Compartir
Publicidad

La mejor inversión en equipo fotográfico: cómo acertar en calidad y precio

La mejor inversión en equipo fotográfico: cómo acertar en calidad y precio
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Invertir en equipo fotográfico es una decisión muy importante que no hay que tomar de forma precipitada, por impulso. Hay que meditarla, analizar las diferentes opciones y, sobre todo, pensar muy bien para qué vamos a utilizar la cámara o el equipamiento en cuestión.

Y es que a menudo nos dejamos llevar por el “y si” y el “por si acaso” y acabamos invirtiendo en más equipo del que realmente necesitamos, o renunciando a cierto equipo de calidad por comprar otros que no necesitamos o a los que les sacaremos muy poco partido.

¿Qué equipo necesito realmente? ¿Qué tipo de fotografía quiero hacer?

Estas dos preguntas van muy unidas, porque para saber qué equipo necesitamos realmente necesitamos conocer el tipo de fotografía que queremos hacer. No hace falta que lo sepamos con claridad o que esto suponga que tengamos que renunciar a ciertos tipos de fotografía, sino simplemente que a la hora de invertir, prioricemos unos gastos sobre otros, teniendo en cuenta el uso que le vayamos a dar.

El cuerpo de la cámara

Elegir equipo fotográfico

El cuerpo de la cámara es el cerebro de todo nuestro equipo. Es probablemente la decisión más complicada de tomar, porque es una inversión significativa que además condicionará el resto de adquisiciones, presentes y futuras, ya que los objetivos y la mayoría de accesorios para una marca no funcionan con los de otra. En el futuro podremos adquirir un nuevo cuerpo, pero siempre de la misma marca. Estos son aspectos a tener en cuenta:

  • Full-Frame o APS-C: Esta es una decisión en la que influye mucho el factor económico, ya que las cámaras Full-Frame son sensiblemente más caras que las APS-C. Lógicamente, hay importantes diferencias entre Full-Frame y APS-C. Ganamos un sensor más grande sin recorte, muy adecuado si necesitamos grandes angulares o nos gusta el efecto de ciertos objetivos, como el 50mm, pero el recorte nos limita mucho el encuadre. Además, el Full-Frame también ofrece un funcionamiento mucho mejor en condiciones de baja luminosidad. Sin embargo, también hay que tener en cuenta que para la mayoría de las ocasiones las cámaras APS-C cumplen más que de sobra, y solo si vamos a sacarle verdadero partido al Full-Frame merece la pena la inversión.

  • Ligereza o estabilidad: Puede parecer baladí, pero a la hora de escoger un cuerpo es importante pensar también en si preferimos un cuerpo ligero y más compacto, que no pese ni ocupe tanto en la mochila, o si preferimos la estabilidad de un cuerpo más pesado con mejor agarre. Si lo tuyo es llevar siempre la cámara contigo, puede que debas valorar lo primero, mientras que si lo tuyo es más fotografía en estudio o salidas controladas, es preferible optar por una cámara que no sacrifique ergonomía y estabilidad en su diseño.

Elegir equipo fotográfico
  • Objetivos disponibles: Un punto muy importante a la hora de escoger un cuerpo es conocer el rango de objetivos disponibles para dicho cuerpo. Puede que al principio esto nos preocupe menos y pensemos que no sobrará con el clásico zoom 18-55mm y alguna focal fija (el no menos clásico 50mm), pero es importante tener a nuestra disposición un gran elenco de objetivos para cuando vayamos explorando nuevas posibilidades o nuestro presupuesto crezca.

  • Capacidades de vídeo: Es algo que mucha gente valora mucho últimamente, aunque luego sea una función que no utilicen más que de forma ocasional. Piénsalo bien y no condiciones la compra de tu cámara sacrificando ciertas funciones o características fotográficas o invirtiendo más dinero que podrías gastar en otro equipo por alguna función de vídeo que apenas vas a explotar, como grabación a altas velocidades por ejemplo.

Los objetivos

Elegir equipo fotográfico

Antes hemos comentado que la compra del cuerpo es probablemente la decisión más complicada, pero decidirse por un objetivo tampoco es fácil, de hecho, hay siempre un debate abierto acerca de qué es más relevante. Mi recomendación para los principiantes es empezar por el versátil y económico 18-55 mm que suele acompañar a muchos cuerpos de gama media en los kits de compra.

Con ese objetivo podemos descubrir qué focales utilizamos más (ya sea con los datos EXIF de las fotos o simplemente observando). Si por ejemplo siempre andamos girando el objetivo hasta el máximo zoom, el siguiente paso lógico es explorar un 100mm fijo o un más económico y versátil 55-200mm. Si, por contra, nos gustan los grandes angulares, hay muchos objetivos fijos que ofrecerán mejores calidades a buen precio. Sin olvidarnos lógicamente de las focales medias de 35mm y 50mm.

Si, en cambio, nos gusta explorar todas las posibilidades de una fotografía sin tener que cambiar de objetivo o en situaciones en las que no nos daría tiempo, entonces un objetivo zoom como un 18-200mm para los que quieren más versatilidad o un 24-105mm para los que buscan una apertura constante y una mayor calidad.

