacio para simplemente parar, no hacer nada, no pensar en fotografía, no pensar en nada más que ver al techo o al cielo. Despejar la mente de aquellos conflictos. No apurar las cosas nos evita tomar rencores en contra de nuestra pasión.

Lastimosamente, como fotógrafos, como artistas pasaremos muchos momentos en crisis. Cuestionando nuestro talento, nuestras pasiones o nuestros modelos de negocio. En algunas ocasiones nuestra herramienta será el medio de liberación; pero, cuando no lo sea, solo tomemos un respiro, dejemos de ser un rato y continuemos con más energía que antes.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio