Publicidad

Nikon D7100

Nikon D7100

Nikon

Nikon ha realizado el lanzamiento oficial de su nueva cámara DSLR en formato DX: la Nikon D7100. Una nueva réflex "asequible" (o para aficionados, como ellos mismos apuntan) con sensor APS-C de 24,1 megapíxeles. Mantiene un tamaño...

Leer más »

Publicidad

Publicidad

Noticias de Nikon D7100 en Xataka Foto

¿Es la Nikon D7100 una simple actualización de la Nikon D7000? Si quieres descubrirlo tendrás que leer el artículo y fijarte en las claves que te damos para saberlo. Aunque comparten muchos puntos en común hay otros verdaderamente diferenciadores. Uno de ellos es el nuevo sensor de 24 Megapíxeles - por 16 de la D7000 - sensor que es compartido por las Nikon D3200 y D5200. Su predecesora, la cual poseo, había puesto las cosas muy difíciles con un excelente rendimiento, gran calidad de imagen y cuerpo muy bien construido. El gran reto de Nikon en este modelo, Nikon D7100, es el abandono del filtro óptico de paso bajo(OLPF) para mejorar la nitidez teniendo en cuenta que el conocido efecto Moirè que se atenúa con ese filtro sucede en pocas ocasiones. La omisión de este filtro debería da mayor consistencia a los RAWs de esta cámara y dejar a un lado aquello de que los RAWs son "blanditos" y necesitan de enfoque. Un abandono que se produjo con la Nikon D800E pero con desiguales resultados ya que en este aspecto importa - y mucho - la óptica que se utilice en cada momento. Además de este filtro, destaca dentro de la Nikon D7100, que se ha mejorado significativamente el sistema de autofocus que pasa a ser de 51 puntos - por los 39 de su predecesora - teniendo entre ellos 15 puntos en cruz (los que mayor precisión nos dan). Mejoras en la pantalla trasera, un cuerpo aún más robusto y sólido de aleación de magnesio y la reubicación de varios botones son algunos de los cambios más significativos de este modelo. Como siempre, hacemos un repaso a las especificaciones principales: * Sensor CMOS de 24.1MP CMOS de formato DX sensor, sin OLPF * Procesador de imagen EXPEED 3 * Rango ISO entre 100-6400, llegando a 25.600 * Velocidad de obturación hasta 1/8000 * Sistema de autofocus de 51 puntos con 15 sensores de tipo cruz * 6 fps de disparo continuo en el modo DX, 7 fps en el modo de recorte 1,3x * Grabación de vídeo 1080 a 60i/30p, con micrófono estéreo situado en el frontal de la cámara. * Visor con cobertura del 100% * Pantalla LCD de 3,2", pantalla LCD de 1,2 Millones puntos * Sellado completo para agua y polvo equivalente al de la Nikon D800 Ergonomía y Diseño Físicamente, la D7100 es muy similar a su predecesora, con un peso y un tamaño casi idénticos lo cual las hace indistinguibles en un primer vistazo. Hay ciertos detalles como el botón de bloqueo del dial superior o la marca roja del grip - que ahora cambia de forma - que las hacen diferenciarse. Por la parte de atrás la no inclusión del protector de pantalla en la D7100 puede ser el único hecho que las diferencie pues casi todos los controles clave permanecen en los mismos lugares aunque algunos estén intercambiados entre sí con respecto a la D7000. Sin embargo, en este aspecto lo más importante está donde no puede verse y es la construcción de este modelo a base de aleación de magnesio y cubierta de policarbonato. Un detalle muy interesante: posibilidad de personalizar el botón trasero "Ok" para un solo clic en la lupa en el modo de reproducción. Este es un gran ahorro de tiempo cuando se revisan muchas imágenes en la pantalla. Otra cosa que ha cambiado es la nueva pantalla OLED que podemos ver cuando miramos por el visor de la cámara. El visor de la D7100 ofrece una cobertura del 100% y un ocular rectangular, como el de la D600 y D300S. El dial superior se presenta idéntico al de la D7000 con la salvedad de añadir un bloqueo de cierre en la parte superior que junto con el de la base del mismo impiden la rotación accidental de los modos de disparo. Por la parte trasera, una de las novedades más significativas resulta el Control Live View que es exactamente el mismo de las D600 y D800, y cuenta con un botón de activación de Live View con un interruptor de tipo collar. En el modo de vídeo se recorta la vista en la pantalla LCD para previsualizar el campo de visión capturado durante la grabación. El compartimento para la batería permanece sin alteración significativa