Elegir equipo fotográfico

Este es solo un primer acercamiento, existen muchos tipos de objetivos, así como objetivos específicos para cada tipo de fotografía. Grandes focales con macro para fotografía de plantes, aves e insectos, 50mm con grandes aperturas para retratos, grandes teleobjetivos... un mundo por explorar al que es mejor ir avanzando poco a poco para no gastarnos una fortuna en un objetivo que luego no utilizaremos.

Además, dentro de cada tipo de objetivos hay diferentes calidades y precios. Generalmente a mayor luminosidad (mayor apertura) mayor precio, aunque también influye la distancia focal o el rango de distancia focales, si es macro o no, si incluye estabilizador de imagen... así como también el número de lentes y su construcción.

La bolsa

Ona Bags 1 (1)

Un error de principiante es, al comprarnos nuestra primera cámara, adquirir también una bolsa a juego en la que únicamente cabe la cámara con su objetivo. Muy pronto descubriremos que siempre vamos a querer llevar al menos un objetivo más, y baterías, y tarjetas de memoria, o el flash... y esa mochilita pasará al olvido.

En el caso de la bolsa o mochila, sí que es conveniente comprar una un poco más grande de lo que necesitamos, siempre que sea cómoda para el uso que le vayamos a dar, porque si no se nos quedará pequeña muy pronto. Luego, ya con el tiempo, podremos tener diferentes bolsas y mochilas que se adapten al equipo que queremos llevar en cada situación, pero para empezar, mejor una versátil en la que nos quepa todo cómodamente.

El flash

Canon Flash

El flash parece uno de esos accesorios imprescindibles, pero no siempre es así. Salvo que seamos fotógrafos de eventos o queramos explorar esa fotografía, que entonces es imprescindible, el flash de la cámara puede cumplir el resto de funciones fácilmente (flash de relleno, fotografías puntuales...) por lo que al menos al principio es una compra de la que podemos prescindir.

El trípode

El trípode, por contra, es una compra que muchos fotógrafos amateurs posponemos, y no deberíamos, porque ayuda muchísimo en el aprendizaje, ya que tanto en el estudio como en exteriores, nos obliga a componer, encuadrar, enfocar y exponer con calma y precisión, y nos permite explorar cierto tipos de fotografías que serían imposibles sin él, como largas exposiciones, fotografías nocturnas o time-lapses.

Luego ya está la cuestión de cómo escoger un trípode para foto y vídeo. Más robusto, grande y versátil para el estudio, más ligero y compacto si queremos llevarlo siempre con nosotros. Quizás para empezar este segundo sea una buena opción, ya que permite su uso también en el estudio (o en casa), luego ya iremos descubriendo donde usamos más el trípode.

Elegir equipo fotográfico

Baterías y tarjetas

Cuando compramos una cámara a menudo en la tienda nos seducen con packs más completos que incluyen más baterías y tarjetas. Mi experiencia me dice que no siempre es bueno adquirir estos packs salvo que sean una oferta realmente interesante, y que es mejor buscar y comparar otras opciones. Eso no quiere decir que no sea crucial contar con al menos una batería y tarjeta de memoria extra, para que tengamos una de reserva por si la primera falla o simplemente la agotamos o llenamos.

Filtros y otros accesorios

El mundo de la fotografía está lleno de accesorios de todo tipo, así que hay que andar con ojo para que no se nos vaya la mano y llenemos un cajón de cosas que no usamos. Sin embargo, los filtros para objetivos son accesorios baratos y útiles en muchas circunstancias. Un filtro UV para proteger y un filtro polarizador para exteriores (ayuda a resaltar los cielos y verdes, entre otras cosas) no cuestan casi nada y ocupan muy poco en la mochila.

Elegir equipo fotográfico

Luego hay un sinfín de accesorios más específicos, como por ejemplo los intervalómetros, imprescindibles para hacer time-lapses o largas exposiciones controladas, aunque cada vez más cámaras ofrecen control remoto desde nuestro smartphone. Pero aquí ya el precio va subiendo y su utilidad (en el sentido de cuánto los usemos) se reduce, así que solo son aconsejables si tenemos claro que queremos explorar ese tipo de fotografía y queremos priorizar esa compra frente a otras.

Estar atento a las ofertas

Buscar y comparar es esencial a la hora de hacer una buena compra, algo mucho más sencillo gracias a internet, pero también es muy importante estar atento a todas las ofertas que salen, no para dejarnos seducir a una compra impulsiva, sino para conseguir aquello que hemos decidido comprar a un precio más atractivo.

Equipo Canon

Valga como ejemplo la campaña Reembolso Invierno de Canon, “Convierte cada momento en único”, que ofrece hasta 200 euros de reembolso en una selección productos, como cámaras EOS, objetivos EF, flashes e impresoras Pixma, por compras realizadas desde el 1 de noviembre de 2014 hasta el 15 de enero de 2015.

También es importante estar atento a no caer en las importaciones paralelas, ya que por ahorrarnos unos pocos euros podemos estar adquiriendo un producto que no ha sido diseñado para su venta en el Espacio Económico Europeo y que eso afecte a su funcionamiento y a la validez de la garantía.

Enlace | Reembolso Invierno de Canon

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos