Las últimas películas en ganar el Oscar a la Mejor fotografía: haz clic con el cine a otro nivel

Las últimas películas en ganar el Oscar a la Mejor fotografía: haz clic con el cine a otro nivel
1 comentario

‘El callejón de las almas perdidas’, ‘El poder del perro’, ‘Dune’, ‘La tragedia de Macbeth’ y ‘West Side Story’. Hacía tiempo que no veíamos un año tan reñido, un año de tanto talento acumulado en lo que compete al Oscar a la Mejor fotografía.

Los retos que asumía Janusz Kamiński bajo la batuta de su buen amigo Steven Spielberg en ‘West Side Story’ bien darían para un artículo independiente. Y qué decir de Bruno Delbonnel y de su prodigioso dominio del claroscuro. Hacía años que nadie adaptaba a William Shakespeare con tanto arrojo. Y luego estaba Ari Wegner, que con ‘El poder del perro’ ha firmado el mejor trabajo de su vida —coronándose como la segunda mujer de la historia candidata en esta categoría—.

Y otros, como Linus Sandgren —que se llevó su hasta ahora único Oscar por ‘La La Land’—, se han quedado a las puertas pese a contar con dos opciones candidatas, ‘No mires arriba’ y ‘Sin tiempo para morir’. Pero como siempre se dice, "solo puede quedar uno" y la victoriosa también partía como favorita: ‘Dune’ fue rodada en digital y transferida a negativo para aprovechar las virtudes de ambos formatos.

Un dato que nos da una pista: el cine es un arte mutante, uno que siempre estará a merced del talento. Y saber aprovechar las sinergias de cada formato son fundamentales. Pero, por supuesto, sin un conocimiento previo y una formación estarás fuera de juego. Si eres un estudiante de fotografía, este artículo te interesa.

Un año de talento (y un lugar donde formarse)

Con un BAFTA y un ASC en el bolsillo, estaba claro que Greig Fraser le arrebataría la estatuilla a los arriba citados… 

‘Dune’ es la respuesta a muchas cuestiones. Por ejemplo: “¿está el cine evolucionando hacia alguna dirección?”. Una pregunta que en las escuelas superiores de cine no necesita respuesta: el cine, como cualquier disciplina, está a merced de las ideas. E ideas nunca faltan. Por supuesto, hay que darles forma: saber cómo construir un relato es la parte fácil. Convertir ese relato en imágenes ya es más complicado.

Toda película es deudora de su foto y todo director de fotografía sabe cómo adaptarse a las circunstancias. Y si quieres que tu talento encuentre el mejor vehículo para entrar en la industria, si tienes una capacidad única para comunicar en imágenes pero te falta compensar tu faceta académica, CEV brinda todas las herramientas a través de sus grados y su formación de Técnico Superior en Iluminación, Captación y Tratamiento de la Imagen, con clases prácticas de iluminación, sesiones fotográficas, conciertos o toma de plató.

Ahora echemos una vista atrás y tratemos de dar respuesta a otra pregunta: “¿quienes han marcado las reglas del juego estos últimos años?”.

‘Mank’ y el “color” de una época

«Un Oscar más que ‘Ciudadano Kane’», decían con cierta sorna los periodistas para alabar esta escrupulosa cinta de David Fincher donde adapta un guion escrito por su propio padre. Fincher, conocido por su obsesivo cuidado por el detalle, esperó paciente más de 30 años para consagrar la que es una de las cintas más ricas en términos de dirección de foto.

Y la foto, en riguroso blanco y negro tal y como veríamos en otras contemporáneas como ‘Roma’, no corre a cargo de un cualquiera, sino de un gigante, uno de los pesos pesados del sector. Erik Messerschmidt estudió en el ​​Emerson College de Boston, la misma universidad donde se formaron Jay Leno o las mismísimas hermanas Wachowski. Messerschmidt siempre fue deudor de su años formativos: todo talento necesita de una base teórica. Conceptos como el rango de luz pueden intuirse, pero sobre todo han de instruirse.

Es muy importante buscar la mejor propuesta formativa para encontrar una voz y una mirada propias. Y realizando el grado en Técnico Superior en Iluminación, Captación y Tratamiento de la Imagen + HND in Creative Media Production de CEV tendrás la base formativa clave, ya que se trata de una doble titulación de enfoque claramente internacional en apenas dos años (Titulación Española + Titulación Británica).