y la batería es la misma que la de la D7000, la EN-EL15 en este caso con un rendimiento más bajo alcanzando, según Nikon, las 950 fotografías por las 1050 de su predecesora. También el slot de tarjetas sigue siendo doble y para tarjetas SD/SDXC/SDHC, permitiendo que, de usar dos, puedan configurarse la segunda en modo copia de seguridad o en modo desbordamiento (al llenarse la primera, escribe en la segunda). Un detalle más. El agarre para el grip opcional cuenta con el agujero en una posición diferente al de la D7000 por lo que a priori no es posible usar un grip diseñado para ésta en el nuevo modelo. Y otro más aún: El equilibrio de peso me resultó distinto en casi todo momento pero en todo momento muy equilibrada. Como vemos, el diseño de la Nikon D7000 recoge muchos detalles de 4 cámaras: D800, D600, D300s y, por supuesto, la D7000. Rendimiento Una de las primeras cosas que uno nota con la Nikon D7000 son sus 24 Megapíxeles. Compra tarjetas de altísima velocidad porque si no lo estarás notando todo el rato y puede llegar a ser desesperante realizar varias fotografías seguidas. En las pruebas utilizamos tarjetas de clase 10 y velocidades de 30MB/s pero aún así hubo ocasiones de ralentización. Alertado, por ese problema pasamos a probar, con una tarjeta de las denominadas Extreme de una conocida marca con una velocidad de 95MB/s y la cosa cambia. Hay que decir que, en su favor, el modo de recorte 1.3x nos da imágenes en RAW de 15 Megapíxeles que seguramente sean más que suficientes para disparar en ráfaga en la mayoría de las ocasiones. En este modo el problema de buffer se reduce pero no termina de desaparecer. Pero si analizamos el rendimiento del autofocus en ráfaga tenemos un problema no resuelto. Los 15 puntos en cruz de su sistema de 51 puntos son una maravilla y, además, con ese límite de -2EV. Pero la posibilidad abierta de usar teleobjetivos y teleconvertidores para deportes de acción y similares queda bastante limitada por los problemas comentados de buffering. Una de las cosas que me ha llamado la atención es que la D7100 hereda el programa AutoISO tan bien implementado que vimos por primera vez en la Nikon D800, y más tarde en la D5200. ISO 1600, apenas hay ruido y se mantiene casi todo el detalle En general, la D7100 es una cámara con buena respuesta tanto en manejo como en configuración de las diversas pantallas del menú. Sin embargo, habrá que dedicarle un buen tiempo al principio para poder adecuar la configuración y la personalización de los menús a nuestros hábitos fotográficos. Calidad de imagen Llama poderosamente la atención el que la Nikon D7100, aunque tengas desactivada la reducción de ruido, la aplica - aunque menos agresivamente - por encima de valores ISO superiores a 1250 ISO. Quieras o no quieras se aplica. Aun así el rendimiento es muy bueno a casi cualquier ISO hasta 1600, bajando ligeramente a 3200 pues se empieza a notar pérdida de detalle. Sin embargo este sensor es exigente con las ópticas y se nota el uso de una buena óptica que le saque todo su potencial. El detalle es realmente magnífico en casi todas las situaciones. Aunque al principio no lo aprecié demasiado, según fui probando y comparando en alguna ocasión con mi Nikon D7000, se llega a apreciar bastante el resultado de la eliminación del filtro de paso bajo. Busca una situación y la Nikon D7100 la resuelve bien. Tal vez en alguna ocasión, con buena luz, tiene cierta tendencia a sobreexponer medio paso, lo cual no es muy significativo pues ya sabemos que se puede recuperar más información de las altas luces. Conclusiones Estamos, sí, ante una actualización de la Nikon D7000, con este modelo Nikon D7100, pero menuda actualización. Quitando el problema del buffering que puede solventarse utilizando la opción de recorte 1,3x usando 15 Megapíxeles, estamos ante una cámara que, aunque lleve un sensor APS, da resultados verdaderamente profesionales. Y es que esa amalgama de detalles escogidos del buen trabajo de Nikon con su predecesora así como de otros de las D600, D800 y la D300s realmente están muy bien ensamblados y conforman un conjunto "todoterreno" que puede funcionar en multitud de situaciones distintas. Tal vez su precio, aún un poco alto, limiten las opciones de los usuarios más avanzados o incluso de profesionales. Más información | Nikon

Publicidad

Inicio