Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Xataka Foto.com

Fotografiando paisajes con el teleobjetivo EF 70-300mm f/4-5.6L IS USM

1 comentario

¡¿Cómo?! ¿Paisajes con un teleobjetivo? ¡Claro que sí! Cuando pensamos en la fotografía de paisajes es normal acudir en primer lugar a los angulares, fantásticos para capturar la escena en toda su amplitud y meter dentro al espectador, pero los teleobjetivos no solo pueden sernos también de gran utilidad, sino que encontraremos ocasiones en los que son la única opción factible para conseguir la fotografía que buscamos.

Fijaos por ejemplo en las dos imágenes que acompañan estas líneas. La primera fue tomada a unos 30 metros de las rocas utilizando un teleobjetivo; la segunda a poco menos de 15 metros con un angular. ¿Veis lo diferentes que son? Olvidad la diferencia de luz a causa del transcurso del atardecer y prestad a atención tan solo a la perspectiva y cómo las montañas del fondo toman el protagonismo en la primera imagen.

Utilizar una u otra opción depende enormemente de las sensaciones que queráis transmitir con la fotografía, de qué perspectiva os permitirá centrar el punto de interés en el lugar correcto y dónde necesitáis colocar la cámara para ello.

Perspectiva

Hay tres cosas que debéis saber de la perspectiva, la primera es muy evidente, pero es fácil olvidar las otras dos cuando componemos nuestro encuadre:

  1. Cuanto más cerca estamos de algo, más grande aparece en nuestro encuadre.
  2. Los objetos próximos aumentan de tamaño más rápido que los lejanos.
  3. No se trata de qué focal utilizamos, se trata de dónde colocamos la cámara.

El autor de las fotografías de ejemplo podría haber utilizado un angular desde el mismo punto en el que tomó la primera imagen y tendría una imagen similar en el centro de su encuadre. El problema es que este sería demasiado pequeño y no tendría protagonismo, perdiéndose en el resto de elementos que aparecerían alrededor.

Ahí es donde entra en juego el teleobjetivo para permitirnos algo que ya hemos repetido hasta la saciedad: llenar el encuadre justo con lo que queremos, y en este caso, desde la perspectiva que queremos.

Profundidad

Otra propiedad de los teleobjetivos que hemos discutido anteriormente es su habilidad para comprimir la perspectiva, haciendo que los elementos separados a diferente distancia parezcan estar más cerca entre si. Este efecto también se aprecia claramente en las dos fotografías anteriores, y es un valioso recurso a utilizar en nuestro favor.

Eso sí, es importante tener en cuenta que mientras que las fotografías angulares tienden a producir más líneas diagonales que suelen dar cierto dinamismo a la composición, las realizadas con teleobjetivo reducen la profundidad aparente de la escena, dando como resultado un encuadre más estático. A priori esto no es necesariamente un inconveniente sino más bien una característica a explotar. Algunas imágenes nos pedirán una cosa, y otras otra.

Y una ventaja inesperada

Cuando fotografiamos un paisaje al amanecer o el atardecer tenemos que tener mucho cuidado con que toda la escena esté correctamente expuesta, algo que no es fácil teniendo en cuenta los contrastes que se producen entre la luz directa del sol, las zonas iluminadas y las sombras. Y a esto tenemos que añadir además los destellos de lente, complicados de evitar dependiendo de nuestra posición respecto al sol.

¿No das una con la toma? Tranquilo, guarda el angular, pon el teleobjetivo, relájate y disfruta. Al utilizar una focal mayor podrás concentrarte en la exposición de un área determinada metiendo o sacando al sol del encuadre a voluntad y protegiendo tus fotos de los destellos más fácilmente gracias al parasol, considerablemente más práctico y efectivo que en los angulares.

Espacio objetivo Canon | Cinco situaciones donde me alegraré de tener un buen teleobjetivo

Consigue hasta 200 euros de reembolso por artículo con la promoción de reembolso objetivos de Canon

Puedes consultar las bases legales aquí.

+ Deja tu comentario

Comentarios