Gracias a su destacado trabajo, Messerschmidt pronto destacó en series de televisión como ‘Bones’ o ‘Mad Men’ y forjó una gran relación con Fincher en ‘Perdida’ y su posterior serie en común, ‘Mindhunter’. Jugando con la sobreexposición pero sin forzar la saturación y capturando las texturas a partir de grises infinitos, el trabajo de Messerschmidt le valió el Premio ASC y el Premio Satellite a la Mejor cinematografía, además de las nominaciones al BAFTA y la BFCA.

‘1917’ y la virtud del (falso) plano secuencia

A lo largo de la historia del cine, el plano secuencia siempre ha sido tildado de filigrana caprichosa pero virtuosa. Aquí destacan producciones como ‘El arca rusa’ o la reciente ‘Hierve’ para constatar ese poderío, esa capacidad de encapsular todo dentro del mismo encuadre a través de una coreografía precisa.

Y qué decir a estas alturas que no se haya dicho sobre Roger Deakins. ‘1917’, la cinta bélica de Sam Mendes, le ha valido a este director de foto mucho más que un Oscar: le permitió experimentar aún más y convertirse en reportero de guerra, recurriendo a dispositivos pequeños como la ARRI Alexa Mini LF para lograr esa sensación de baja profundidad de campo donde todo parece suceder muy cerca del protagonista, arrastrando al espectador al núcleo mismo de la acción.

Sin embargo, la película cuenta con más de 60 escenas: el corte más largo solo dura siete minutos. La magia reside en la organicidad, la coherencia en términos lumínicos y compositivos de dichas escenas. Ese mágico pegamento —además de los obvios difuminados y oscurecimientos de escena—. Y eso, amigos, es la magia del cine.

Una magia que tampoco está reñida con la innovación. Varios espacios de la película ni siquiera existen, sino que son recreaciones por ordenador. Por ello es vital que la formación no sea hermética ni tenga una intención aristócrata, sino que brinde herramientas a los usuarios, a los futuros talentos. En CEV de esto van servidos. Porque si bien la faceta académica es capital, el grado en Técnico Superior en Iluminación, Captación y Tratamiento de la Imagen se enfoca a una metodología práctica.

¿Qué significa esto? Que podrás tocar y experimentar en un ambiente de clases reducidas de no más de 20 alumnos, con prácticas reales en set, aprendiendo a iluminar sesiones fotográficas, conciertos o toma en plató, entre otras, trabajando con software como Lightroom, Capture One, Bridge, Premiere, After Effects, Photoshop e InDesign y con hardware —plató propio y material técnico para cualquier necesidad— con el fin de conocer a fondo el sector antes siquiera de entrar profesionalmente en él.

‘El renacido’ y las fuerzas de la naturaleza

Pero si hay alguien que ha marcado una forma y un estilo de dirigir fotografía en la actualidad, ese es Emmanuel Lubezki. El Chivo, como le llaman en México, domina las necesidades escénicas del plano secuencia —‘Birdman’, para más señas—, las estrategias de iluminar en set, en espacios artificiales —‘Gravity’— o naturales —‘El renacido’—.

Se dice que Alfonso Cuarón prescindió de él para ‘Roma’ porque no quería regalarle protagonismo. Contexto: Lubezki también fue el director de foto de su multipremiada ‘Hijos de los hombres’. Ambos, buenos amigos, estudiaron juntos en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC). Pero dejemos a un lado los dimes y diretes de Hollywood para centrarnos en lo obvio: Lubezki es un maestro.

Y antes de ser un maestro, por supuesto, hay que ser alumno; uno que pueda formarse y crecer al lado de otros talentos. Y resulta que uno de los valores más notorios de CEV reside justo ahí: en su amplio conocimiento y vinculación profesional —en línea directa con unas 1200 empresas con convenio—, donde cada alumno podrá trabajar mano a mano con una cartera de modelos, maquilladores y estilistas para las sesiones fotográficas pudiendo enfocar su vocación particular a sectores laborales como la fotografía de autor, la moda o la publicidad.

Foto CEV

Es importante destacar también que además del abanico de salidas profesionales que se abren tras formarse en este ciclo, el programa cuenta con becas de movilidad para prácticas del programa Erasmus+ en países de la Unión Europea. Un viaje formativo durante tres meses para conocer otros entornos y experimentar con otras texturas, algo inviable en otras circunstancias.

Con más de 45 años de experiencia, docentes de perfil alto y antiguos alumnos que ya han trabajado en producciones como ‘Amar es para siempre’ o ‘Cuarto Milenio’ —de reconocido prestigio fotográfico como Kike Arnaiz o emprendedores como Fernando Alonso, creador de Camera Studio—, poco más se puede decir de este enclave único en Madrid, en activo desde 1975 y, en definitiva, uno de los núcleos creativos más importantes del país.

Fotos | CEV

Inicio