Compartir
Publicidad
Seis consejos que te ayudarán a mejorar la composición de tus fotos de paisaje
Trucos y consejos

Seis consejos que te ayudarán a mejorar la composición de tus fotos de paisaje

Publicidad
Publicidad

La fotografía de paisajes es muy agradecida. Basta un equipo relativamente modesto, y, eso sí, una buena dosis de creatividad y pasión, para obtener resultados realmente estupendos. De hecho, a diferencia de lo que sucede en otros tipos de fotografía, podemos tomar instantáneas con una calidad muy digna sin necesidad de tener un bagaje muy amplio.

Como hemos explicado en otros posts, una composición cuidada puede marcar la diferencia entre una fotografía correctamente expuesta, pero del montón, y una instantánea excepcional. Esta cualidad es importante en cualquier tipo de fotografía, pero cuando lo que queremos es capturar la belleza de un paisaje el peso de la composición alcanza una dimensión especial. Esto es lo que nos ha animado a preparar este post. Esperamos que los consejos que os proponemos os ayuden a disfrutar más la fotografía de paisajes, y, cómo no, también a obtener mejores resultados.

1. Apuesta por el equilibrio

No dejes al azar ninguno de los elementos compositivos de tus fotografías. Todos ellos importan. Es más, lo ideal es que trabajen juntos y se complementen, incrementado la armonía de la imagen y equilibrando la composición. Si uno de ellos, por la razón que sea (su color, su tamaño, su forma, etc.) se impone a los demás, nuestra fotografía quedará desequilibrada y probablemente producirá una sensación de desasosiego en el espectador. Evitad que suceda esto, a menos que busquéis intencionadamente esta reacción por razones creativas.

Equilibrio

Fotografía: Dani González (en nuestro grupo de Flickr)

2. Cuida la semántica de tus fotos

La fotografía utiliza un lenguaje visual propio con una potencia enorme. A los fotógrafos nos interesa mucho conocerlo, y dominarlo, porque podemos utilizarlo para transmitir una gran cantidad de información con nuestras instantáneas. El abanico de elementos compositivos a los que podemos recurrir para generar en el espectador una reacción concreta es amplio, pero, ante todo, merece la pena que conozcamos la semántica del punto, la línea, el color, la textura, el contorno, la dirección, la escala, el movimiento y la dimensión. Su significado escapa al alcance de este post, pero los tenéis ampliamente desarrollados en este otro artículo que publicamos hace unos meses.

Semantica

Fotografía: Uditha Wickramanayaka

3. Esta es la única regla: no hay reglas

Lo he defendido en varios posts hasta la fecha, y seguiré haciéndolo hasta la saciedad: la fotografía es una forma de expresión, y como tal no debe estar confinada por reglas. Pero para transgredirlas correctamente es necesario conocerlas. De hecho, y esta es solo mi opinión, prefiero referirme a ellas como principios, y no como reglas. En cualquier caso puede resultaros útil sentiros cómodos con principios como los de concisión, semejanza, simetría, proximidad, experiencia o continuidad, entre otros. Y no únicamente cuando practicáis fotografía de paisajes. Os hablamos de ellos con detalle en este otro post.

Paisaje

Fotografía: Tom Hall

4. Lo bello, si es simple... dos veces bello

Algunos fotógrafos, sobre todo al principio de su carrera, creen que la complejidad está indisolublemente asociada a la calidad y la creatividad. Pero no tiene por qué ser así. En realidad, a menudo sucede lo contrario. No temáis elaborar una composición sencilla en la que un elemento simple acapare la atención del espectador. Una imagen en apariencia sencilla puede tener una mayor carga dramática que una fotografía más compleja, y, probablemente, confusa.

Sencillez

Fotografía: Miguel Ángel Rodríguez (en nuestro grupo de Flickr)

5. Busca un elemento de interés

No minusvalores la posibilidad de equilibrar la composición de tus fotografías de paisaje introduciendo un elemento compositivo que atraiga la atención del espectador. Esta es, precisamente, la función que ejerce el molino que podéis ver en la fotografía que os dejo debajo de estas líneas. Sin él esta instantánea perdería una gran parte de su belleza y armonía.

Elementocentral

Fotografía: Giuseppe Milo

6. Juega con el espacio negativo

No atiborres tus fotografías de paisaje de detalles e información. Un espacio uniforme en el que predominan, por ejemplo, los elementos con la misma forma y un color muy similar, puede incrementar drásticamente la fuerza y la carga dramática de una fotografía. El espacio negativo no tiene que ser necesariamente ni blanco sólido ni negro. Una manera bastante certera, y sencilla, de definirlo consiste en describirlo como el espacio que queda entre los distintos elementos de una composición.

Espacionegativo

Fotografía: Rafael Gómez Moruno (en nuestro grupo de Flickr)

Experimenta sin contemplaciones

Hemos llegado al final del post, así que solo me queda proponeros una última idea: experimentad y jugad con estos consejos. La mejor forma de progresar en fotografía no es otra que poner en práctica lo que aprendemos, pero ejerciendo nuestra libertad creativa y sin permitir que algo nos ate. Precisamente una de las ventajas más evidentes de la fotografía digital es su capacidad de poner en nuestras manos el método de ensayo y error sin cortapisas. Eso sí, no dispares a lo loco. Planifica bien la composición de tus fotografías antes de apretar el botón de obturación de tu cámara y elige la hora del día que te ofrezca la luz adecuada. Los buenos resultados llegarán solos.

Imagen de apertura | Lies Thru a Lens
En Xataka Foto | Nueve principios esenciales que te ayudarán a dominar la composición de tus fotos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos