Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Filtros para objetivos, un accesorio que no es cien por cien necesario pero sí conveniente

Filtros para objetivos, un accesorio que no es cien por cien necesario pero sí conveniente
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
\"Canon



Los filtros para objetivos son accesorios que con la fotografía digital ya no son tan necesarios como en la fotografía analógica. Como sabemos, existen diversos tipos de filtros para nuestros objetivos. Podemos clasificarlos según su forma: de rosca o tipo portafiltros. Y a su vez cinco categorías: UV, polarizados, ND o densidad neutra, de colores y especiales.

  • Los filtros UV (ultravioleta) nos ayudan a reducir el brumado y la neblina. Pero lo cierto es que debido a su coste, relativamente económico, la mayoría de usuarios lo utilizan más como protección. De esta forma evitan arañazos, polvo e incluso la protección ante algún pequeño impacto que pueda sufrir la lente del objetivo.

  • Los filtros polarizados se caracterizan por dejar paso únicamente a la luz polarizada. Hay dos tipos disponibles: lineales y circulares, siendo el segundo el más frecuentes de encontrar. El motivo es que, en las cámaras con autofoco el objetivo gira. Si usáramos un filtro polarizado lineal nuestra fotografía se vería afectada.

Portafiltros

Lo interesante de usar un filtro polarizado es la eliminación de reflejos (sobre todo sobre materiales como el cristal, metales o el agua), realzan el colorido saturando los colores sobre todo los verdes de plantas y el azul del cielo.

  • Los filtros de densidad neutra reducen la intensidad de la luz sin afectar ni al color ni contraste. Según el número de rango la limitación del paso de la luz es más o menos pronunciada.

    La finalidad de estos filtros es poder usar velocidades de obturación menor así como una mayor apertura del diafragma. Igualmente reducen la intensidad de la luz por lo que se puede llegar a conseguir una profundidad de campo menor.
Filtros de colores
  • Luego tenemos los filtros de Colores y filtros especiales. En la fotografía analógica eran muy usados ya que permiten crear efectos así como, en el caso de los de colores, obtener mejores resultados a la hora de realizar fotografías en blanco y negro.

    Los filtros de colores , según el color, provocan un efecto u otros. Por ejemplo, los filtros de color rojo nos ofrecen la posibilidad de aumentar el contraste, ideales para días nublados o fotografías donde no haya sombras. El filtro verde está más indicado para fotos de naturaleza ya que aclara los verdes de plantas, arboles, hierba,... O los filtros azules, indicados para retratos al permitir aclarar un poco el todo de la piel.

    Evidentemente hay más como el naranja (efecto similar aunque menos intensificado que el rojo) o el amarillo que suaviza y disimula las imperfecciones de la piel.
Filtros especiales

En cuanto a los filtros especiales podemos encontrar una gran variedad de tipos que ofrecen efectos como el tipo estrella donde los destellos se resaltan el forma de estrella con diferentes números de puntas según el filtro. O los que suavizan la imagen creando una especia de desenfoque o efecto niebla. Son filtros pensados para un uso más artístico.

¿Son realmente necesarios?

Gracias a la fotografía digital y las aplicaciones de retoque fotográfico como Adobe Photoshop realmente no es necesario colocar un filtro a nuestros objetivos. Aunque sí puede ser conveniente.

El filtro UV al que la mayoría termina por conocer como filtro protector además de absorber los rayos ultravioletas nos vas a permitir proteger la lente de nuestro objetivo de algún pequeño impacto que pueda provocar arañazos o del polvo, además de esos días en los que el viento sopla fuerte y pequeñas partículas de arena pueden golpear contra la lente.

Eso sí, adquiere un filtro UV de calidad. Hay algunos que son cristales de no muy buena calidad y pueden afectar al resultado de nuestras fotografías al restarles nitidez o incluso producir otros efectos más indeseados.

El segundo tipo de filtro recomendable es el polarizado, sobre todo en épocas como la primavera o verano donde la fuente de luz natural es mayor. Gracias a las características de los filtros polarizados podremos, además de proteger la lente de nuestra cámara, eliminar reflejos y mejorar el contraste lo que nos evitará este procesado posterior a través de algún software de edición.

Conclusiones

Después de invertir un dinero importante en un objetivo de calidad debemos reservar parte del presupuesto para un filtro. Un filtro UV de calidad no es necesario pero sí conveniente.

Las ventajas del resto de filtros, incluso el polarizado (excepto por el tema de los reflejos), es algo que luego podremos solucionar fácilmente en aplicaciones como Photoshop, Lightroom o Aperture entre otras.

Si estás pensando en adquirir un nuevo objetivo o accesorio de Canon tal vez puedas aprovechar la promoción de hasta 200€ de reembolso en una selección de objetivos y accesorios. Válido hasta el 31 de julio.

Espacio Canon | Conoce cómo es el interior de un objetivo fotográfico Web | Promoción Reembolso Objetivos Canon

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos